Hace unas semanas os presentábamos a MANO DE PIEDRA a través de nuestro test. En su introducción alabábamos ‘Today’s Ashes’, su debut, a través de nuestra reseña. Volvemos a agradecer a  VB ComunicAction como intermediaria para seguir profundizando en la banda de Vigo; esta vez, de la mano de 10 discos de 10. De paso, os recordamos que el 27 de febrero estarán actuando en Madrid junto a Osezno. Tenéis las entradas disponibles en Wegow, y toda la información en su evento en Facebook.

Aprovechamos para recordaros que para ayudarnos a seguir creciendo y mantener la web, podéis hacer donativos mediante paypal a través de este botón:

Facebook_-_iconoyoutube instbandcicno

Nano (guitarra):

Bueno es imposible responderte con total sinceridad, ya que en cada momento puedo cambiar de disco o canción del día, pero me voy a centrar en dos discos que para mí son muy especiales de mi época juvenil y que escucho cada dos por tres.

  • Malas noticias de Los Suaves: Soy un 50% Ourensano y desde pequeño mi primo me educó con el rock de la época y este disco me impactó mucho, especialmente por el tema que da título al disco. Estamos hablando de un disco de 1993, yo tenía 13 años y me alucinó toda la estructura y la potencia guitarrera, para mi Alberto Cereijo (su guitarrista solista) es una auténtica fiera. A día de hoy lo escucho de vez en cuanto y me trae muy buenos recuerdos.

  • The Crimson Idol de W.A.S.P.: Este disco es de 1992 y lo debí de conocer un par de años después. Desde la primera vez que lo escuche me atrapó. Me encanta el rollo conceptual de que cuenta una historia de una estrella del rock, sus comienzos, éxitos y su caída. Las baterías son muy raras, como si un cavernícola estuviera dándole golpes, las guitarras brutales con solos afilados y temas que empiezan muy tranquilos como The Idol, mi preferido, con cierto aire a power rock de los 80´s pero lo mejor las melodías y la voz de Blackie Lawless. Recientemente me compré el vinilo porque para mí es necesario tenerlo a mano en la estantería.

David (Batería y voz):

Como bien dice Nano, es complicado hacer estas listas, porque seguramente de esos 10 discos 4 o 5 los vayas variando según tu estado de ánimo. Aún así me gustaría incluir en ésta los discos que más me hayan influenciado tanto personalmente como musicalmente.

  • Vulgar Display of Power de Pantera: Es muy probablemente el disco que más me rompió el cerebro a mis 12 años. Sólo la portada ya causó un efecto en mí difícil de definir. Entre miedo y curiosidad. Las fotos del interior no ayudaban (o sí), y es muy posible que haya sido este disco el que definitivamente hizo que me decidiera a tocar la batería en aquel momento.

  • Adrenaline de Deftones: posiblemente el grupo que mejor ha sabido llevar la ola de nu-metal a lo largo de su carrera. Para mí este disco expone a los Deftones más crudos y con más mala hostia de toda su carrera. Sería injusto no hablar de Around the fur o White pony, que son trabajos que escucho por lo menos una vez al mes, pero creo que a día de hoy, Adrenaline, es el trabajo que más me gusta de ellos. El estilo de Chino Moreno me pareció una genialidad del momento.

  • The Shape of Punk to Come de Refused: Esta joya del post-hardcore es indescriptible. Es una oda a la clase trabajadora, tiene un himno generacional y es una sacada de polla como pocas en la historia. No se puede decir mucho de este disco. Descubrí New Noise en un CD recopilatorio de la Metal Hammer (Killing cuts 5, o algo así) y recuerdo pensar, ¿qué es esto?, es punk, pero no es punk, es metal, pero no es metal, es rock? Qué coño!? (Hasta que alguien me vino con el término de post-hardcore, y lo único que hice fue asentir…). Este disco es perfecto y una de las cosas que más me voló la cabeza fueron los berridos de Dennis Lyxzén.

  • Lateralus de Tool: ¿Qué se puede decir de este disco que no se haya dicho? Solo recuerdo ser feliz en mis 4/4 y de repente, Ésto. Solo la primera canción, The Grudge, podría ser un disco entero. Es indefinible y muy difícil de explicar lo que siento cada vez que lo pongo. Lo sigo oyendo a día de hoy y descubriendo cosas nuevas.

  • Origin of Symmetry de Muse: No soy un mega fan de Muse. Me gustan mucho sus discos, pero no soy un loco. Excepto con este disco. Recuerdo estar en mi casa un martes (u otro día random, me refiero a que no era fin de semana) y empezar los conciertos de Radio3 en TVE2. Aparecen estos 3 locos (sobre todo el puto Bellamy) y empiezan a tocar una movida medio progresiva, muy melódica, con toques muy punks y muy post-hardcore (me recordaba muchísimo a los ya mencionados Refused) pero sin dejar de hacer un rollo ‘popero’. No sé cómo describirlo a día de hoy. Al día siguiente fui al Corte Inglés y me compré el disco. Este disco es brutal. A día de hoy lo tengo en vinilo y suena cada poco.

  • Leviathan de Mastodon: Descubrí a Mastodon con el Blood Mountain y el Crack the Skye no me enganchó al principio. Así que fui hacia atrás. No sabría que decir. Otro disco con himno, y posiblemente la reinvención del metal moderno. Son unos animales. Los odias porque son buenísimos. Técnica y creativamente. Me parece el disco más redondo de los de Atlanta, pero sinceramente, como ya dije antes, debería incluir la discografía entera en este apartado. Ya los vi unas cuantas veces en directo, y hubo conciertos que me quedé flipado (Batschkapp, Frankfurt, 2012) y otras que me horrorizaron (Sonisphere 2012, Madrid) pero los amo y los idolatro (no. En realidad no creo en la idolatría), simplemente los disfruto muchísimo.

  • Ok Computer de Radiohead: Creo que es el único disco que puedo escuchar de arriba abajo de Radiohead y disfrutar cada nota. Es otro de esos discos con himno y redondos. Ni un pero que ponerle. Emotivo, melancólico, tocado con muy buen gusto, raro (como la discografía entera de Radiohead) y con un sabor agridulce final. Otro de los discos que más suelo poner en mi equipo.

  • The Bedlam in Goliath de The Mars Volta: ya era muy fan de Cedric Bixler Zavala y de Omar Rodríguez López cuando formaban parte de At the Drive In, de hecho, me fastidia bastante tener que dejar fuera un disco como Relationships of command, pero es que me quedo sin huecos ya. Este disco es una maravilla melódica y de ritmos locos. Me chifla cada vez que abre el solo de batería de Thomas Pridgen en Wax Simulcra (Corte 4), es, sin duda, algo para disfrutar. Son otra de esas bandas que podría recomendar la discografía entera. Son unos genios. Muchísima envidia. Es otra de las bandas a las que recurro frecuentemente. Simplemente geniales. (Eso sí, ten cuidado que te pueden volver loco).

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.