0Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

“¿Qué es Matrix?” Es algo que podemos escuchar en boca de Neo hacia Trinity en mitad de una discoteca, después de que éste siguiera al conejo blanco. “La respuesta la encontrarás por ahí. Te está buscando y te encontrará siempre que lo desees”. Unos minutos después, es Morfeo el que da repuesta al protagonista. “Éste es el mundo que tú conoces. El mundo tal y como era a finales del siglo XX. Ahora sólo existe como parte de una simulación interactiva neural que llamamos Matrix. Has estado viviendo en un mundo imaginario, Neo. Éste es el mundo como es hoy en día. Bienvenido al desierto de lo real”. Matrix supuso un punto de inflexión en la ciencia ficción a finales de los 90, y a día de hoy, sigue con un reconocimiento intacto… al menos su primera entrega.

No nos engañemos, la segunda y la tercera no llegaron al nivel de calidad ni de impacto de la original, por mucho que alguno de sus efectos especiales lo petaran, o por una persecución en plena autopista que es una de las escenas más memorables de la saga. Pero la primera… ay, la primera. Y sí, en ella también jugó un papel fundamental la música. No ya solo el tema central de la película, con imágenes del film en su videoclip (hay otro sin ellas) alternándose con la de Omega y su banda, y que sonaba de fondo en los créditos finales, sino con mucho más. Lo admito: no soporto ‘Rock is Dead’ de MARILYN MANSON, pero adoro ‘Mechanical Animals’, el disco en el que se presentó. Sencillamente, veía en ella otro intento de crear una nueva ‘The Beautiful People’ (que tampoco me vuelve loco), y consiguió producirme cierto rechazo. Pero antes, durante dos horas, tenemos varios momentos musicales.

Un amigo de Brian Warner, Rob Zombie, sonaba en la citada discoteca con ‘Dragula’ mientras Neo y Trinity se conocían. Éste muta en ‘Mindfields’ de THE PRODIGY, en toda una oda al maquineo. Un par de minutos antes, aunque no esté incluida en la banda sonora, podemos oír ‘Dissolved Girl’ de MASSIVE ATTACK. Más de media hora tiene que pasar para que la electrónica retorne con LUNATIC CAL y ‘Leave You Far Behind’ con Neo y Morfeo luchando en el simulador que sirve para adiestrar al elegido. Una vez preparado para su incursión en Matrix, Rob Dougan y ‘Clubbed to Death’ suena mientras ven a la famosa mujer del vestido rojo, otro programa de instrucción diseñado para enseñar una cosa: “si no estás con nosotros, eres uno de ellos”. Poco después, previa cita con el Oráculo y antes de conectarse, ‘Prime Audio Soup’ sirve de aperitivo a la entrada del mundo virtual. En él, después de todos los contratiempos que surgen, Neo y Trinity nos regalan un momento memorable al ritmo de ‘Spybreak’ mientras se cargan a quien se les pone por delante en el vestíbulo del edificio donde tienen retenido a Morfeo.

“Sé que estáis ahí. Percibo vuestra presencia. Sé que tenéis miedo. Nos teméis a nosotros. Teméis el cambio. Yo no conozco el futuro. No he venido para deciros como acabará todo esto; al contrario, he venido a deciros cómo va a comenzar. Voy a colgar el teléfono y luego voy a enseñarles a todos lo que vosotros no queréis que vean. Les enseñaré un mundo sin vosotros, un mundo sin reglas y sin controles, sin límites y fronteras. Un mundo donde cualquier cosa sea posible. Lo que hagamos después es una decisión que dejo en vuestras manos”. Quizá el momentazo más épico es cuando tras ese discurso tenemos los guitarrazos de Tom Morello y el grito de Zach de la Rocha antes de que Neo surque los cielos; y es que aquello era una llamada a despertar.

En la película no tenían presencia, pero algunas de las bandas del momento también prestaron algunas de sus composiciones. RAMMSTEIN empezaban a tener cierta notoriedad gracias a  ‘Sehnsucht’, su paso por el Family Values junto a KORN, LIMP BIZKIT y ORGY (originalmente, su puesto lo ocupaba Rob Zombie)… y por su incidente en Worcester, por el que Till Lindemann y Flake fueron detenidos; como no, la elegida fue ‘Du Hast‘. DEFTONES ya asomaron la cabeza con su debut y sobresalieron más con ‘Around the Fur’ gracias a ‘My Own Summer’, aquí presente, y ‘Be Quiet and Drive (Far Away)’. Posteriormente, se consagrarían por completo con ‘White Pony’. MONSTER MAGNET tenían reciente relativamente reciente ‘Powertrip’, pero fue ‘Look to Your Orb for the Warning’ de ‘Dopes to Infinity’ la elegida. Remataba el póker de ases en la sombra ‘Bad Blood’, el single de tirón de MINISTRY en ‘Dark Side of the Spoon’… y que pudimos disfrutar antes en la propia banda sonora que en su propio álbum, editado más de dos meses después.

De paso, algunas canciones fueron usadas en sus distintos trailers; incluso alguna ya usada en otra banda sonora. Y es que en uno de ellos, aunque fuera sólo de manera sutil (con sus primeras notas), podíamos oír ‘(Can’t You) Trip Like I Do’, la unión de FILTER y THE CRYSTAL METHOD usada en ‘Spawn’… que nos da para otro artículo. De momento, el de Matrix termina aquí.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.