placebo2017

Con siete discos a sus espaldas, varios EPs (el más reciente publicado a finales de 2016), unos cuantos DVDs, y algún que otro recopilatorio, PLACEBO están de cumpleaños. Ya en ‘Once More with Feeling: Singles 1996–2004’ editaron un tema titulado ‘Twenty Years’, pero es en 2016 cuando han empezado a celebrar el vigésimo aniversario de su debut homónimo. Lo hicieron con la subida de varios vídeos en directo en su canal de YouTube (a los que acudiremos en varios momentos de este artículo; aunque aquí tenéis una lista de reproducción de los mismos), y continuaron con una gira a finales del mismo año que tendrá su continuación la próxima primavera, con fechas en Barcelona, Madrid, Granada y Logroño incluidas (entradas en ticketmaster); también serán los cabezas de cartel del Mallorca Live Festival. Desde aquí nos sumamos a su celebración con el resumen de su trayectoria a través de treinta de sus canciones más conocidas. Una buena manera de ver su evolución y recordar algunos videoclips de lo más vistosos y míticos.

En la página de LiveNation tenéis la información de sus fechas en Barcelona, Madrid y Logroño.

Bruise Pristine: su primer single vio la luz antes que ‘Placebo’, como parte de un ‘Split’ con SOUP a finales de 1995. Unos meses después se incluiría en su debut una regrabación del mismo.

36 Degrees: “…Someone tried to do me ache (it’s what I’m afraid of)”. En bucle, una y otra vez. Su velocidad y ritmo pegadizo hacía que se te quedara grabada la frasecita, mucho más que su vídeo submarino.

Teenage Angst: si de ritmos pegadizos hablábamos, aquí tenemos un ganador de su primer álbum. En cuanto a vídeos, comparado con el de arriba, esto era como la noche y el día; uno oscuro y con el agua como protagonista, y otro colorido con ese rojo vivo muy presente de fondo. Aunque ninguno de los dos terminarían siendo de los mejores ante lo que estaba por venir.

Nancy Boy: gracias a la popularidad de la película ‘Airbag’, muchos conocimos a PLACEBO. Entre Albert Pla y LOS CORONAS, se incluían temas de SKUNK ANANSIE o GRAVITY KILLS, además de este ‘Nancy Boy’. Curiosamente, ‘Do What I Say’ de CLAWFINGER, que se escuchaba durante la entrada de los protagonistas en The Big Club no estaba en la banda sonora.

Pure Morning: posiblemente, su vídeo más icónico. Con los medios actuales seguramente se hubiera podido hacer sobre esa idea algo mucho más vistoso, pero no se podía pedir más para la época. Además, era la apertura perfecta para ‘Without You I’m Nothing’, una especie de intro alargada y con letra.

You Don’t Care About Us: la frescura de su debut estaba en composiciones como ésta, aunque la estética oscura se mantenía. Otra vez los efectos llamaban la atención con los tiburones… pero al menos no llegaban a la cutrez de la tercera parte de la película de los escualos.

Without You I’m Nothing: el lado más melancólico y depresivo de Brian Molko y los suyos salía a relucir con la canción que daba título a su segundo trabajo. Una de esas que deja huella y que te toca la fibra. Para el recuerdo queda su versión con David Bowie.

Every You Every Me: continuando con bandas sonoras, ésta fue incluida en la de Crueles Intenciones, protagonizada por Sarah Michelle Gellar, Reese Witherspoon, Ryan Phillippe y Selma Blair… y que hasta hace poco parecía que iba a tener continuación en forma de serie de la NBC, aunque al final la idea quedó descartada por la cadena. Eso sí, el tema principal de la película era el de unos compatriotas, THE VERVE y su ‘Bittersweet Symphony’.

Taste In Men: otra muestra más de su lado más denso, utilizado de nuevo para abrir un álbum. ‘Black Market Music’ fue presentado con su curioso y misterioso videoclip, en el que Brian Molko era protagonista absoluto.

Days Before You Came: han sido una banda que va más allá de sus singles, por mucho tirón que hayan tenido con la mayoría de ellos. ‘Days Before You Came’ es sólo un pequeño ejemplo, marca de la casa: pegadizo, rápido y directo. Mejor en concierto, claramente. De comienzo muy parecido a la siguiente en la lista, y sí, repite más de la cuenta el título. Pero sigue siendo un temazo, y más en concierto. Aquí un ejemplo.

Special K: puede que para este tipo de cortes llevaran puesto el piloto automático, pero eran unos maestros. Impagable su playback en el Festival de San Remo y el desplante de Molko al final con toda su chulería.

Black Eyed: evidentemente, no pueden meter todos los temas de su discografía en sus set actuales. De hecho, ‘Black Market Music’ es uno de sus trabajos con menos representación… pero bastante tienen con conseguir contentar a todo el mundo con 25 canciones. Aquí está una que seguramente agradaría a la mayoría.

Slave to the Wage: “… run away from all your boredom”. Puede no sea la mejor de sus canciones, y que sea algo repetitiva, pero tiene algo que atrae. Su vídeo está inspirado en las películas de ficción del momento. En directo les quedaba más cañera, y en su Unplugged supieron darle un toque distinto.

This Picture: Aquí dicen adiós a la ahstray girl… y unos años después crearían ‘Ashtray Heart’… a pesar de ese estribillo en español tan peculiar que hicieron. La protagonista del vídeo es la actriz italiana Asia Argento, hija de Dario Argento.

Sleeping With Ghosts (Soulmates): aunque el tema que dio título a su cuarto trabajo es otro de los aquí presentes que no fue singles, y aunque apenas la toquen de manera fiel a la original en directo (aquí la podéis ver), merecía estar aquí. Pronto se convirtió en ‘Soulmates’, una revisión más acelerada y cañera, dando incluso nombre a un DVD y llegando a regrabarla en estudio.

The Bitter End: si hay un momento festivo inequívoco en sus conciertos, es la interpretación de ‘The Bitter End’. Más con Stefan dando un paso al frente y alentando al público en sus primeros acordes.

Special Needs: a través del recuerdo e interacción (a distancia) de una pareja, y con su letra, consigue emocionar. Y eso que hay pocos sitios menos glamurosos para tocar que una piscina abandonada. “Remember me…”

Protect Me from What I Want: su vídeo no fue publicado de manera oficial (aunque aquí lo tenéis en Vimeo) por su contenido sexual explícito. En su MTV Unplugged alcanzó una nueva dimensión con la colaboración de Joan As Police Woman.

Twenty Years: tras su cuarto disco y su consiguiente gira, se fueron cerrando etapas. Publicaron su primer DVD, Soulmates Never Die (Live in Paris 2003) ‘, un álbum de versiones… y en su recopilatorio ‘Once More with Feeling’, que vio la luz en el año 2004, se incluyeron tres nuevos temas. ‘I Do’, ‘Protège-Moi’ (versión en francés de su propia canción), y la que nos ocupa. Con ese título, era de cajón que la recuperaran para la gira celebrando sus décadas.

Meds: la canción cuenta con la colaboración de la americana Alison Mosshart en segundo plano susurrando que si nos acordamos de tomar las medicinas. Justamente el tema que lo abría y que daba título al disco, fue su último single. En el vídeo Brian Molko sorprendía con su cabeza rapada, delirando con todo lo que se metía para el cuerpo.

Infra-Red: da igual que la hayan usado para abrir o cerrar actuaciones, encaja tanto al principio como al final. Y es que es en directo donde mejor resultado da, con mayor importancia de los arreglos que en estudio. “Someone called the ambulance…”.

Because I Want You: otro corte con su sello distintivo. La melodía se abre paso a través del golpe de caja para dejarnos otro de sus temas más pegadizos y buenrollistas.

Song To Say Goodbye: cerraron ‘Meds’ tirando de melancolía, tanto instrumental como de letra. Un título perfecto para un broche de oro con el que decir adiós a su quinto disco de estudio. El vídeo era más un corto que un clip al uso.

For What It’s Worth: sus discos podían ser mejores o peores, con más o menos relleno. Pero sus tres o cuatro singles con tirón siempre han estado ahí. El de presentación de ‘Battle for the Sun’ fue éste, en el que podíamos ver a Steve Forrest, su nuevo batería.

Ashtray Heart: no pasará a la historia por ser su mejor vídeo. Tampoco por tener el mejor estribillo del mundo con ese par de palabras en castellano… que chocan al principio, pero que terminarás cantando. Pero por lo demás, una de tantas melodías y composiciones pegadizas en su carrera.

Battle for the Sun: siendo de sus temas más lentos de entrada, explota en un ritmo atrayente y un estribillo melancólico y épico. No fue single, pero terminaría destacando por encima de otros que sí lo fueron, como ‘The Never-Ending Why’ o ‘Bright Lights’.

Too Many Friends: si hace falta ponerse serio, se ponen. Una llamada de atención a la época actual donde, aunque parezca que estamos más conectados que nunca, interactuando de manera constante, más aislados estamos en el trato personal. Demasiados amigos, demasiada gente que nunca hemos visto.

Loud Like Love: con el tema título de su séptimo disco de estudio se subieron al carro de la moda de los lyric video. Puede que suene algo genérica y que no superara antiguos hits, pero cumplía su cometido, para variar.

Jesus Son: he aquí su grabación más reciente, como parte de su último EP. Junto a un par de temas en directo, incluyeron tres versiones y sólo ésta como composición propia, que es la que ha tenido hueco en sus últimos conciertos.

Running Up That Hill: como solemos hacer en este tipo de artículos, terminamos con un puñado de versiones… o una, en este caso, aunque no sea la que da título a su último EP, ‘Life’s What You Make It’, originalmente de TALK TALK. Salieron bien parados vistiéndose de Depeche, transformando el ‘Where Is My Mind?’ de THE PIXIES y recuperando el ‘Jackie de Sinead O’Connor (las dos últimas, presentes en su Unplugged). Incluso hubo una época en la que les dio por tocar ‘All Apologies’. Pero si una sobresale sobre las demás, es ésta de Kate Bush y que popularizaran WITHIN TEMPTATION. En el primer tramo del 20 Years of Placebo Tour la han usado para cerrar sus actuaciones, y nosotros hacemos lo propio para este artículo. Infinitamente mejor en vivo que en estudio.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.