9.75Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
9.8

30 de octubre. Noche del diablo. “Antiguamente la gente creía que cuando alguien muere, un cuervo se lleva su alma a la tierra de los muertos, pero a veces sucede algo tan horrible, que junto con el alma, el cuervo se lleva su profunda tristeza, y el alma no puede descansar. Y a veces, sólo a veces, el cuervo puede traer de vuelta el alma para enmendar el mal”.

¿Qué puede salir mal de un álbum en el que mezclas a THE CURE, STONE TEMPLE PILOTS, PANTERA, HEMLET o NINE INCH NAILS (entre otros)? Pues poca cosa. Grupos consagrados, otros al alza, algunos que tuvieron aquí su momento de gloria para después caer en el olvido… A finales de marzo de 1994 veía la luz una de las más famosas y míticas bandas sonoras de aquella década (y más allá, claro), casi un año después de la trágica muerte del protagonista de la película, y poco más de un mes antes del estreno.

Y es que ‘The Crow’ es una película que se podría catalogar de culto, no ya sólo por la pérdida de Brandon Lee en extrañas circunstancias. No me voy a enrollar en el suceso que todo el mundo sabe ni en las teorías conspiranoicas alrededor de su figura (igual que ocurrió con su padre): en una escena en la que Eric Draven era tiroteado por varios miembros de la banda de Top Dollar, accidentalmente, una bala fue disparada por una de las pistolas con dramáticas consecuencias. Acababa de cumplir 28 años y se truncaba una prometedora carrera en el cine.

Pero vuelvo a retomar una de las claves de la película. No siempre tenemos por delante una banda sonora con tanta presencia en el propio metraje; sí, muchas veces un tema central puede ser usado para los títulos de crédito, otro para promocionarla con imágenes… y ahí se queda la cosa. Pero aquí iba mucho más allá, y es que hasta el propio Eric nos deleitaba con un solo de guitarra en una escena épica en la parte alta de uno de los edificios de Detroit la que el instrumento terminaba destrozado. Y es que a él hacen referencia como «… el rockero Eric Draven» en un determinado momento.

Me sitúo, y enumero en orden cronológico (no del tracklist) cada aparición. STONE TEMPLE PILOTS prestaban su ‘Big Empty’, un tema que ya interpretaron en el Unplugged de la MTV y que vería la luz en su segundo álbum, ‘Purple’ (en junio de ese mismo año). Todo el mundo la asocia a la parte final de los créditos… pero también podemos escuchar un breve extracto con la panda de T-Bird en el coche antes de la explosión que perturba el perrito que se están comiendo el Sargento Albrecht y Sarah. La carrera de FOR LOVE NOT LISA no tuvo mucho recorrido, pero dejaron ‘Slip Slide Melting‘ como momento a la reunión de Funboy, Tin Tin, Skank y T-Bird encañonándose entre ellos mientras beben. Pero no tardamos en llegar a dos de los momentos más brillantes e icónicos del film…

Poco después Eric se convierte en El Cuervo como tal mientras suena ‘Burn’ de THE CURE, y poco más de un minuto después, el cuervo (animal) guía a su personaje hacia su primera víctima con ‘Dead Souls’ de NINE INCH NAILS, una maravillosa versión de JOY DIVISION que en directo es todavía mejor. El film prosigue e incluso encontramos a MEDICINE interpretando ‘Time Baby III’ en The Pit bajo esa ambientación tan tétrica que se desprende en todo el metraje. THE JESUS AND MARY CHAIN hacen acto de presencia con ‘Snakedriver’ mientras Darla (madre de Sarah) y Funboy tontean, y tras la visita de Eric a la casa de empeños de Gideon con el que tiene más que palabras, ambos van a la parte de arriba del bar mientras suena ‘Color Me Once’ de VIOLENT FEMMES, dando paso a la conversación tan trascendental del mimo con el sargento, y volviendo a Top Dollar la trama con ROLLINS BAND y ‘Ghostrider’.

La acción vuelve a Darla y Funboy, que se inyectan morfina al son de los ritmos industriales de MACHINES OF LOVING GRACE y ‘Gholgotha Tenement Blues’ (otros que se quedaron por el camino, y que tres años después se separarían). ¡Hasta ‘Milktoast’ de Helmet encuentra su momento en The Pit mientras Gideon ahoga sus penas en alcohol! Unos minutos más tarde, éste muere a manos de Top Dollar en presencia de Grange, y aunque sea en un segundo plano (y muy bajito), ahí tenemos ‘The Badge’ de PANTERA como testigo de una nueva muerte (versión de POISON IDEA incluida en la versión japonesa de su aclamado ‘Far Beyond Driven’). Tenemos que esperar un buen rato, hasta un nuevo encuentro entre Sarah y Albrecht para oír brevemente ‘Darkness’ de RAGE AGAINST THE MACHINE (“… Cuándo alguien muere, no puede volver, ¿no?”), desembocando poco después en el citado solo de guitarra y dando paso de nuevo a una actuación en The Pit, con MY LIFE WITH THE THRILL KILL KULT interpretando ‘After the Flesh’ como previa al famoso tiroteo masivo de la banda de Top Dollar contra Draven. Por delante, media hora de acción, sentimiento y melancolía que cierra con la tristeza de Jane Sibbery y ‘It Can’t Rain All the Time’ (y la ya citada ‘Big Empty’). Efectivamente, catorce temas, y todos y cada uno aparecen en la hora y media de película.

“Si nos roban a nuestros seres queridos, la forma de hacer que vivan más tiempo es no dejar de amarlos nunca. Los edificios arden, la personas mueren, pero el amor verdadero es para siempre”. El cuervo, una película, un personaje y una banda sonora para el recuerdo… que se reedita para el Record Store Day 2019 (aquí tenéis el listado completo de las ediciones especiales para ese día).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.