cornell

Han sido varios los flashes que han pasado por mi cabeza cuando, sentado delante del ordenador, un amigo que vive en Inglaterra mandaba a un grupo de Whatsapp la noticia sobre la muerte de Chris Cornell. La primera imagen, la del vídeo de ‘Black Hole Sun’ cuando lo ponían en los 40 semana tras semana (suena raro hoy en día, ¿eh?). La segunda, otro vídeo; éste, el de ‘Hunter Strike’, aunque lo descubriera años después (creo recordar que en la MTV2). Aunque no fuera con SOUNDGARDEN, pude ver al cantante en directo con AUDIOSLAVE en un Festimad, cuando todavía se celebraba en Móstoles. También venía a mi mente el anuncio de la reunión de SOUNDGARDEN a principios de 2010. Mi cabeza pensó “vuelve el grunge” con el resurgimiento de PEARL JAM, la vuelta de ALICE IN CHAINS años antes… Incluso tuve la suerte de asistir a una preescucha de medios de ‘King Animal’ en las oficinas de Warner en Madrid para la que escribí en TMC. Nunca hubiera pensado quince años atrás que haría algo así, escuchar antes que nadie el nuevo álbum de uno de los grupos de mi adolescencia. Unos meses antes de esa cita, por fin veía a SOUNDGARDEN a su paso por el Sonisphere en su edición de 2012. También vino a mi cabeza abrir twitter en mi móvil hace dos años y medio volviendo de una consulta médica, a primera hora de la mañana, y ver el nombre de Scott Weiland; mi subconsciente ha hecho que cuando ve algún personaje entre los temas más comentados no piense precisamente nada bueno. Por desgracia, esa sensación ha ido en aumento. Unas horas después de saber lo del vocalista de STONE TEMPLE PILOTS y VELVET REVOLVER, me sentaba con el teclado delante y escribía 20 canciones por las que recordaría al cantante.

Metiéndonos en este artículo, no os mentimos. Igual que hemos resumido la carrera de METALLICA, FOO FIGHTERS, GUNS N’ ROSES, UZZHUAIA u otros en X canciones, tenemos un archivo (extenso) en el que hay varios grupos y una selección (a modo de borrador) de algunos de sus temas más emblemáticos. Entre ellos estaban SOUNDGARDEN; tenemos uno listo por de HIM (que ponen fin a sus 26 años a finales de 2017), y otros todavía a medias como ALICE IN CHAINS, IRON MAIDEN, NIRVANA, MARILYN MANSON, THE SMASHING PUMPKINS… Nuestra mejor manera de rendir tributo a través de la música. Nos costaba asimilarlo por la inmediatez de esta era digital, y pusimos la noticia después de asegurarnos que los medios serios y profesionales confirmaban el triste suceso.  Quiénes nos leen habitualmente saben que no somos los primeros en publicar la noticia, no nos mueve el impulso de ganar a toda costa likes y retweets. Y aun así nos ha repateado ver algunos comentarios en las redes, tanto de medios sensacionalistas, como de gente que se hace llamar periodista, y claro está, de usuarios, que parecen conocer de toda la vida a una persona de 52 años cuando lo que les llega seguramente sea una realidad borrosa de lo que vive cada uno; no, el éxito de tu profesión no es tener todo en la vida. La tarde del día 18, lo mismo que la mañana, casi habiendo peleas por poner antes que los demás que aparentemente, se había suicidado ahorcándose. Abro paréntesis para decir que la falta de empatía es uno de los peores males que hay en esta sociedad. Puro asco. Así que aquí está nuestro homenaje a una de las voces icónicas de los 90 a través de lo que mejor sabía hacer: su música. Tomamos como punto de partida ese artículo a medio hacer de SOUNDGARDEN, lo rehacemos e incorporamos otros de sus proyectos para decir adiós a un grande, que comenzó su carrera en 1984; 33 años han contemplado una dilatada trayectoria, y 33 canciones escogemos. Dicen que muchos artistas sacan lo mejor de sí mismos cuando peor ánimo tienen. Así que ahí vamos. No le conocíamos, la mayoría de los millones de personas que le escuchan y le han idolatrado tampoco, pero no podemos evitar un sentimiento: con su muerte, se nos va otro pedacito de nuestra juventud.

Ya está junto a Kurt Cobain y Layne Staley, tres de las voces de las figuras de los 90, del grunge y del rock. También el mencionado Scott, Shannon Hoon, Mike Starr o Andrew Wood… La generación de los 90 se va apagando poco a poco. Por cierto, que hace no mucho se rumoreaba un posible nuevo trabajo de TEMPLE OF THE DOG. No estaría más que igual que él rindió tributo a su amigo de MOTHER LOVE BONE, ahora hicieran lo propio con él. Say Hello 2 Heaven. Antes de hablar un poco de cada canción, tenéis la lista de reproducción de YouTube con todas ellas.

1. Hunted Down: de verdad os digo que es ponerme el comienzo de ‘Screaming Life’ y algo se me remueve por dentro. Estaban lejos de convertirse en lo que serían años más tarde, pero la semilla estaba en Cornell, y sobre todo en este tema, en el riff y la guitarra de Kim Thayil. Abría ese primer EP, aunque antes habían incluido su primera grabación, ‘Heretic’, en el casette ‘Pyyric Victory’ de 1985; éste tema formaría parte junto a otros dos más de ‘Deep Six’.

2. All Your Lies: retomamos la guitarra, porque tras la apertura con ‘Flower’ (ya de por sí buena), ahí estaba ‘All Your Lies’. Ambos estandartes del que fuera su primer álbum, ‘Ultramega OK’, especialmente la segunda, con un vocalista que ya empezaba a dar muestras de lo que estaba por venir.

3. Hands All Over: todavía no habíamos entrado en los 90, pero SOUNGARDEN ya tenían dos discos a sus espaldas. Con ‘Louder Than Love’ asentaban las bases por las que serían recordados y ensalzados después. Fue el último trabajo de Hiro Yamamoto, entrando Jason Everman al bajo en su lugar. Cada uno de los cuatro del grunge tenía sus señas de identidad, y además de las portentosas cuerdas vocales de nuestro protagonista, el grupo que tomó su nombre de una escultura de Seattle, se caracterizaba por transformar, a su manera, su regusto por BLACK SABBATH y el rock de los 70’ para dar rienda suelta a sus inquietudes musicales. El lado más metálico de todo ese movimiento estaba presente en ellos. Aquí les podéis ver en acción en acción en un concierto en 1990.

4. Big Dumb Sex: en una escena americana en la que el glam reinaba, ‘Big Dumb Sex’ fue la respuesta a toda esa falsa apariencia de muchas de las bandas que salieron. En realidad, fue un preámbulo a la autenticidad que tuvo su foco en Seattle a principios de los 90. Todo con mucha ironía y sarcasmo en la letra, que puede que en el momento presente fuera vista de otra manera. “I’m gonna fuck fuck fuck fuck you”. Años después GUNS N’ ROSES la tomarían prestada para un medley en ‘The Spaghetti Incident?’.

5. Say Hello 2 Heaven: entre la cantidad de gente que nos dejó antes de tiempo, Andrew Wood fue uno de los primeros recién comenzado 1990. Tenía grabado ‘Apple’, el que iba a ser debut de MOTHER LOVE BONE después de un EP publicado un año antes. Pero la heroína se cruzó en su camino, y una sobredosis terminó con su vida. Cornell fue su compañero de piso, y junto a su batería Matt Cameron, se le unieron dos ex-miembros del grupo de Wood, Jeff Ament (bajo) y Stone Gossard (guitarra), completando la formación otro guitarrista, Mike McGready. Di hola al cielo, emocionante como pocas, abría ese disco tributo homónimo de TEMPLE OF THE DOG.

6. Hunger Strike: aunque fue lanzado en la primera mitad de 1991, ‘Temple of the Dog’ no alcanzaría popularidad hasta su reedición unos meses después, aprovechando el tirón mediático de los grupos de Seattle. Éste era uno de los temas en los que apareció un desconocido Eddie Vedder. Y es que si hay un vídeo-reflejo de aquella época, es el de ‘Hunger Strike’, con la suma de la calidad de dos bandas por separado para crear algo único y atemporal. Cada vez que se han juntado en un escenario para dar vida a aquel proyecto, ha surgido la magia. Aquí un ejemplo de 2016.

7. Call Me a Dog: seguramente, las referencias más claras a la figura de Andrew Wood estaban en aquella especie de jam de 11 minutos titulada ‘Reach Down’. Pero si ha habido una canción que ha acompañado a Cornell hasta sus años más recientes, esa ha sido ‘Call Me A Dog’; su sentimiento era fácilmente adaptable al acústico, y así lo hizo. Su estribillo, para enmarcar.

8. Rusty Cage: “but i’m gonna break… i’m gonna break my… i’m gonna break my rusty cage and run”. Tras el pequeño paréntesis de TEMPLE OF THE DOG, llegó ‘Badmotorfinger’, el primer paso de gigante en su trayectoria. Y se abría con el juego a dos guitarras de Chris y Kim de ‘Rusty Cage’, que posteriormente se convertía en un tema alocado. Aun así, fue el tercer single del álbum, publicado a mediados de 1992, después del boom de ‘Nevermind’ y ‘Ten’, seguido de SOUNDGARDEN.

9. Outshined: segundo corte del álbum, y segundo single del mismo. Tras la apertura acelerada, ‘Outshined’ ponía una pausa para enseñarnos su lado más denso y pesado. Aunque fuera escrita con anterioridad, su “I’m feeling outshined” parecía premonitorio ante otros compañeros temporales. Eso sí, su mejor momento estaba todavía por llegar.

10. Slaves & Bulldozers: posiblemente, de las canciones que no fueron single, sea su tema más recordado. Los gritos y lamentos que rezaban “… now I know why you’ve been shaking” ponen los pelos de punta a cualquiera; por momentos como ese, con registros imposibles, Cornell se encumbró como uno de los mejores vocalistas de su generación. Además, en directo daba pie a jams que la alargaban… como en su último concierto. En ella se pudieron escuchar algunos versos de ‘In My Time of Dying’ de LED ZEPPELIN, presente desde hace tiempo en sus interpretaciones, y que de primeras, habían generado rumores sobre un posible suicido. Al escucharla, no podremos evitar pensar que fue la última canción que cantó en directo. Os dejamos la actuación en el Pinkpop del 92, posiblemente en su cima de estado vocal.

11. Jesus Christ Pose: si de gritos imposibles hablábamos… y también de locura. He aquí su mayor representación. El vídeo ya lo es, con esos cambios de plano, colores estridentes y superposición de imágenes. Pero es que la canción, la música, la voz… Después llegarían himnos con más popularidad, pero la pose de Jesucristo tiene un hueco en la memoria de la mayoría de sus seguidores. Igual que en el tema anterior, os recomendamos su directo en Pinkpop 92. Una pasada bajo la lluvia. ¿Cómo podía cantar así? Por si os quedáis con ganas de más, aquí un concierto de 1992 al completo. Y en este otro enlace, el ‘Motorvision’ de la época.

12. Face Pollution: sin desmerecer para nada el resto del álbum (ahí estaba ‘Searching with my Good Eye Closed’ o ‘Room a Thousand Years Wide’, lo de los cinco primeros cortes de ‘Badmotorfinger’ es de otro mundo. Un repóquer de ases sin igual, en el que cada canción era distinta de la que precedía y por la que era continuada. Incluso ya entrados en los cuarenta y pico, la recuperaron para sus conciertos. No era lo mismo que veinte años antes, pero la esencia y ese espíritu casi punk seguía ahí.

13. Birth Ritual: más allá de gustos personales, pues es una de mis canciones favoritas de SOUNDGARDEN, ‘Birth Ritual’ puede ser fácilmente su tema más infravalorado. Servía como banda sonora de ‘Singles’ (con Bridget Fonda y Matt Dillon entre otros), película reflejo de una generación. Puede que por eso mismo, por no ser uno de sus propios singles, tomando el nombre de la película. Pero escuchar a Cornell en ella uno se da cuenta de que ni él mismo podría llegar a esos registros años después.

14. Fell on Black Days: el último single y vídeo que vio la luz de ‘Superunknown’, año y medio después de su publicación. ¿Una canción en su discografía para momentos de bajón? No hay duda, ésta es. Puro sentimiento. Y el vídeo en blanco y negro, con planos cortos y su escasa iluminación, acompañaba. Como curiosidad, aquí podéis ver a Dave Grohl hablando del álbum.

15. Black Hole Sun: si preguntas a la gente (no seguidora habitual) por una canción de SOUNDGARDEN, posiblemente la mitad de ellas, aunque sea de oídas, te dirá ‘Black Hole Sun’. Puede que fuera por el aire surrealista de su videoclip, dirigido por Howard Greenhalgh. Éste, repitió en parte la idea en ‘Lately’ de SKUNK ANANSIE cinco años después. Como icono de una época, ha sido versionada a menudo, y ninguna se ha acercado mínimamente a la original.

16. Spoonman: antes de la salida del álbum, ‘Spooman’ fue el adelanto de esta nueva etapa más seria y sobria. Tres semanas antes vio la luz, y fue suficiente para encumbrarlos (por primera vez) al número 1 del Billboard de su país… en la misma semana de publicación. El mainstream abría los brazos a un movimiento cuya mecha empezaba a acortarse.

17. The Day I Tried to Live: con la salida del álbum al mercado y su acogida tan abrumadora, era el momento de lanzar single detrás de single. Éste fue el segundo, y casualidades de la vida con ese título, salió dos semanas después de la muerte de Kurt Cobain. “One more time around might do it”. Después llegarían ‘Black Hole Sun’ y ‘My Wave’.

18. 4th of July: otro de los no singles con peso en su carrera. Estábamos entre ella, la propia ‘Superunknown’, ‘Mailman’ y ‘Like Suicide’. Una especie de réquiem, todavía más denso que el resto del álbum, en el que se reflexionaba sobre el viaje que te producía tomar LSD; poco menos que el fin del mundo. Por sorpresa, después de apenas haber tenido presencia en directo en su momento, la recuperaron con su vuelta. Aquí la tenéis en su concierto de Hyde Park 2012.

19. Burden in my Hand: había que recortar de un lado y otro, y ‘Down on the Upside’ ha sido el perjudicado. La bajada de revoluciones fue todavía mayor con él, coincidiendo la mayoría de opiniones en que es su trabajo menos inspirado. Aun así, alguna que otra joya nos dejó como ‘Pretty Noose‘ y ‘Burden in my Hand’, siendo el tercer single en discordia fue ‘Blow Up the Outside World’. Sólo su autor sabrá lo que hay detrás de un estribillo tan explícito como el que reza “…I shot my love today, would you cry for me? I lost my head again, would you lie for me?”. El llamado grunge empezaba a estar de capa caída dos años después de la muerte de Kurt Cobain, ALICE IN CHAINS con un futuro incierto y PEARL JAM tras un ‘No Code’ bastante por debajo de las expectativas. En abril de 1997 SOUNDGARDEN anunciaba su separación.

20. Can’t Change Me: con tintes pop, aquí su carta de presentación en solitario con ‘Euphoria Morning’. De hecho, fue el único single de éste. Como decía en su presentación de ‘Songbook’, fue la última canción que escribió, y de la que explicaba que en algún momento intentas ser mejor persona, hacer a todo el mundo feliz, y que eso dura hasta que llegas a un punto en el que dices “que os jodan, yo soy yo”; otra gozada en acústico. El álbum, desmarcándose de lo hecho anteriormente, tenía en ‘Wave Goodbye’ una dedicatoria a Jeff Buckley, que había fallecido dos años antes.

21. Cochise: ¿el cantante de SOUNDGARDEN con el trío instrumental de RATM? ¿Qué clase de brujería era esa? Pues sí, un supergrupo nacía con AUDIOSLAVE, y aunque de primeras la sensación era extraña, conseguían atraparte. ‘Cochise’ fue su single de presentación con un vídeo por todo lo alto.

22. Like a Stone: tanto aquí como en ‘I Am the Highway’ la voz estaba muy por encima de la música, dando paso al lado sentimental y melancólico del grupo. Y es que, teniendo un cantante como Cornell, ¿cómo no aprovecharlo? En estos dos temas era donde esa propuesta tocaba techo, seguidos de cerca por ‘Show Me How to Live’.

23. Be Yourself: el debut de AUDIOSLAVE pilló por sorpresa. Sonaba fresco, juntaba músicos distintos, era un single detrás de otro… y eso fue lo que faltó en sus dos trabajos posteriores. ‘Out of Exile’ veía la luz dos años y medio después de ‘Audioslave’, y ‘Your Time Has Come’, ‘Doesn’t Remind Me’ y este ‘Be Yourself’ eran las cabezas más visibles.

24. Revelations: pasó menos de la mitad de tiempo entre su segundo y tercer disco, que entre el segundo y su debut. Éste vino demasiado rápido, con el hito entre medias de su concierto en La Havana. No tuvo mucho recorrido, y unos meses después, con el anuncio de un concierto de RAGE AGAINST THE MACHINE en el horizonte, Cornell anunciaba su salida por diferencias musicales y conflictos personales. El 20 de enero de 2017 esas diferencias desaparecieron para interpretar juntos tres temas en el Anti-Inaugural Ball, un evento de protesta contra la investidura del presidente Donald Trump; aunque en 2014, Morello y Cornell ya compartieron escenario en Seattle. La puerta estaba abierta a futuras colaboraciones.

25. You Know My Name: las aportaciones a bandas sonoras han sido habituales en su trayectoria. Además de la citada grupal a ‘Singles’ con ‘Birth Ritual’, él en solitario sumó ‘Seasons’. Diez años después incluiría ‘Mission 2000’ a la segunda parte de Misión Imposible (regrabación de la canción que aparecía en ‘Euphoria Morning’); otra década pasó hasta ‘The Keeper’ en El Soldado de Dios y ‘Til the Sun Comes Back Around’ en ’13 Horas’. Incluso para la serie ‘Vinyl’, con ‘Stay With Me Baby’ (original de Lorraine Ellison). Pero la cima de todas ellas fue hacer el tema principal de la entrega de 007 Casino Royale y que cerraba ‘Carry On’.

26. Black Rain: con la vuelta de SOUNDGARDEN veía la luz un recopilatorio en distintos formatos titulado ‘Telephantasm’, en el que la novedad la marcaba ‘Black Rain’, tema inédito de las grabaciones de ‘Badmotorfinger’ que nunca vio la luz. Lo retomaron, lo remezclaron y aunque el vídeo (animado) no sea de los mejores de su carrera, hicieron que las ganas de escuchar material nuevo se multiplicaran. Había esperanza.

27. Been Away Too Long: recuerdo muy bien que dos de los temas que más me llamaron cuando escuché por primera vez ‘King Animal’ (en la preescucha que cito en la introducción) fueron ‘Worse Dreams’ y ‘Taree’. Aunque era consciente que de singles tenían poco que hacer. Lo primero que pudimos escuchar tras su vuelta fue ‘Been Away Too Long’, poderoso y trayéndonos de vuelta tiempos gloriosos.

28. By Crooked Steps: lo mejor de tener de vuelta a SOUNGARDEN es que demostraron que quien tuvo, retuvo. Exactamente igual que unos años antes hicieran ALICE IN CHAINS. Temas como ‘By Crooked Steps’ no eran tan locos como los de su época más dorada, ni tan experimentales como antes de separarse, pero rezumaban clase por los cuatro costados.

29. Live to Rise: aunque el último vídeo que estrenaran fuera el de ‘Halfway There’, ‘Live to Rise’ será recordada por ser la penúltima composición de la banda que vio la luz. Además, bajo el marco incomparable como el taquillazo de Los Vengadores. La última fue ‘Storm’, grabada y publicada en 2014 en otra nueva compilación (triple): ‘Echo of Miles: Scattered Tracks Across the Path’.

30. Nearly Forgot My Broken Heart: la abanderada de su último disco de estudio fue esta especie de western song. De ‘Higher Truth’ decíamos en nuestra reseña que era “… un disco ideal para ponerse de fondo para cualquier actividad sosegada, o simplemente para dejarse atrapar por él en un estado de relajación y tranquilidad, en la que sus canciones pasan como si nada”. Un maestro a la hora de arreglar canciones sobre base acústica.

31. The Promise: La Promesa es una película dirigida por Terry George y protagonizada por Christian Bale (se estrena el 2 de junio), que tiene en el tema de mismo título la última composición de Cornell. Un lyric video para tenerle siempre en nuestra memoria.

32. Billie Jean: sí, siempre terminamos estos reportajes con versiones. No han sido pocas las que Cornell ha llevado a otro nivel. Incluso de sus propias composiciones, pasándolas al terreno acústico, bordándolas para su Songbook Tour, y registrándolas en un disco en vivo. Para el recuerdo, cualquier interpretación de ‘Wide Awake’, que pasó de puntillas originalmente con AUDIOSLAVE en ‘Revelations’. En ‘Carry On’ sorprendía con un ‘Billy Jean’ de Michael Jackson a su manera, bordándolo en su transformación al terreno sombrío.

33. Nothing Compares 2 U: ¿más canciones de otros? ‘Thank You’ de LED ZEPPELIN (os recomendamos la del Unplugged en Suecia), ‘Imagine’ de John Lennon, un mash-up de los ‘One’ de METALLICA y U2,‘Redemption Song’ de Bob Marley (una vez la hizo junto a su hija Toni), incluso ‘Betterman’ de sus colegas de PJ ha llegado a tocar… y ‘Nothing Compares 2 U’, escrita por Prince pero llevada a la fama por Sidney O ́Connor. No necesitaba más que su guitarra para hacer maravilla como ésta, con la que cerramos y despedimos a un artista único y polifacético. Y es que él mismo lo decía, que un músico con un instrumento debía ser capaz de captar la atención del público. Maestro de maestros, nadie se le compara.

Aunque quede fuera de lista, tomamos una de las últimas mencionadas para, con su título, agradecer a Chris Cornell todo lo hecho. Nunca te olvidaremos.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.