angelusapatridacover_resizeHace años que ANGELUS APATRIDA juegan en otra liga, de manera merecida y a todos los niveles. Se puede decir abiertamente que su éxito está basado en el trabajo, la autoconfianza y el buen hacer. Hace años que dejaron de ser esa promesa con éxito potencial fuera de nuestras fronteras para convertirse en la realidad que es la banda a día de hoy. Y lejos de acomodarse en su status, han sido ellos mismos los que cada vez se han puesto el listón más alto.

Está claro que su fichaje por Century Media supuso un espaldarazo a su carrera, pero si no vales ni tienes canciones, por mucho que haya detrás de ti un sello con peso, no tienes nada que hacer. El nivel que demostraron con ‘Clockwork’ fue sobresaliente, lo aumentaron con ‘The Call’ y ahora con ‘Hidden Evolution’ lo han vuelto a hacer. Su evolución precisamente no está oculta, como reza el título de su quinto trabajo de estudio, sino que está muy expuesta. Además, si tienen una fórmula que funciona, ¿para qué cambiarla? De nuevo han vuelto a contar con Daniel Cardoso como productor (actualmente en ANATHEMA), grabando en sus UltraSound Studios de Braga, consiguiendo un sonido continuista.

Dentro de los patrones que sigue su estilo, uno más o menos se hace a la idea de lo que va a escuchar cuando se pone un nuevo trabajo de los de Albacete. Pero no por ello han de ser unas composiciones cerradas, obsoletas y que no superen lo hecho anteriormente. Sirvan como ejemplo los dos adelantos que ofrecieron del álbum. ‘End Man’ tenía todo lo que podemos esperar de ellos. Un tema largo, bien estructurado, con espacio para la velocidad, para la melodía en los estribillos y para el solo de guitarra, además de un tramo final instrumental a piñón fijo. Básicamente una evolución natural de lo que nos mostraron en el pasado, pero perfeccionada. Algo parecido se puede decir de ‘Architects’, más directa, con algo menos de desarrollo, e igualmente a la altura. Pero en el disco nos encontramos, además de extensiones de ambas, más detalles. Riffs por aquí y por allá, solos espectaculares, una base rítmica mucho más destacable de lo que suele ser habitual para grupos así, y a Guillermo mejor que nunca en su tarea vocal.

‘Hidden Evolution’ empieza a piñón fijo con ‘Immortal’. Zapatilla de la buena y sin levantar el pie del acelerador. Sabedores de que hay que buscar cierto equilibrio y que ir en esa línea todo el rato termina saturando, ‘First World of Terror’ es el primer contrapunto. También tiene esos riffs marca de la casa, un punto menos veloces, pero lo que verdaderamente destaca es la manera en la que han trabajado las melodías para hacer que los estribillos enganchen a la primera escucha. ‘Tug of War’ es otro ejemplo de ese tipo de temas; más largo todavía, pero con especial cuidado para las partes más lentas (dentro de que ésta en concreto tiene alguno de los momentos más rápidos de todo el álbum). Lo mejor de todo es que alternan a la perfección distintos tipos de canciones. Tras las citadas, largas y elaboradas, tenemos un trallazo como ‘Serpents On Parade’, y ‘Wanderers Forever’, que si bien vuelve a la estructura anterior de dar importancia a la melodía, lo hace en menos espacio de tiempo y de una manera mucho más directa. Vuelta a otro adelanto, ‘End Man’, y retorno a la continuación de ‘Wanderers Forever’, con una ‘Speed of Light’ similar, pero con unos coros (“ooooh oooooh ooooh…”) que en directo seguro que quedan de lujo hechos por el público. ‘I Owe You Nothing’ es más machacona y de las que más mensaje contiene. Igual que hicieron con ‘Reborn’ en ‘The Call’, aquí cierran con el tema más denso y largo del álbum, perfectamente dividido en dos tramos bien diferenciados, con tres minutos finales que se cuelan por méritos propios entre lo más destacado de ‘Hidden Evolution’; no se les da nada mal este tipo de canciones. Y no, tampoco ha faltado una versión extra, en esta ocasión ‘Highway Star’ de DEEP PURPLE, donde otra vez, han conseguido llevarla a su terreno perfectamente.

Por último, decir que la noticia de su entrada directa al número 2 de las listas de ventas no es algo que pille por sorpresa. En una era donde las descargas (tanto legales como sobre todo ilegales) están a la orden del día, hay que buscar alicientes para el público. Tanto para que compre tu material como para que asista a tus conciertos. Su triple fecha de presentación del disco en Madrid, Barcelona y Valencia fue un espaldarazo a esa venta masiva en su primera semana. ¿Cómo no iban a incitar a comprar un formato físico si con él te daban una entrada para uno de esos conciertos a un precio más que competente? Ver su nombre entre Melendi y Pablo Alborán seguro que fue un gustazo para muchos.

Angelus Apatrida – Hidden Evolution
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.