9.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votos)
8.8

 

aphonnicindomables15.760. Suelo decir que los números no dejan de ser eso, números, y que tienen interpretaciones muy distintas. Sin ir más lejos, las notas. En esta web, si las ponemos, es porque hay gente que va directa a ver ese numerito que corona las reseñas, por mucho que intentemos extendernos en el texto que acompaña a la opinión de los discos. O al menos, encuadrarlos dentro del marco en el que han sido creados y editados. Pero esa cifra inicial la pongo porque es la que consiguió APHONNIC con su campaña de crowdfunding en Verkami antes del verano. Y tengo que reconocer que cuando lanzaron el proyecto con 10.000 euros como objetivo me pareció una sobrada complicada de conseguir hoy en día para un grupo como ellos. No sabéis lo que me alegré de equivocarme.

¿Más números? 504. Esos son las personas que han aportado su granito de arena. Decían en la descripción de su nueva aventura lo siguiente: “La experiencia del Verkami con el anterior disco fue muy positiva y lo sigue siendo hoy porque es una herramienta con la que la gente decide y tiene la última palabra. De la campaña anterior sacamos un montón de cosas positivas y un montón de ideas que fuisteis dejándonos en las preguntas, cosas que no hacíamos bien y pudimos mejorar, y cosas que os gustan y que conseguimos llevar a otro nivel”. Con respecto a ‘Héroes’ (que lo podéis descargar en su BandCamp poniendo vosotros mismos el precio), publicado hace tres años, han duplicado (incluso algo más) tanto el número de personas involucradas como el dinero conseguido. Eso tiene, por encima de todo, dos lecturas positivas: aquel trabajo marcó un punto de inflexión por su calidad, y la repercusión creada a base de hacer las cosas bien ha tenido sus frutos. La fórmula repetida esta ocasión es la grabación con Vasco de Ramos: uno conoce perfectamente a los otros y los otros al uno. Y han sabido aprovecharse para sacar lo mejor en grupo, encargándose el reputado Fredrik Nordström de la mezcla y mastering.

Así, a principios de octubre teníamos un primer adelanto, ‘Ombligos’, que más que una canción parecía un nuevo himno; además, acompañada de un pedazo de vídeo. “No existe piedra dura que no ablande, no quieren que en la foto estés delante…” parece un nuevo grito de guerra para sus conciertos. Igual que hay bandas que se les nota a leguas que meten con calzador algunas partes de cara a ser coreadas en sus conciertos, a APHONNIC da la sensación que les surgen de la manera más natural del mundo. Además, es la frase que te encuentras en una de las páginas (bien grande, ocupándola entera) del libreto junto a un “Gracias por ayudarnos a seguir soñando”. Chechu es de esos letristas que tiene mucho que decir. En ocasiones de una manera más ambigua, otras metafóricamente, pero en cada una de sus canciones siempre rescatas unas pocas frases que se te quedan grabadas. Y para arrancar, nos quedamos con “… responder y no ceder” y “vamos aquí sigo en pie”.

Después, desde El Vuelo del Fénix llegaría ‘Fruta Fresca’. Recuperando su lado más crudo y agresivo, te rompe los esquemas cuando en su mitad un piano da paso a un desenlace que tira de emotividad (“… nada será igual”). Por último, antes de la salida de ‘Indomables’, Maldito Records subía un vídeo a YouTube en el que Richy, Alen, Chechu y Iago contestaban a las preguntas que les habían dejado sus seguidores en las redes sociales semanas antes. En la misma semana de publicación, sus mecenas tuvieron la descarga digital en sus correos electrónicos, varios mecenas recibieron los paquetes por correo ordinario antes del viernes 28, y dos días antes, en Vigo, su ciudad, quedaron con su gente para entregarlo en mano. Expongo todo esto por lo ya dicho. Ya que te metes en este tipo de relación tan estrecha con la gente que te sigue, hay que hacerlo lo mejor posible. Y ya que lo han bordado, hay que decirlo.

Retomando las canciones, ‘Ombligos’ y ‘Fruta Fresca’ eran, además de los dos primeros temas que pudimos escuchar, los encargados de abrir el disco completo. Y si el segundo decíamos que tiraba hacia lo emocional, eso es lo que encontramos en ‘Cunfía’ con un último minuto que pone la carne de gallina con los arreglos y ese “mi último trago va por los que no estén”. La melancolía se palpa en ‘Aquellos Maravillosos’ para los que hemos crecido en otra época; y eso que la rabia se deja notar en algunas estrofas, pero lo siento por Chechu: esta vez ganan los coros que te acompañan. Algo se remueve en nuestro interior con composiciones como ‘Amantes’, un medio tiempo donde la electrónica acompañante resulta clave. Alguna vez he usado esta expresión, pero si no se os ponen los pelos de punta con frases como “… risueño como un niño al saber que este sueño no traerá pesadillas (…) ¿por qué no? Tú y yo somos diferentes (…) nuestro amor no es como un globo de feria, que toca el techo el primer día y luego sólo es caer”… sinceramente, no os corre sangre por las venas. Tampoco si no sentís algo al escuchar el alegato de ‘La Deseada’ (“¿Quién te quita y da la vida?”).

Sï que les corre, y mucha, en ‘Honrada Avestruz’, donde se desatan y sacan buena parte de su rabia (“¡Que os follen!” (…) Cucaracha en baile de gallinas… ¿qué somos?”) para hablar de la mierda de actualidad que nos ha tocado vivir; reflejo del tiempo presente. También encontramos partes muy cañeras en ‘Cíclopes’ que se enfrentan a unas melodías sobresalientes acompañadas, como no, de una electrónica que suma… aquí y en todo el álbum. A ‘Osos Color Salmón’ me remito; y pedazo de riff acompañando, de paso. Además, sus primeros compases son los que pudimos escuchar en el vídeo que anunció su Verkami tan original con los más peques como protagonistas. También a ‘Jamás’ (sobre todo en sus últimos segundos), con un aire más rockero. Y para terminar, ‘Sol De Abril’, donde repito lo que exponía más arriba: APHONNIC siempre tienen algo que decir. Si al comienzo nos quedábamos con una frase de ombligos, aquí hay otra: “(Mamá es de esa gente que ha dicho) ‘Los huevos no deben bailar con las piedras’”. De esa frase cuentan en el vídeo mencionado más arriba una curiosa anécdota sobre su grabación, con su productor buscando la mejor manera de exprimir al músico. Y vaya si lo consiguió, además, para cerrar un pedazo de trabajo como éste.

‘Indomables’ es la coronación total de APHONNIC. No es su confirmación, ya que esa fue ‘Héroes’, y cuando parecía que superarse iba a ser complicado, nos llegan con un disco como el que acaban de publicar. En poco más de diez años han tenido un ascenso sin pasos en falso. Y de igual manera que hay bandas que tienen un marcado punto de inflexión, estos gallegos consiguen que con cada movimiento en su carrera se produzca uno nuevo. Bravo.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.