8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votos)
9.1

 Grupos relacionados:  WHILE SHE SLEEPS/ IN HEARTS WAKE / POLARIS

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

“La muerte no es una derrota”. Más allá de cualquier tiempo de creencias personales, la espiritualidad es el elemento alrededor del que gira la nueva obra de ARCHITECTS. Porque aunque no lo sabíamos, cuando pregonaban que todos nuestros dioses nos habían abandonado (aquí su reseña), en el fondo era la despedida de Tom Searle. El 21 de agosto de 2016 las redes sociales de los ingleses sorprendían con la noticia de la muerte de su guitarrista y principal compositor. Padecía cáncer de piel desde hacía tres años, y tras su pérdida se empezaron a entender algunos de los mensajes de las letras de la banda. Un shock para los fans de la banda. Robando el título del tema que cerraba aquella obra, nosotros también le dimos nuestro particular adiós en un artículo de opinión en el que reflexionábamos sobre la existencia, el vivir y dejar vivir y en definitiva, hacer lo que nos hace felices, porque recuerda que puedes morir.

El luto estaba claro, pero ¿seguiría el grupo adelante sin él? En directo lo demostraron pocas semanas después, con la incorporación de Josh Middleton (de SYLOSIS, que ya es miembro oficial a tiempo completo), encontrándonos en cada actuación unas emotivas palabras dedicadas hacia la figura de su amigo fallecido. Incluso varios meses después, como podemos ver en este vídeo del Reading 2017. Las dudas sobre su futuro quedaron despejadas en septiembre de hace un año, cuando la banda publicó ‘Doomsday’, un tema inacabado del propio Searle que la banda terminó y mostró como enlace a esta nueva etapa que marca ‘Holy Hell’. Una composición continuista y con todos los elementos característicos de la banda: diferentes registros de Sam Carter, riffs marca de la casa, breakdowns… Algunos siguen pensando que su propuesta sigue necesitando un giro y se les está acabando el recorrido, pero ¿qué iban a hacer a estas alturas tras más de diez años siendo tan buenos en lo que hacen?

Es la historia de siempre con un montón de bandas. Si cambias, porque cambias; si no lo haces, porque te repites. Si añades nuevos elementos a tu sonido, porque no eres fiel a tu origen; si no lo haces, porque cansas con lo mismo de siempre. Es la generación de la opinión sobreexpuesta, así que no se va a poder agradar a todo el mundo. Un año después de aquel primer tema post-Tom, con ‘Hereafter’ demostraron tener todavía mucho que decir. Siempre han sido una banda en cuyas letras había mucho mensaje, ya fuera para concienciar (sí, nos vamos a la mierda amiguitos), o para de una manera más oculta, hablar sobre ellos. Pero en esta ocasión han sido bastante más explícitos de lo habitual, como no podía ser de otra manera. Las metáforas sobre la muerte de Tom saltaban a las claras (“I know that time will mend this fracture, I’ve been lost in a maze”, “Now the skies have been blacked , I’ve got to find my way”, “Because I never knew that all my nightmares could come true”…); todavía más evidentes se hacían en una emotiva ‘Royal Beggars’, cuyo vídeo ponía los pelos de punta y en la que proclamaban “…’Cause we’re broken, All hope is dead, but we’re coping. Somebody save our Souls”. Pero es que no hace falta ni indagar demasiado en ellas, ya que varios títulos ya hablan por sí mismos, como el encabezamiento de esta reseña.

¿Hace falta decir algo sobre ‘Death Is Not Defeat’? Bueno, que musicalmente es una apertura a la altura de las circunstancias, muy melódica y en la que se juntan la tristeza, rabia y melancolía por razones más que evidentes; añadiendo, además, arreglos que les quedan que ni pintados. Y la verdad es que ese cúmulo de circunstancias es lo que se extiende a través de todas sus composiciones. En ‘Mortal After All’ vuelven a reflexionar sobre el eje central del álbum (“…I know that there’s a part of me Doomed to face infinity”) (volviendo a cobrar protagonismo la pequeña orquestación de fondo sobre sus breakdowns), y lo mismo puede decirse en una más melódica ‘Holy Hell’, de estructura relativamente similar. En ‘Damnation’ amagan de primeras con un tema más técnico, adentrándose después en los derroteros habituales, también letrísticamente (“…No future’s written There’s endless possibility). La miseria moderna queda también registrada en esta ocasión (es curioso, el mismo día de la publicación de su vídeo sus amigos de WHILE SHE SLEEPS hicieron lo propio con ‘Anti-Social’, otra crítica a la sociedad actual a su manera), y entre tanta nostalgia, ‘Dying to Heal’ es una luz entre tanta oscuridad, ya que “…No cloud can catch me now”; sigue habiendo futuro (y mucho) para ARCHITECTS.

Dos de las sorpresas mayores vienen en la recta final, con los menos de dos minutos de ‘The Seventh Circle’ (con un aire GOJIRA) y la atmosférica ‘A Wasted Hymn’, llevando su dolor a un nuevo nivel, preguntándose si están pagando una penitencia por sus pecados y siendo más conscientes que nunca de que nada dura para siempre. La duda sobre cómo afectaría la muerte de Tom queda despejada en todos los aspectos posibles. Estaba claro que su nueva obra giraría alrededor de un tema tan traumático como éste, pero su sonido sigue siendo lo continuista que se esperaba. No es fácil levantarse después de haber caído tan abajo, así que bravo por ellos. En enero de 2019 lo estarán presentando en Bilbao y Barcelona (aquí más información).

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.