8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: KORN / SLIPKNOT / CHEVELLE

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Cojamos la crudeza y frescura de los dos primeros trabajos de KORN, especialmente en su aspecto instrumental, con esos riffs tan característicos de Head y Munky; y la metemos por un filtro que por momentos bebe del metalcore, con importancia de la melodía en los estribillos. Con no mucho más, damos con ‘Starve’, el segundo LP de los británicos BLOOD YOUTH, que nos traen de vuelto géneros que lo petaban hace dos décadas.

Cada vez que hay algún grupo en este plan revival de aquellos maravillosos 90, sea en la vertiente que sea, hay que tener los pies en el suelo. La influencia más clara y evidente es la mencionada más arriba. No tenéis más que escuchar ‘Nerve’, que bebe directamente de ‘Clown’, recicla el riff y el ritmo con la que la compuso KORN, y se crean su propia canción. Si es que hasta el bajo inicial o las atmósferas vocales decadentes recuerdan a ella con una dosis de ‘Purity’ de SLIPKNOT. Pero claro, le meten unas voces limpias por aquí (enormes, por cierto), un doble bombo por allá, y ya tienen un hit en potencia. No sé si en los tiempos que corren, pero en su momento lo hubiera sido.

Con ese ejemplo concreto no quiero decir que el cuarteto de Harrogate se limite a copiar y punto. No es así, sólo que en algunos momentos su fuente de inspiración se hace más evidente. Incluso la propia intro, ‘{51/50}’, muy propia de aquella época, y que nos mete en el tema título del que además ya publicaron videoclip. Sonidos estridentes, Kaya Tarsus rabioso en su mayor parte, pero sabiendo dar aire a la canción en momentos puntuales… una apertura a la altura de las circunstancias, continuada de manera sobresaliente con una veloz y agobiante ‘Cut Me Open’ en la que Sam Hallett  le pega a la batería que da gusto; no bajan las revoluciones en ‘Spineless’, y esa mezcla de voces limpias cada vez entra mejor.

Tras la ya mencionada ‘Nerve’, más contundencia en ‘The Answer’ y una bajada de revoluciones en ‘Waste Away’, que los vuelve más pesados, pero no accesibles. En algunos momentos pueden recordar a la locura de DRY KILL LOGIC mezclada con las melodías atrapantes de bandas como COLD, STAIND, FUEL… En definitiva, la dualidad de los CHEVELLE de la época del maravilloso ‘Wonder What’s Next’. Y es que la banda (infravalorada, todo sea dicho) de los hermanos Loeffler también aparece en muchos momentos en la ecuación de BLOOD YOUTH. Ay, qué de discazos por aquellos tiempos…

‘{stone.tape.theory}’ sirve como interludio para meternos en la segunda mitad del álbum, que empieza de manera similar con ‘Visitant’, si acaso con un registro de Tarsus algo más forzado y enseñando sus credenciales hardcore y con arreglos industriales bien chulos. ‘Keep You Alive’ nos adentra en terrenos más oscuros (imposible no recordar ‘A.D.I.D.A.S’ de entrada con la ambientación, y después ‘Beg for Me’ con los redobles de batería), y en ‘Nothing Left’ hasta se atreven con unos scratches. ‘Hate’ todavía es más pesada e incidente en esos riffs cortantes, dejándose para el final ‘Exhale’, en cuya intro te viene a la cabeza la nana de ‘Dead Bodies Everywhere’, y cuya outro se hace eterna hasta que termina y en la que XXXX recuerda con sus lamentos a Corey en ‘(515)’

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.