Si nos preguntan por una revelación en 2017 no tenemos duda: BONES OF MINERVA. Fue amor a primera escucha con ‘Blue Mountains’ (aquí su reseña) y ya os las presentamos a través de nuestro Conociendo a. Como en su momento nos supo a poco, nos pusimos en contacto con la banda para ahondar en su primer álbum, en su pasión por la naturaleza, en sus proyectos a corto plazo y mucho más. Aquí tenéis las respuestas de Blue (voz) y Ruth (guitarra).

Aprovechamos para recordaros que para ayudarnos a seguir creciendo y mantener la web, podéis hacer donativos mediante paypal a través de este botón:
insttwit web-logo-mdbandcicnoFacebook_-_iconoyoutube

– Hace unos meses que os presentamos a nuestros lectores con la reseña de vuestro debut y las respuestas de toda la banda, pero ¿podríais introduciros brevemente?

Blue (voz): Nosotras somos, Koa a la batería, Chloé al bajo, Ruth a la guitarra y yo, Blue, a la voz. Un grupo de metal alternativo de la sierra de Madrid, nos apasiona, tocar nuestra música y llevar este proyecto de la forma más artística y profesional posible. Acabamos de empezar a darnos a conocer y tenemos mucha ambición a todos los niveles, tanto de ver hasta dónde podemos llegar como a nivel compositivo, visual y conceptual de la banda. Tenemos muy claro por dónde queremos ir, sin encajar en un estilo sino abriéndonos un hueco con nuestra propia identidad.

– Para la grabación de ‘Blue Mountains’ os encerrasteis en The Metal Factory Studios con Alex Cappa. ¿Cuáles han sido las mayores diferencias entre esta grabación y la de ‘Shot’?

Ruth (guitarra): Ha sido como noche y día (risas). ‘Shot’ fue nuestra primera experiencia grabando y desde luego aprendimos mucho, pero fue literalmente en el salón del productor sin más, caótico y divertido pero un poco decadente todo. Después de eso teníamos claro que queríamos grabar nuestro primer LP de la forma más profesional que pudiésemos, y desde la primera vez que hablamos con Alex vimos que nos iba a exigir mucho y que la grabación sería un reto, justo lo que necesitábamos.

Alex es cojonudo y le apasiona lo que hace, lleva grabando mucho tiempo, nos metió mucha caña y eso hizo que mejorásemos un huevo. De hecho, nos sorprendió lo abierto que estaba a nuestra música y todo lo que invirtió en nosotras, sin duda era la persona perfecta para plasmar ‘Blue Mountains’. Fue un mentor muy bueno y le consideramos un gran amigo.

Acabamos dándole muchas vueltas a los temas y a la producción y aprendimos mucho en ese aspecto también,pero resumiéndolo, ahora ni podemos escuchar ‘Shot’, y con ‘Blue Mountains’ no podríamos estar más contentas.

– Tengo que reconocer que me sorprendió y chocó leer que la grabación fue una montaña rusa; lo hemos pasado muy muy bien y muy mal. ¿Podéis ampliar esa dualidad y explicarla un poco mejor?

R: ¡Claro! Todo el proceso de este disco ha sido muy intenso, y ha supuesto una época muy larga de trabajo muy duro por parte de las cuatro.

Íbamos a grabar en agosto del año pasado, pero yo me encontré con una tendinitis en el brazo y coincidió con que Blue tuvo muchos problemas con la voz también y no podía cantar. No pudimos preparar la grabación como queríamos en absoluto y estuvimos dudando mucho si tirar hacia delante con ella o no, creo que de hecho solo ensayamos las cuatro juntas el finde anterior a entrar en el estudio.

Cuando al fín entramos, estuvimos trabajando y empalmando con el estudio, reuniones, Blue y yo realizabamos el arte del disco casi a la vez también…y era agotador.  Pero como dices hay una dualidad muy grande, porque a la vez lo pasamos genial, coges una rutina y una dinámica que se disfruta mucho.

Por otro lado intentábamos pensar en la mejor forma de sacarlo para que tuviera el mejor impacto posible, pero siendo un grupo novel, no tienes ni idea de como hacer ni qué estrategia seguir. Aprendimos que confiar en nosotras era lo que mejor funcionaba, escuchar a otras personas pero no hacer nada que no quisiéramos, y ha sido un proceso que hemos disfrutado mucho también.

Pero cuando terminas la sensación de hacer un proyecto así, que es algo que te apasiona tanto y coge el resultado que quieres, es indescriptible, y aunque pierdes tu vida social, tuvimos varios amigos que han estado durante el proceso y poder compartirlo con ellos es brutal.  

– Y a nivel sonoro, cuando escucháis el producto final, ¿qué sentís con uno y otro? ¿Lo notáis muy distinto?

B: Basta decir que con este disco si que disfrutamos al escuchar los temas, y que es una buena presentación de este proyecto llamado Bones of Minerva, el otro no mostraba el concepto que queremos que la gente vea, y mira que somos un grupo sin trampa ni cartón, lo que escuchas y ves es lo que hay.

Con el anterior trabajo ni siquiera nos sentimos cómodas escuchandolo, las sensaciones son muy distintas, con el anterior trabajo sentíamos más decepción que otra cosa y con Blue Mountains nos sentimos orgullosas de haber sacado a la luz algo que sí que representa lo que somos.

– Hace poco que Pau Navarra reseñaba vuestro trabajo en Rockzone. Supongo que cosas así, que os dan una visibilidad mayor, son una inyección de moral a todos los niveles, ¿no?

R:  Ese momento en concreto fue muy loco, conocemos mucho la revista claro y que escribieran esa reseña, y de forma tan positiva, fue un subidón increíble. Todo el feedback que recibimos es muy gratificante ¡estamos muy agradecidas a toda la gente que nos da su tiempo y palabras!

– No es el primero que piensa que condensáis buena parte de lo mejor que tuvimos en los 90. Vuelvo a hacer mención al Conociendo a, en la pregunta sobre qué época musical os gustaría vivir, os dividíais a la hora de contestar: los 70 y la actual. ¿Es la amalgama de distintas sonoridades una de vuestras mayores señas de identidad? ¿Hay alguna influencia evidente común en los cuatro? Muchos quizá veamos DEFTONES por esa versatilidad, pero podemos estar equivocados.

B: Efectivamente Deftones es el grupo donde encontramos una conexión con todas enseguida, aún que hay muchas más influencias en común pero de distinta forma. Por ejemplo, mismamente con Deftones, a Koa le mola más lo de su primera etapa, más “old school”, y a mí, he de reconocer, que aunque les conocía de mucho tiempo y les escuchaba algo a veces, me entraron con ‘Diamond Eyes’.

– ¿En estos últimos días habéis notado más actividad en vuestras redes por ese motivo, o es pronto todavía para darse cuenta del empujón que puede suponer? Y anteriormente, ¿contentas con los números de streamings, de compras del formato físico?

R: Por supuesto, en realidad no nos conocía mucha gente, ni siquiera aquí en Madrid, el crecimiento está muy claro. Hemos recibido feedback muy positivo y más apoyo en conciertos también, estamos muy contentas. Cuando una revista o una radio te da cobertura, se nota mucho y además es una parte muy importante de la industria, da riqueza a lo que hacemos los músicos.

– En la reseña dijimos de vosotros que conseguíais lo más complicado de tener hoy en día: composiciones personales y ser difícilmente clasificables. ¿Es un arma de doble filo el tener un abanico de estilos tan amplio en vuestra propuesta?

B: Totalmente, es nuestra arma, aunque diría que de un solo filo. Creo que gracias a eso hemos conseguido muchísimas más cosas positivas que negativas, es todo lo que tenemos, gracias a no pretender nada considero que la críticas nos están brindando una autenticidad de la que nos sentimos orgullosas. No sé qué haremos el día que recibamos una mala crítica, yo creo que me esconderé a llorar porque de momento está yendo todo muy bien y es el primer trabajo serio que sacamos, estamos flipándolo bastante.

– Yo por ejemplo tomo ‘Aces’ como ejemplo. Y es curioso, porque los temas más cortos suelen ser los más definidos y directos. Pero en él encontramos esos pasajes atmosféricos de todo el álbum, un toque un poco punk al principio, una parte central que puede recordar a Iron Maiden… ¿Cómo se consigue juntar todo eso sin forzar y que quede natural?

R: ¡Muchas gracias! Lo cierto es que tardamos bastante en componer porque acabamos opinando todas y nuestros temas pasan por muchos cambios, así que supongo que lo hacemos a base de pulir, cambiar, remodelar… últimamente intentamos complicarnos menos e intentar simplificar.  

De ‘Whales’ dijimos que desplegabais todo vuestro potencial reflejando todas vuestras vertientes; lo refrendabais diciendo de ella que es justo como queréis sonar. Además, fue vuestra última composición. ¿Cómo es esa manera que decís que queréis sonar?

B: Buff… ¡Qué difícil! Digamos que no es que ahora vayamos a tirar por un rollo más melódico y tranquilo siempre, pero sí que pensamos que dentro de ser una canción más tranquila, es tremendamente potente porque pensamos que es de los mejores temas a nivel compositivo, es muy redonda y tiene mucha pesadez, el estilo está más claro en este tema. Aparte de que pensemos que es el mejor tema, también considero acertado ponerla al final del disco ya que de alguna forma estamos diciendo: “de mezclar todos los temas anteriores sale éste último”. Pero aunque vayamos a tirar más por ese rollo, sí que tenemos muchas ganas de sonar más pesadas y agresivas.

Espero que se haya entendido algo.

– Se suele decir que los grupos de grandes ciudades lo tienen más fácil (por decirlo de alguna manera) que los de otras más pequeñas, aunque sólo sea por el número de salas donde pueden tocar. Sin ser de Madrid como tal, venís de la sierra Noroeste. ¿Os sentís más cercanos a la capital que a vuestros pueblos? ¿Hay vida más allá de la ciudad? ¿Es muy distinta por allí?

R: Nos sentimos muy unidas a la sierra sobre todo, no sé si tanto a nuestros pueblos, estamos muy acostumbradas a movernos por aquí y a Madrid con mucha frecuencia. Desde luego que hay vida más allá de la ciudad y todas somos muy de campo en realidad, pero Madrid es como otra casa, no distinguimos mucho y nos encanta. En la sierra hay menos salas desde luego, pero hay otro rollo también y mucha música, nosotras hicimos nuestro pinitos en locales de pueblo. Y lo de bajarte a un bolo a Madrid pero estar de resaca al día siguiente en el jardín de tu casa o dando una vuelta por el monte nos flipa, te da energía.

– Eso me lleva a algunas de vuestras fotos de promo, donde se os ve muy apegados a la naturaleza. También se desprende de las letras, el título del disco… ¿es así?

B: Si, en este disco todas las letras son mías, y la naturaleza, las montañas, el bosque… es lo que más me inspira sin duda, soy muy fantasiosa y me flipa lo onírico además y la verdad es que la sierra de Madrid es un sitio privilegiado, tenemos mucha suerte de rodearnos de un ecosistema así. Pero el título también viene porque las montañas en la distancia siempre se ven azules allá donde estés.

– Teniendo unos paisajes únicos tan cerca, ¿no habéis contemplado la idea de poner imagen a alguna de las siete canciones de ‘Blue Mountains?

R: ¡Desde luego! Hace un par de días subimos un teaser de nuestro primer videoclip, para Overcoming, y lo estrenamos este martes 27 en la web The Obelisk ¡a ver qué os parece! Lo pasamos muy bien grabándolo, aunque mucho frío también.

– Explicadme el significado que encierra una frase tan profunda como “no importa donde estés, en la distancia, todas las montañas son azules”.

B: Quiere decir que al final, todos vemos las mismas montañas azules y todos somos iguales, no son fronteras, es un mismo trozo de tierra todo al fin y al cabo ¿Quiénes somos nosotros para decidir eso?

– Ya presentasteis ‘Blue Mountains’ en directo en febrero, tocasteis en marzo en Villalba, y a la vista tenéis otro concierto en Madrid con Kitsune Art, que presentan ‘Signals of Synchronism’, y KILLING PETE. ¿Cómo son BONES OF MINERVA en directo?

R: Qué decirte, hay que verlo en directo (risas). Creo que tenemos una presencia bastante fuerte y algo ambiental quizás, pero como dice Blue, no tenemos trampa y somos muy sinceras en el escenario, disfrutamos mucho tocando y creo que se nota. Queremos desarrollar nuestro show en directo, usar proyecciones, humo… tenemos muchas ganas.

– Además, en breve estaréis con Vodun, en un concierto montado por Red Sun y Nooirax. Precisamente agradecíais a Alex el confiar en vosotras para esas presentaciones acústicas. ¿Cómo veis su figura en el underground madrileño?

R: Es una escena que conocíamos menos pero lo mires como lo mires, Alex es una persona de esas que hacen falta en la industria; alguien que mueve a los grupos y monta eventos por la música y no otros intereses y además de géneros muy distintos. Aporta mucho a la escena de Madrid y todo porque le apasiona y valora la música como nadie.

– Hace poco volvíais a pasaros al acústico, recuperando la esencia de aquel formato por el que se pasaron muchos grupos de rock de los 90. Y la verdad es que vuestra música se adapta a las mil maravillas a ese formato. ¿Os habéis planteado en el futuro grabar algo en ese plan?

B: Pues no lo hemos hablado, pero en un futuro a mí no me importaría, ese rollito me va bastante la verdad. Pero primero tenemos que asegurarnos bien en eléctrico con nuestro estilo al que todavía le falta bastante por pulir.

– Y siguiendo con el futuro, después de estos conciertos las próximas semanas, ¿cómo se presenta el verano y el otoño? ¿Hay ideas para un disco más largo?

R: ¡Pues estamos con unas ganas locas porque por primera vez vamos a tocar fuera de Madrid! Antes estamos este miércoles 28 teloneando a Vodun en la Wurlitzer, pero el sábado 1 de julio vamos al Nooirax Day en Guadalajara. Después vienen Palencia, Cantabria y terminamos a finales de agosto en un pequeño festival de Suecia así que vamos ¡estamos impacientes!

La idea de poder tocar tanto nos flipa, sólo estamos centradas en tocar tocar y tocar y en el local componer temas nuevos. No nos hemos puesto fecha, pero sí que sacaremos más temas nuevos en los próximos meses y quién sabe a dónde llegaremos con ello. Una crítica que no dejan de hacernos es lo corto que es el disco, y estamos de acuerdo (risas), tenemos ganas de algo con más chicha así que será más largo seguro.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.