9Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: MINOR EMPIRES / SEÑOR PRESIDENTE / PAN

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Cuando todavía publicábamos noticias con cierta asiduidad, en la primavera de 2017 os introdujimos a CABOVERDE a través del estreno de su primer videoclip (y tema) en MondoSonoro. Como la propia banda se presentaba, era “… un nuevo proyecto de Juan Blas (NOTHINK, MINOR EMPIRES, THE BIG BENCH) junto a Luis López Pinto (piano y voces), Quico Duret (guitarras), Víctor Uriel (batería y percusiones) y Javier Seisdedos (bajo)”. Se trataba de ‘Rivales’, dirigido por el propio Javier, en una canción grabada y producida en los Westline Studios por Juan y Luis, mezclándolo en los Ultramarinos Costa Brava por Santi García, y masterizándolo en los Ultramarinos Mastering por Víctor García.

Unos meses después, en verano, llegaría ‘Tinta y Brea’, y en otoño del año pasado, ‘Terracota’. Tres temas con algunos elementos distintos entre sí, pero con información a cuentagotas. “¿Quién va a paliar esta amargura? Sobrará decir que lo avisé más de una vez / No hay gloria frente a la cordura, si las horas vuelven contará la última vez”. Eso reza la primera estrofa de ésta última, que además ahora abre el álbum. “Son las palabras las que sobran, son las promesas las que sobran…” sus versos finales. Después de tantos años escuchar a Juan cantar (y componer) en inglés, la duda de qué esperar con su paso al castellano se disipó rápidamente. Nada de rimas fáciles ni evidentes (de las que el panorama está lleno), sino creando letras en una lengua extraña hasta ahora, pero de una manera sobresaliente. Musicalmente, muy dinámica y equilibrada, explotando en el estribillo. ‘Rivales’ también incide en esto último entre estrofas y estructuras más lentas y apagadas, si bien su tramo final está lleno de energía, con un teclado de fondo que aporta lo suyo. Por su lado, ‘Tinta y Brea’ cedía buena parte del protagonismo a la batería y la línea de bajo. Lo dicho: aun con una línea parecida, cada una nos hacía anticipar un trabajo de lo más completo.

Entre tanto, la banda se presentaba en directo en una serie de fechas por la península con muy buena recepción… hasta que a principios de agosto de 2018 por fin llegó la tan esperada noticia de la publicación de su debut, ‘La Peor Versión de Nosotros Mismos’, por parte de The Braves Records, que abrieron un preorder del mismo unas semanas antes de su salida. Muchas cosas han cambiado en estos meses. El quinteto pasaba a ser cuarteto, quedando Juan y Javier como miembros de aquella primera formación, completándola en la actualidad Pablo Ponz (guitarrista de SEÑOR PRESIDENTE) y Tweety (PAN, ex-AVENUES & SILHOUETTES, ex-DAYS OF HEROES).

La misma semana que esta web cumple cuatro años, sale a la venta a través del sello citado más arriba uno de los que está llamado a ser discos de 2018. Esos cambios del párrafo anterior no lo son en cuanto a lo que la grabación se refiere (que ya estaba hecha), con Juan al mando en sus Westline Studios, encargándose de la mezcla y master los hermanos García en los Ultramarinos Costa Brava. Tras ‘Terracota’, demuestran ‘Seguir Vivos’, posiblemente su tema más alegre, con un ritmo de lo más atrapante y una letra sobre todo lo que está por venir (“… estás en lo cierto, aún queda mucho por llegar”). Una manera positiva de afrontar casi cualquier aventura en la vida. ‘Montepríncipe’ baja las revoluciones, pero la intensidad de Juan a la hora de afrontar algunas partes vuelve a hacer que no bajemos la guardia. Esos cambios de ritmo son el punto clave de esta peor versión de ellos mismos. Son algo menos acentuados en ‘Ley de Estática y Estabilidad’, más atmosférica (y con un toque a The Edge en su último minuto), y ‘Lectura Obligatoria (para Conciliar el Sueño), una poesía hecha canción.

Otra de las joyas que encontramos es ‘El Mirlo Blanco’ (“… preferiste ser traicionado ayer a ser odiado hoy / preferiste ser condenado ayer a ser villano hoy”). Imposible no pensar en ella en directo con un público entregado dando palmas en la parte instrumental central, con unas melodías deliciosas. Su lado más íntimo llega en ‘El Triángulo de las Bermudas’ (parece que éste se tragó los instrumentos), con un in-crescendo que si bien no llega a su punto más alto, termina triunfando. Hubiera sido un cierre de disco perfecto, pero para él han optado por ‘Nada Que Celebrar’, donde optan por los coros de moda (eso sí, en directo, si el público acompaña, pueden ser un puntazo), con una pieza más simple y no con tanto gancho como la mayoría que aquí nos presentan. Dicho esto, no resta ni un ápice al buen sabor de boca que nos deja la escucha completa del álbum, entrando de lleno a colarse entre los mejores debuts de los últimos años, y uno de los trabajos más destacados de 2018. Si esta era su peor versión de ellos mismos, deseando estoy de ver la menos mala.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.