8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: ALICE IN CHAINS / GODSMACK / DAYS OF THE NEW

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Tiene Elijah Witt tatuado en su cuello “… the good die young”. Sí, es una canción de SCORPIONS. También es parte de una frase del inicio de ‘Fountain of Youth’, de los propios CANE HILL. Pero bien podría haberla transformado por ‘We Die Young’ de sus queridos ALICE IN CHAINS, a los que cita como una de sus mayores influencias y ejemplos a seguir; que de hecho, han versionado para un especial de Metal Hammer. ¿No era inevitable pensar en Layne, Jerry & Cia escuchando ‘Strange Candy’? En otros no tanto, pero ahora se entiende más esa admiración del cuarteto de New Orleans con ‘Kill the Sun’.

Tampoco han ocultado que este nuevo EP, con el que se desmarcan de su sonido, bebe de otro mítico, ‘Jar of Flies’, y de aquella maravillosa época en la que la MTV llevaba a sus estudios a bandas de rock a grabar Unplugged. Así, dejan de lado el sonido de sus dos primeros trabajos para adentrarse en terrenos más profundos y enriquecedores, incluso deudores en algunos momentos del R&B (tampoco sorprende siendo de donde son). ¿Es un riesgo? Puede, pero es una manera de sacar de ti otras influencias en un lanzamiento distinto, tan solo un año después de su segundo álbum, para seguir evolucionando… y teniendo el nombre de tu banda sobre el mapa.

Por concepción puede recordar a experimentos como ‘The Other Side’, que hicieran GODSMACK hace ya unos cuantos años (o a ‘Avalon’, con Sully Erna en solitario). Pero sinceramente, éste ha quedado mucho mejor. Desde ‘86d – No Escort’ se nota un gusto exquisito, especialmente en las atmósferas que van a acompañar a estas seis nuevas composiciones. Ya lo pudimos apreciar en el single título, ‘Kill the Sun’, y en una todavía más oscura ‘Acid Rain’, con esa percusión tan sutil y un Witt en estado de gracia y transmitiendo como nunca antes lo había hecho. Están claros los nombres de arriba en relación a todo esto, pero ¿alguien se acuerda de una de las bandas más infravaloradas de los 90? Naranja, verde y rojo (éste en 2001) fueron las tres obras que nos dejaron DAYS OF THE NEW moviéndose en terrenos parecidos. Un proyecto en el que Travis Meeks hacía y deshacía todo a su antojo y con el que nos dejó algunas joyas.

Volviendo a CANE HILL, ‘Save Me’ es lo más emotivo que hayan hecho nunca (que delicia el piano inicial), en ‘Smoking Man’ intentan encrudecer su propuesta de primeras para luego adentrarse en terrenos más experimentales, pero si he de quedarme con algo, es con el sentimiento que transmite ‘Empty’, a la que podría catalogarse de pop y que sería un hit en potencia. Sólo un pero: esperemos que en el Resurrection Fest se dediquen a su faceta más cañera y dejen este otro camino para ocasiones más especiales.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.