9Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: PERIPHERY/ V3CTORS/ VILDHJARTA

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

Voy a intentar condensar en una sola frase (de lo más simple y sencilla) lo que han hecho CHAOS BEFORE GEA con ‘Chronos’: una salvajada. Eso por decirlo de una manera no soez ni faltona. Pero las cosas son así. Hace tres años, y ante mi total desconocimiento de la banda, me sorprendieron gratamente con ‘Khâron’ (aquí su reseña), enganchándome por todos los lados: con el concepto y la historia que contaban, por la manera de hacer las cosas, por la diversidad de géneros presentes en su propuesta… Voy a ser sincero: me sorprende la poca repercusión que tuvo para lo que merecían.

Ya pude escuchar el disco antes del verano, por su salida, pero no ha sido hasta ahora de ponerme a fondo con él. Si queréis saber todos sus detalles, nada como leer la entrevista que les realizó César Aguilar en Zona-Zero, donde contaban absolutamente TODO sobre él. Con ‘Chronos’ cierran la trilogía abierta con ‘Erebo’, y no lo podían haber hecho de mejor manera. En esta etapa volvió Hernán (antiguo bajista) como guitarra, ocupando el puesto de David Martín (que en su momento nos hiciera un top10 con sus canciones favoritas). Con él, el peso de las guitarras se ha multiplicado, desapareciendo los arreglos de teclados de su predecesor; sí, les quedaron de lujo, pero visto el producto final, no se echan nada de menos. El encargado de aquellos era José María Tornay, que a su vez producía; y sí, esta vez han vuelto a contar con él, con un fichaje de lujo para el master final como Mikka Jussila. Palabras mayores.

El inicio con ‘The Void’ es épico, melódico, chocante, catastrófico, caótico… Se me vienen a la cabeza un montón de adjetivos y todos ellos tienen cabida. Como daba a entender más arriba, este es el trabajo más guitarrero y en la que mayor importancia tiene la labor de Adri y Hernán, Ismael está pletórico desde el principio en sus dos facetas, pero el timón lo lleva David con su batería, bien acompañado de Damián. En realidad, los cinco son una maquinaria tan engrasada que roza la perfección en un inicio de matrícula de honor. Si los cambios de ritmo son una constante, el choque con los primeros compases del tema-título es total, mucho más pausado y que no termina de explotar y agobiar hasta que el propio David empieza a darle más rápido y fuerte al doble bombo, desarrollando más adelante una atmósfera agónica que de nuevo llega al sobresaliente.

La orgía sonora se repite en ‘Rebirth’, con unas guitarras atrapantes, y todavía se vuelven más complejos en ‘From the Cradle to the Grave’, con algunos pasajes progresivos y acercándose a sonoridades como las de PERIPHERY; ahí es nada. De nuevo cambian de registro con ‘Consciousness, Conscience’, pero ¿se puede aplicar el término medio tiempo a una de sus composiciones? Seguramente esto sea lo más cercano que vayan a hacer, y les queda, como no, de fábula. Si de técnica y exhibición de buen hacer se trata, no hay duda que todo debería girar en torno a ‘Spiritual Awakening’. ¿Estáis leyendo esto, no conocéis a la banda y queréis saber cómo suenan? Escuchadla al completo para tener una mínima noción de hasta dónde son capaces de llegar con sus casi seis minutos, en la que buscan todos sus límites e influencias. Vuelven a la brusquedad con el cambio drástico que supone ‘The Nine’, con un pasaje de rock alternativo de inicio, para luego arremeter con agresividad (quizá no me terminan de convencer los coros) y moverse en esa dualidad hasta llegar a su parte más progresiva; una locura. Para terminar vuelven a sorprender tirando a lo extremo en ‘Legacy’, el trallazo más directo que facturan en esta ocasión, con un Ismael en estado de gracia. Chapeau.

No todo iba a ser positivo, y es que si en la rueda que no para de girar Hernan volvió, otro de los miembros fundadores, Adrián, ha anunciado recientemente su salida de la banda por la misma razón que tantos que tienen que abandonar su sueño: la falta de tiempo (aquí tenéis el comunicado completo). Su sustituto será Raúl Muñoz, habitual fotógrafo y videógrafo de la banda. A todos les deseamos lo mejor desde aquí.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.