5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: EARSHOT / EVANS BLUE / FLAW

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Cuando hace unos meses vi que las redes sociales de COLD volvían a moverse, no sabía muy bien qué pensar. En su momento, ’13 Ways to Bleed On stage’, y sobre todo ‘A Different Kind of Pain’ fueron dos de los discos que más escuché en un tramo de mi vida. Las letras de Scooter Ward y esa manera tan dolorosa de interpretarlas era de las que dejaban huella. Tras su separación, y con la vuelta grabando ‘Superfiction’ en 2011, no me parecía lo mismo nada en ellos, y fue un trabajo que no me convenció.

Además, los constantes cambios de formación, por mucho que la voz cantante (nunca mejor dicho) fuera Scooter, hacían que su ¿credibilidad? bajara enteros en mi cabeza. De hecho, poco o nada queda de aquellos COLD que me enamoraban. Bueno, Sam McCandless en la batería como miembro de aquellos tiempos (y eso que se ausentó durante los dos últimos años, poco antes de la salida de este ‘The Things We Can’t Stop’… que no grabó. Las pistas de su instrumento corrieron a cargo del músico de sesión Aaron Fulton. La formación actual la completa Nick Coyle como guitarrista (y coros), Lindsay Manfredi al bajo (ambos presentes en la grabación) y Jonny Nova como guitarrista rítmico.

En varias declaraciones reveladoras, nos decía el señor Ward recientemente en el podcast de RocknRoll Beer Guy que habían estado trabajando en el álbum durante tres o cuatro años, que no se fija demasiado en trabajos anteriores a la hora de componer, y que necesita el dolor y la oscuridad para su creatividad. Desde ese estado, también hablaba abiertamente sobre la depresión, con la que todavía lucha, ahora que cada vez más personajes públicos confiesan sufrir enfermedades mentales. De hecho, incluso abordan en las canciones otro tipo de problemas, como el acoso escolar en ‘Shine’, de la que publicaron videolyric con un montón de datos al respecto. Para ser un primer adelanto, y por mucho que sea una banda oscura, incluso sonaba demasiado apagada.

Aunque el videoclip de ‘Without You’ se estrenara ya con el álbum publicado, su adelanto fue mucho mejor recibido antes de la salida de éste. En aquella canción sí encontrábamos muchos más elementos de la mejor época de COLD; con esa atmósfera deprimente pero con algunos retazos y cambios de ritmo que enganchaban. Esas buenas sensaciones se extendieron con ‘The Devil We Know’, algo más directa, y no tanto con la versión de ‘Run’ de SNOW PATROL; muy fiel a la original, incluso apagándola un poco más (que ya es decir). Y en esa dualidad de sí pero no se mueve el álbum completo.

La vena más atrapante la encontramos en un corte como ‘System Fail’, que es de lo más vivo que nos ofrecen esta vez… y ya. Sí, hay algún momento destacado puntual en canciones como ‘Better Human’, ‘Quiet Now’ (con un Scooter terriblemente emocional en su última parte) o ‘The One That Got Away’, pero no terminan de cuajar del todo. En la atmosférica ‘Beautiful Life’ se anunció la colaboración de Jane Jensen… y ha quedado totalmente tapada y en un segundo o tercer plano; sin cascos, es complicada distinguir su presencia. No es la única voz adicional presente, ya que para el final, con ‘We All Love’, es Nick Coyle quien toma las riendas, dejando a Ward para los coros. Por último, sirva para resumir ‘The Things We Can’t Stop’ un solo tema: ‘Snowblind’. Y no precisamente en el ámbito más positivo. En sus cinco minutos se refleja esa lucha, ese querer y no poder llegar a ser lo que han sido. La fragilidad, una de sus señas de identidad, puede que se les haya vuelto en contra. En la entrevista mencionada más arriba sopesaban la idea de hacer una gira acústica por el vigésimo aniversario de ‘13 Ways to Bleed on Stage’… y lo mismo no les viene mal recordar de dónde vienen para ver hacia dónde van. Sus mejores años quedan lejanos no ya sólo en el tiempo, sino en calidad.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.