Como más abajo es el propio Áitor el que se presenta, poca introducción vamos a hacer a uno de los test más completos que hemos recibido hasta la fecha. Además, llega en el momento adecuado, con los anuncios de las incorpiraciones de CABOVERDE, YOUNG FIRE y ROJO CARDINAL al roster de NOVA Music. Además de la labor de management de éstas, también colaborarán en el booking de QVERNO, ANTIFRÁGIL Y MAUD THE MOTH.

Mucha gente en la música me conoce pero muy pocos saben decir a qué me dedico. Desde 2010 como autónomo intentando (y lográndolo de momento) sobrevivir en la industria musical, pasé del vídeo a la fotografía de conciertos, y de la foto al management y a la producción. Así que lógico que ni mis amigos sepan qué hago cuando nadie sabe definir la producción (pues básicamente hago que todo salga rodado en un concierto).

En mi faceta de mánager he pasado desde mis comienzos con hijosdelasal (quienes me ofrecieron ser su mánager en 2013 sin yo tener ni idea), hasta editar “Ancroidal” de Stoned At Pompeii con Warner Music en 2017. Ahora ya centrado en un nuevo roster de artistas en NOVA Music con Caboverde, Young Fire y Rojo Cardinal, y siguiendo adelante con mis giras y producciones.

Fotografía de cabecera: Roberto Almendral

Aprovechamos para recordaros que para ayudarnos a seguir creciendo y mantener la web, podéis hacer donativos mediante paypal a través de este botón:

Facebook_-_icono insttwit

¿Cuál fue el primer disco que compraste?

Creo que para esto es necesario contar que en mi casa quien tenía discos (unos 300 vinilos) era mi padre, el cuál siempre estaba fuera trabajando y por lo tanto nunca sonaban en casa. Y mi madre poco más allá de 3 cassettes que tenía en el Renault 5. Así que me crié escuchando la radio, Los 40 Principales, y lo que me gustaba era lo que escuchaba allí. Linkin Park, Eminem, Mägo de Oz, Estopa, El Canto del Loco, Evanescence… (estoy empezando muy mal esta entrevista, ¿no?).

Así que el primer disco que me compré con dinero propio fue el E.P. “My World” de Avril Lavigne, me flipaba ella y venía con un DVD. El famoso debut lo tenía pirateado en un CD-R y tardó en entrar en mi casa (pero ahí sigue).

¿Y el último?

Muchos. Entran una media de 20 discos al mes en mi casa, tanto regalos de bandas como compras que hago. Es decir, si respondo esto hoy será un disco, pero si lo hago mañana posiblemente hayan entrado 2 más por la puerta de mi casa.

Pero sí que voy a reseñar especialmente uno de los últimos que compré. A veces creemos que a nadie le importa esa canción que ponemos en Facebook. Pues yo sí me fijo en algunas que desconozco, especialmente si acompaña un texto que pueda llamarme la atención. Una de esas personas que suelen picarme con lo que ponen es Jaime de Catorce. Un día puso un tema de In Case of Fire, una banda que desconocía, y tal como relataba la historia del disco, me dio por escucharlo, cosa que fue imposible porque no existe en internet, ni legal ni ilegalmente, solamente 4 canciones en YouTube. Me gustó lo que escuché y me compré el disco físico en Amazon, con el riesgo de que todo el álbum se me haga espeso (cosa que no ha ocurrido).

 

¿Qué disco has podido escuchar más veces?

En mi vida, “These Days” de Bon Jovi, llevo escuchándolo desde niño porque mi madre tenía el cassette y sonaba en el coche (como comenté antes). Lo asocio a la Navidad, y todos los años me lo pongo un par de veces en esa época. Nunca habían sonado así las guitarras de Richie Sambora, y Bon Jovi no ha vuelto a editar un disco a la altura de su carrera hasta ese disco (conste que yo tengo toda la discografía, incluso los malos).

En los últimos años, he escuchado multitud de veces “Random Access Memory” de Daft Punk. No en mi casa pero sí en la furgoneta en gira. Es un disco que a casi todas las bandas con las que giro les gusta, ese disco ‘de tapadillo’, de «No, no me gusta la electrónica, no me gusta la música comercial, pero… es un discazo». Y con algunos incluso acabamos todos cantando en la furgo. Y en el momento de llegar a mi barrio tras 10 días fuera, buscando aparcamiento mientras te da ese bajón de cansancio, pongo a todo trapo de volumen “Contact”, la última canción, que es un subidón increíble.

¿Qué grupo fue el primero con el que pensaste “éste es mi rollo”?

He cambiado de gustos musicales muchísimo en todos estos años, especialmente porque me dedico a intentar descubrir bandas y estilos nuevos.

Pero sí que hubo 3 discos que dije: «Hostia, quiero indagar más sobre esto». “Gallus” de GUN (el hard rock) y “Tubular Bells 2003” de Mike Oldfield (el rock progresivo). Y el 3º fue “Bat Out of Hell II” de Meat Loaf & Jim Steinman, en ese momento no sé qué despertó en mí ese disco que dije que quería dedicarme a la música (y lo he logrado, aunque no como músico).

¿Un disco que no esté muy bien visto y te encante?

Son tantos, ja, ja, ja. A la hora de escuchar música me guío por algo que me llegue más allá de su calidad. Si fuese así, no podría escuchar Siniestro Total. Por ejemplo, discos que los fans de esas bandas odian y son de mis favoritos, pues “Man on the Rocks” de Mike Oldfield (con el cantante de The Struts), “Chameleon” de Helloween o “A Momentary Lapse of Reason” de Pink Floyd podrían ser ejemplos. O también toda la etapa Phil Collins de Genesis. Y The Corrs, no sé por qué están tan mal vistos, tengo en mucho aprecio el debut de la banda (y lo tengo en CD, vinilo y casette).

Un disco para relajarte y otro para desatarte.

Para relajarme, “Late Nite” de Neal Schon, o cualquiera de Pink Floyd (puede que a día de hoy mi banda favorita, pero eso cambia según el viento). Para desatarme, además del citado anteriormente de Daft Punk, cualquiera de Van Halen o el debut de Danger Danger siempre me ponen arriba, ideal para limpiar la casa, ja, ja, ja.

¿Cuál fue el primer concierto al que asististe?

Esto va a ser largo…

Primero de verdad, la Xabaxira en el Parque de Castrelo de Vigo en el ’98 si no me equivoco. Era un espectáculo con bandas gallegas que salían en el programa infantil Xabarín Club. Tengo recuerdos muy borrosos, porque juraría que yo era mucho más pequeño, pero en el ’98 ya tenía 12 años. Este año ha sido el 25º aniversario del programa (de hecho estuve organizando junto con la TVG un macro-concierto de aniversario que quedó en agua de borrajas por falta de presupuesto), y veo que la TVG ha publicado el vídeo completo del concierto (adjunto debajo). No sé si estoy preparado para arruinar mi infancia viéndolo.

Luego me pasé unos años yendo a conciertos de música folk/celta, que es un poco de donde vengo yo musicalmente, y allí en O Morrazo en verano hay muchos ciclos y festivales gratuitos de ese palo. Tampoco recuerdo ninguno en especial.

El rock, con bandas locales, pues cuando yo tendría unos 16-17 años en Cangas hubo una iniciativa muy chula por parte del Ayuntamiento donde organizaban un ciclo de conciertos llamado Directo Xove, con una programación casi semanal que desembocaba en un concierto final en las fiestas de San Juan. Y también editaban un CD recopilatorio con las bandas de ese año. Ese tipo de iniciativas se echan en falta en general en este país. Pues ahí vi a unas cuantas bandas, pero no podría enumerarlas. Incluso algunas como los conocidos Día de Furia (un orgullo que una banda como esa haya salido de mi pueblo) nunca he tenido la certeza de si llegué a verlos en directo. No había smartphones ni redes sociales para dejar constancia de ello, solo podemos guiarnos por los recuerdos y la posibilidad de tener una entrada física (y no tengo ninguna de aquella época). El único que recuerdo es el de StiGmaTribe (todos estaban en mi instituto) en la discoteca Clip, una banda que hacían tribal-metal y el cantante Roka sacaba un didgeridoo en plena actuación y todos nos volvíamos locos.

Y ya el primero que fui conscientemente, con mi entrada comprada, fue Mägo de Oz también en Cangas, año 2004 en el campo de fútbol de O Carrasco. Curiosamente, el 2º concierto de Jorge Salán con la banda, quién me iba a decir a mí que 10 años después estaría girando por toda España con él.

¿Y el último?

Estoy una media de 5 conciertos por semana, sea por trabajo o por ocio, ja, ja, ja. A veces es una locura. El último en concreto seguro que ha sido ayer.

¿De cuál guardas un mejor recuerdo?

Por lo que han significado a nivel personal, uno es Jean-Michel Jarre en Santiago durante el Xacobeo 2010 (creo que nunca más he visto un montaje como ese, con luces iluminando la catedral, fuegos artificiales, el famoso arpa-láser de Jarre, etc.). El otro, U2 en Barcelona en la gira de 30º aniversario de “The Joshua Tree”. U2 es una banda que me marcó mucho en mi adolescencia, y este show tras 4 temas en formato ‘pequeño’, de pronto se pusieron en las posiciones ya para el gran formato de escenario que llevaban, se apagaron las luces, se encendió el árbol de Joshua gigante que llevaban en color rojo, y comenzaron los acordes de “Where the Streets Have No Name”. Comencé a llorar.

Y a nivel más pequeño, Sólstafir en el Madrid is the Dark 2018 me parecieron algo fuera de serie. Y nuestros De la Cuna a la Tumba en Siroco en 2016, junto a Virgen y 13 Segundos, fue de los más bestia que vi nunca. Fui por mis amigos Virgen, nunca había visto a Kantz en directo, y el disco de DLCALT lo tenía un poco de oídas. Y de pronto me encontré con una apisonadora en mi cara, Kantz es el frontman perfecto.

A nivel profesional, me quedo sin duda con cualquiera de la gira por Escandinavia con Jorge Salán. Una gira dura sin duda, pero de la que guardo mogollón de recuerdos buenos. La experiencia de mi vida. Y de mi etapa como fotógrafo me quedo con los conciertos de Def Leppard en Santiago (2013), Avantasia en Madrid (2016) y la reunión de Helloween en Madrid (2017), han supuesto ya no solo un paso más en mi carrera si no que han sido con 3 bandas que en su día quemé los discos de tanto escucharlos.

Si pudieras viajar a una época, etapa o corriente musical, ¿cuál sería?

Me encantaría haber nacido en 1965, por ejemplo. Haber crecido como niño con la música de los ’70 (imagina ver con 10-11 años las primeras grandes giras de Pink Floyd, por ejemplo); como adolescente en los ’80 (aunque implicase llevar hombreras y el pelo cardado); y trabajar en la música como ahora pero ya en los ’90, en lo que fue el momento más grande de la industria (giras de estadios de Bon Jovi, Red Hot Chili Peppers, Pearl Jam, Guns N’ Roses, montajes espectaculares como los de Peter Gabriel o U2, etc).

¿Cuál es el videoclip que más veces has visto?

Pues si no es “Lapdog” de Agoraphobia (más que nada porque lo dirigí y grabé yo y lo vi mil veces en el montaje, ja, ja, ja, ja), seguramente alguno de la época en que me tragaba los sábados por la mañana la lista del 40 al 1 de Los 40 Principales. Me encantaba por ejemplo «Time Is Running Out» de Muse. Más allá de eso, hoy en día veo un videoclip y ya está, ya lo consumí y es raro que vuelva a verlo a no ser que me deje el culo torcido (por ejemplo, 2 de Xaime Miranda que os recomiendo, “Gris” de Basanta y “De bruma e salitre” de Mileth, que tienen tantos detalles del folklore gallego que sí los he visto repetidas veces).

¿Y el DVD, documental o concierto en vídeo?

“Keep the Faith: An Evening with Bon Jovi”, una suerte de unplugged que se emitió en MTV, que Bon Jovi grabó justo antes de editar el disco “Keep the Faith”. Estaban en el centro del público, un formato que me encanta, y sin duda en su mejor momento como banda, la voz de Jon es espectacular y la cover de “With a Little Help from My Friends” (en versión Joe Cocker), brutal. Lo tengo en CD-i, pero no tengo reproductor para verlo, pero lo vi mucho en un archivo pirata (con una calidad bastante lamentable) que me pasaron en la época pre-YouTube.

Y uno que me flipa es “The Freddie Mercury Tribute Concert”. Axl con falda dando vueltas en “Bohemian Rhapsody” junto a Elton John me deja tonto. Y además sabiendo que Queen nunca me han gustado más allá de los hits.

¿Aficionado a películas y series? ¿Recomendaciones? ¿Alguna otra afición confesable?

Películas de siempre, de hecho yo quería dedicarme al cine. Soy de blockbusters a muerte, aunque de vez en cuando me meta en cines independientes. Las sagas de “Star Wars”, “X-Men” y “Terminator” me encantan. “Los inmortales” y “Matrix” nunca me cansaré de verlas, y “Mad Max: Furia en la carretera” me parece una pasada (puede que la película que más veces he visto en menos tiempo).

No voy a recomendar mi favorita, pero sí una desconocida: “Interstate 60”, de Bob Gale. Dirigida por el guionista de “Regreso al futuro”, y aparecen en ella Michael J. Fox y Christopher Lloyd (Marty y Doc, para entendernos). No es ningún peliculón, ni una obra maestra, pero es una road-movie muy entretenida y que te hace pensar algo. Imprescindible si estás perdido en tu vida.

Las series siempre me han costado, no soy de esos que ve todo lo que sale y todo le alucina, de hecho suelen cansarme. Pero sí hay algunas que me encantan como “Corrupción en Miami”, “Perdidos” (sí, a mí me gustó el final), la olvidada “Firefly”, o la maravilla “DARK” (gracias Netflix).

Y me gusta escribir críticas de películas, lo hacía en mi Facebook a nivel personal porque creo que aprendes a analizar las películas más allá de ser un mero espectador. Hasta que llegó mi amigo Julio y me propuso publicarlas en su web Enclave de Cine (dicho sea, que son los responsables de que yo haya comenzado a hacer fotos en conciertos, pero eso es una historia muy larga). De todas formas, últimamente estoy tantos días de gira y trabajo tanto, que ni voy al cine ni consigo estar despierto en el hotel viendo una serie.

¿Más aficiones? Me encanta pasear, ponerme los cascos y hacerme kilómetros, 1 ó 2 horas. Si es por campo mucho mejor.

¿Tu último descubrimiento musical?

Me pasa mucho, conozco a bandas de nombre, o sea, sé que existen, e incluso he escuchado 1 ó 2 canciones conocidas. Además me pasé años escuchando solamente hard-rock ochentero. Pero el profundizar en su discografía y ver que realmente te gustan es algo que voy haciendo poco a poco. Entonces podría decir que recientemente ‘he descubierto’ a Marillion, Nothink, Berri Txarrak o Manic Street Preachers (y de los cuales voy poco a poco completando mi colección discográfica).

Hay dos casos particulares: uno es el trabajo de Daniel Arias, descubrí NueveNoventaiCinco y me pareció brutal. De ahí pasé a su siguiente banda, ZoO, y me ha gustado todavía más. Y un día me dio por escuchar su último proyecto, Pasajero, banda de esas que tienes en una lista negra imaginaria por calificarlos como indie, y me he encontrado con 3 discos que me han dejado flipado. De verdad, enganchadísimo especialmente al último de Pasajero, “Antídotos fugaces”.

Y la otra banda son Dredg. Sí, vale, seguro que los lectores de esta web conocen a Dredg, y “El cielo” es un disco referencial para muchos. Pero yo en mi vida había escuchado el nombre siquiera. En enero, tras el concierto de Minor Empires en Moby Dick, la sala puso una playlist que tienen (que en conciertos posteriores he vuelto a escuchar), y el 2º ó 3º tema fue “Bug Eyes” de Dredg. Quedé por un momento pensando en lo mucho que parecía Minor Empires (a mí se me parecen las voces de Gavin Hayes y de Juan Blas), pero que no eran Minor, ni Nothink. Shazam me dio la respuesta, y de allí a 2 días el disco “Catch without Arms” entraba por la puerta de mi casa.

Si tuvieras que elegir una canción y un disco de tu grupo para presentarte, serían…

De todos los proyectos en los que he trabajado como mánager, y a la espera de publicar los que vienen en camino, me quedo a día de hoy con el disco “Ancroidal” de Stoned At Pompeii. Canción, la propia que da nombre al disco, dividida en 2 movimientos, me parece preciosa.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.