Nunca hemos ocultado que tanto este test como el de los tops son egoístas. Los primeros consumidores de medios musicales somos nosotros mismos, y nos encanta leer de dónde viene la gente, hacia donde va, encontrar nexos de unión, descubrir nuevas bandas… y eso incluye tanto a músicos como a gente alrededor de esta ¿industria? A las recientes respuestas de Aitor Nova nos remitimos (que en breve tendrán continuación con

Ya se han pasado por la web Albert Vila de Science of Noise, César Aguilar de Zona-Zero con sus 10 discos infravalorados o Jesús Darkches del Facebook de Metal Español por citar algunos. Así que nos hace mucha ilusión la presencia de Gonzalo Puebla, con el que compartimos esa chispa, pasión y buen hacer en esto, y que desde hace años forma parte de Rockzone (web/issuu), una revista referente en los medios especializados,

Supongo que la gente me conocerá por ser “ese tío que escribe en la RockZone” (o por cosas todavía peores que no vienen al caso, como ser del Atleti…). Pero la realidad es que me considero fan de la música mucho antes que “periodista”.

Solo soy un chaval al que, allá por 2008, un buen día le apeteció abrir un modesto blog llamado melomanía 21 (que sorprendentemente todavía sigue en pie, aunque en un estado aún más lamentable que el que presentaba en sus mejores días http://melomania21.blogspot.es/), para escribir sobre los discos que le gustaban. De ahí pasé a colaborar durante un par de años en la web de Zona-Zero, de la que a estas alturas debo ser uno de los usuarios más veteranos (o dinosaurios, como nos gusta llamarnos) en activo.

En 2012 recibí una llamada de Jordi Meya preguntándome si me gustaría entrar a formar parte del equipo de RockZone. Creo que ni me dio tiempo a pensarlo y responderle que sí. RockZone es la revista con la que he crecido desde que tenía 16 años. Buena parte de mi educación musical viene de pasarme horas leyendo y releyendo sus páginas. Así que para mí es un gustazo ser parte de ella, pero sobre todo el poder aportar mi pequeño granito de arena a este mundillo que tan feliz me hace, ya sea hablando de las bandas punteras que todos conocemos como de grupos de aquí que intentan abrirse camino. Me gusta estar un poco en ambos bandos; lo grande y lo pequeño.

Aprovechamos para recordaros que para ayudarnos a seguir creciendo y mantener la web, podéis hacer donativos mediante paypal a través de este botón:
 

¿Cuál fue el primer disco que compraste?

Si obviamos las cintas de Los Pitufos Makineros o los Disco Estrella que tenía cuando era un mocoso, el primer disco “de verdad” que me compré fue el Greatest Hits de Lenny Kravitz. Recuerdo que lo veía anunciado en el programa de Estudio Estadio cuando ponían los mejores goles de la jornada y sonaban ‘Are You Gonna Go My Way’ y ‘Fly Away’, y pensé: “hey, esto suena bien”. Así que me lo acabé comprando al poco tiempo. Siento no tener una historia más glamurosa que contar, pero la realidad es que empecé así.

¿Y el último?

La verdad que últimamente, con los que me envían a casa por historias de la revista y demás, realmente ya compro pocos discos porque además ya no me entran en la estantería. Y si lo hago, casi siempre suele ser en un concierto porque lo tengo más a mano y quiero pillar expresamente algún álbum.

Creo que el último que compré (pagando con mi dinero, sin que fuese un regalo de alguna banda, me refiero) debió de ser Full Moon In Scorpio de The Wizards en el pasado Download Festival. Llevaba mucho tiempo queriendo verles en directo y, por unas cosas u otras, siempre que venían a Madrid no podía ir. Así que ésta vez aproveché y me acerqué al puesto de merchandising para hacerme con una copia en CD. Lástima que no tuviesen el último, Rise Of The Serpent, porque hubiera caído igualmente.

Siempre compro en CD. No soy consumidor de vinilos ni tengo plato. Ya bastante locura me parece con lo que tengo en casa como para empezar otra colección. Aún así, hay un par que conservo con mucho cariño en ese formato como son Road To Swampland, de mis colegones de Swampig, y Arcadia, el último discazo de Catorce.

¿Qué disco has podido escuchar más veces?

Bufff, es imposible decirte solo uno. Hay muchos que he trillado infinidad de veces y todos los asocio a algo especial. El primero de Audioslave me lo llevaba siempre en el discman cuando iba de excursión con el cole. Enema Of The State  de Blink 182 ha sonado infinidad de veces en la piscina veraneando con mis primos. Morning View de Incubus lo pincho siempre que empieza a hacer buen tiempo. Songs For The Deaf de Queens Of The Stone Age es mi disco favorito para conducir. Con Spotlights de Nothink aprendí que aquí en España también se pueden hacer discazos igual que los de fuera. El Ten de Pearl Jam me lo sé de memoria. Grace de Jeff Buckley te diría que tres cuartos de lo mismo… Muchísimos, y más que me dejo en el tintero.

¿Qué grupo fue el primero con el que pensaste “éste es mi rollo”?

Aunque a día de hoy es un grupo que no me llama prácticamente nada, fueron Red Hot Chili Peppers los que se encargaron de inyectarme el veneno del rock. Recuerdo perfectamente que era junio de 2002, y un día viendo los 40 Principales de repente apareció el videoclip de ‘By The Way’. Y me flipó del mismo modo que te comentaba antes con el de Lenny Kravitz. Me lo acabé agenciando al poco tiempo. Tengo que reconocer que la primera vez que escuché el disco, pensé que tampoco era para tanto (ya se empezaba a notar la deriva más comercial que fueron pillando con el tiempo). Pero bueno, no tardé demasiado en descubrir todos los singles que habían hecho en Californication y Blood Sugar Sex Magik. En su momento me gustaban muchísimo.

También, poco después, descubrí a Foo Fighters con One By One, el debut de Audioslave, Incubus, Green Day, Nirvana, Metallica, System Of A Down, Jimmy Eat World… y ya no hubo vuelta atrás.

¿Un disco que no esté muy bien visto y te encante?

Que no esté bien visto… supongo que dependerá de quien le eche un vistazo a mi colección, pero por ejemplo tengo el Three Cheers For Sweet Revenge  y The Black Parade de My Chemical Romance. El segundo quizás no tanto, pero el primero me parece un discón digan lo que digan. También imagino que no quedará bien que hable del Start Something de Lostprophets por los motivos extra musicales que acabaron con el grupo, pero también es un álbum que escuché muchísimo cuando era más joven. Incluso tengo una camiseta de ese disco y me la sigo poniendo de vez en cuando.

Discos infravalorados hay muchos. Por decirte uno que me parece una barbaridad y del que no he visto que mucha gente hable de él; Eric Fuentes/Barcelona de Eric Fuentes, cantante, guitarrista y compositor de The Unifnished Sympathy. Es un disco triple con canciones en inglés, castellano, catalán, que va desde el pop-rock en el mejor de los sentidos hasta el punk, que encima cuenta una historia personal, hay versiones de por medio… Me parece una obra maestra descomunal. Cuando la gente habla de creatividad, deberían de escuchar a este tío. Es un genio.

Un disco para relajarte y otro para desatarte.

Cuando quiero relajarme de verdad y no pensar en nada más, prefiero estar tirado en la cama en silencio. Ya escucho tanta música al cabo del día que cuando necesito un respiro lo último que quiero es más música. Pero te diría que cuando estaba en la Universidad, entre descanso y descanso de estudiar los apuntes, me solía poner los discos de Wilco y me ayudaban muchísimo a desconectar.

Para animarme, más que desatarme, me vale cualquier canción de The Hellacopters. Da igual la que sea. Siempre que suenan me arreglan el día en un santiamén. Nunca fallan.

¿Cuál fue el primer concierto al que asististe?

Bueno, a esto tengo que responder en dos tiempos. Yo soy  de Talavera de la Reina (Toledo), y hasta que no me vine a vivir a Madrid, los únicos conciertos que podía ver en mi cuidad eran los que se montaban en las ferias. Allí he podido ver a Sôber, Dover, Mago de Öz, Mojinos Escozíos, Reincidentes, Barricada… Era lo que había.

Así que si no contamos esos, mi primer concierto fue el de R.E.M. el 8 de enero de 2005 en el Palacio de Vistalegre en la gira de Around The Sun. En aquel entonces estaba muy metido en su música. Mis tías tenían muchos discos suyos de los 90: Green, Out Of Time, Automatic For The People, Monster, Up…Y a pesar de que tal vez no era una música que me correspondía por edad, de algún modo me enganché a ellos. Les pedí a mis padres que me regalasen la entrada porque justamente coincidía con mi cumpleaños. El problema es que a ninguno de mis amigos les gustaban tanto como para ir al concierto (además, todavía me quedaban un par de meses para venirme a Madrid a empezar la Universidad). Así que al final me acompañó mi tío y lo vimos desde la grada.

Meses después iría a la gira de Green Day presentando American Idiot en Madrid con dos amigos. Me parecieron los dos mejores conciertos que había visto en mi vida… pero claro, tenía 18 años. Cuando eres joven todo te impresiona más.

¿Y el último?

Mi media de conciertos al mes suele estar entre 4 o 5. Así que dependiendo del momento en el que te conteste podría ser uno u otro. Mientras respondo al cuestionario, el último al que he asistido ha sido el de The Blackjaw junto a Árida el pasado sábado 2 de noviembre en Moby Dick presentando Burn The Artisan, su nuevo álbum. Aunque lo mismo para cuando esto esté publicado, seguramente ya haya sido el de Berri Txarrak despidiéndose en el Palacio de los Deportes. No paro.

¿De cuál guardas un mejor recuerdo? 

Igual que con lo que me preguntabas antes por cuál es el disco que más veces he escuchado; imposible quedarme con uno. La primera vez que vi a Pearl Jam para mí fue mágico, un concierto prácticamente perfecto. Ver a Neil Young hace un par de años en el Mad Cool me voló la cabeza. La última vez que vinieron Deftones a La Riviera, que no pensaba que pudieran ser así de buenos en directo. El concierto que dieron Berri Txarrak de manera casi clandestina en Ritmo & Compás como JMH Trio. El viaje que me hice hace casi un año para ver a A Perfect Circle en Londres… Muchos.

Pero si hay uno que siempre me viene a la memoria, no es un concierto, sino el primer festival al que fui en el extranjero. En 2012 me fui con una muy buena amiga mía a Alemania para asistir al Area 4, que se celebraba en una base área. El cartel era una pasada: Social Distortion, The Gaslight Anthem, Beatsteaks, Boysetsfire, The Flatliners, A Wilhelm Scream, Sick Of It All, Graveyard, Letlive, Kvelertak, Touché Amoré, Polar Bear Club, The Subways, Me First And The Gimme Gimmes… Había un ambiente estupendo en todo lo que rodeaba al festival. Fue toda una experiencia y lo pasamos en grande. Lo malo es que esa fue la última edición que hicieron. Nos quedamos con la espinita de volver al año siguiente.

Como primera persona… bueno, nunca he tenido un grupo. Pero cuando estaba estudiando la carrera, vivía en un Colegio Mayor de la Complutense, el Diego de Covarrubias, y todos los años organizábamos un concierto que se llamaba el Kovarock. Consistía en una especie de karaoke en directo con una banda formada por los estudiantes que supiesen tocar algún instrumento y cualquiera que se prestase a subir a hacer el gamba al escenario. Por supuesto, yo participé destrozando versiones de Marilyn Manson, Nirvana, The Clash, Berri Txarrak… Incluso me llegaba a disfrazar y todo para la ocasión. Espero que los documentos audiovisuales de aquellos conciertos no vean jamás la luz por el bien de la humanidad.

Si pudieras viajar a una época, etapa  o corriente musical, ¿cuál sería?

No me considero una persona especialmente nostálgica en ningún ámbito de la vida. Tampoco en la música. No soy de los que piensan que lo de antes era mejor y lo de ahora apesta. Siempre he pensado que cada época tiene sus cosas buenas y malas, y que para valorarlas en su justa medida siempre hace falta algo de perspectiva. Me parece que estamos viviendo un momento genial en cuanto a la cantidad y calidad de las propuestas que hay hoy en día. Igual que sentimos envidia de nuestros abuelos por haber vivido ciertas cosas del pasado, nuestros nietos lo harán con lo que estamos viviendo ahora (toma reflexión filosófica de tres al cuarto  que me acabo de marcar).

Pero respondiendo a la pregunta, hubiera estado bien vivir en Londres en la década de los 60 y ver toda la explosión de grupos como The Beatles, The Rolling Stones, Pink Floyd, Led Zeppelin, Black Sabbath, Jimi Hendrix… O estar en Seattle a comienzos de los 90 con el grunge. Eso hubiera molado.

¿Cuál es el videoclip que más veces has visto?

Otra  pregunta complicada. No soy muy de quedarme con videoclips y menos ahora que hay tantísimos. Pero cuando veía la MTV me tragaba un montón. Uno que me encantaba era el de ‘Cochise’ de Audioslave. La primera vez que lo vi me impactó mucho por la fuerza que transmitía junto con la canción. ¡Y eso que en realidad no era más que el grupo tocando mientras estallaban un montón de fuegos artificiales! Me pregunto si tuvieron que repetirlo muchas veces para dar con la toma buena…

¿Y el DVD, documental o concierto en vídeo?

Me sucede lo mismo que con los videoclips. Antes compraba un montón de DVDs. Ahora con Youtube no tiene mucho sentido. Los que más veces me habré tragado… Live At Grand Olympic Auditorium de Rage Against The Machine, Touring Band 2000 de la gira de Pearl Jam con Binaural, Live At Red Rocks de Incubus, Runnin’ Down A Dream el documental de Tom Petty And The Heartbreakers, muchísimos de Bruce Springsteen… Tengo unos cuantos por aquí en casa.

Seguramente el que más veces he visto debe ser el DVD de Led Zeppelin, porque fue de los primeros que tuve. Ya solo con el primer disco que traía el directo en el Royal Albert Hall del 70 me quedaba embobado viendo a Jimmy Page tocando la guitarra con el arco de violín en ‘Dazed And Confused’, o el solo de batería brutal de John Bonham en ‘Moby Dick’. Y el segundo disco también era una pasada. Es súper completo para hacerte una idea de cómo eran Zeppelin en directo.

¿Aficionado a películas y series? ¿Recomendaciones (o favoritas)? ¿Alguna otra afición confesable?

De un tiempo a esta parte, soy más de series que de películas. Cuando era más pequeño iba casi todos los fines de semana al cine y a la bolera a gastarme la paga. Ahora creo que voy al cine no más de 5 veces al año. Hay pocas películas que consigan llamarme lo suficiente como para pagar una entrada. Soy más de rebuscar cosas que aún no haya visto y se me hayan escapado. Mis favoritas serían El Padrino (la trilogía, la entiendo como un todo) de Francis Ford Coppola, Érase Una Vez En América de Sergio Leone y El Pianista de Roman Polanski. Y aunque no he incluido ninguna cinta suya, Stanley Kubrick me parece el mejor cineasta de todos los tiempos. Ahí lo dejo.

En cuanto a series, son muy fan de todo el catálogo de HBO. Por supuesto, Los Soprano son una religión. Es la única serie de la que tengo la caja con todas las temporadas. Una que me chifla y que quizás no sea muy conocida, aunque se llevó muchos premios, es Boardwalk Empire, la serie de gangsters ambientada en el periódo de La Ley Seca en los años 20. Estando metidos Martin Scorsese, Steve Buscemi, Terence Winter y buena parte del equipo que hizo Los Soprano, sabía que me iba a gustar incluso antes de ver el episodio piloto. En mi opinión, es tan buena como The Wire o Breaking Bad. Como ves, me gusta todo lo que es el cine de mafiosos.

También me gusta leer. Antes era más de novelas. Ahora estoy a tope con biografías y libros relacionados con música. Estoy acabando la de Ozzy Osborune y no sé si todo lo que contará será cierto, pero me está pareciendo más loca incluso que la de Lemmy de Motörhead o Los Trapos Sucios de Mötley Crüe. Otro que recomiendo muchísimo es Todo El Mundo Adora Nuestra Ciudad, que es una historia oral sobre el auge y caída del grunge. Ayuda a desmitificar muchas leyendas. Curiosamente todos los que he mencionado son de la editorial ES POP. Siempre estoy atento a todo lo que van publicando.

¿Tu último descubrimiento musical?

Me pasa parecido a lo que comentaba Aitor Nova hace poco en esta misma sección. Como periodista musical, siempre intento estar pendiente de las novedades que van apareciendo mes a mes, pero también tengo cuentas pendientes con bandas que conozco desde hace tiempo pero nunca me he puesto a escuchar a fondo. El último caso es el de Cult Of Luna. A raíz de su reciente álbum, A Dawn To Fear, me he decidido a bucear en su discografía. Especialmente Eternal Kingdom me ha gustado mucho. ‘Ghost Trail’ me parece un monumento de canción. Últimamente estoy escuchando muchos grupos de este palo: densos y con temas que se van más allá de los 10 minutos, como Neurosis o Elder. Estoy muy metido en ese rollo.

Y de bandas nacionales, lo que más me ha sorprendido estos meses es Oreka Ahula de Mocker’s. Es un power trío de Durango (Vizcaya) en la onda de Atavismo, Bourbon, The Soulbreaker Company… Rock psicodélico en definitiva, solo que cantado en euskera. Jóvenes y muy buenos.

Si tuvieras que elegir una canción y un disco de tu grupo para presentarte, serían…

Dado que no tengo grupo y mi banda favorita es Pearl Jam, les tendré que mencionar a ellos y evidentemente tengo que elegir ‘Rearviewmirror’, que como algunos sabrán, es el nick que uso en los foros y en muchos otros sitios. Al principio lo escogí porque era el nombre que usaron para el grandes éxitos que publicaron en 2004. Pero según ha ido pasando el tiempo, me he dado cuenta de que la letra de la canción tiene un significado especial. En realidad habla sobre la relación que Eddie Vedder tuvo con su padre adoptivo, que le maltrataba, y cómo consiguió dejar todo eso atrás. Pero a mí me gusta aplicarla a cosas de mi propia vida que a lo mejor no entendí en su momento, pero que pasado un tiempo logras comprender mejor. La letra dice: “saw things so much clearer” (“vi las cosas mucho más claras). Tengo pánico a las agujas, pero si algún día me hago un tatuaje sería una buena idea, ¿no?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.