9Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votos)
9.5

 

crisixcoverNo creo que CRISIX necesiten a estas alturas que les digan lo buenos que son o lo buenos que pueden llegar a ser. Básicamente porque seguro que una parte de ellos lo sabe; y la otra depende del factor suerte que les acompañe. Por ejemplo, ese que cuando falta, hace que cancelen una gira programada por Latinoamérica, como han anunciado recientemente. Las cosas hay que hacerlas bien, y cuando algo que no está en tu mano falla, todo se puede venir abajo, y a veces hay que dar un paso atrás para poder dar tres hacia delante.

Eso no ocurre cuando tienes el control, como pasa en una grabación… a priori. En nuestro reportaje de 15 discos que saldrían en 2015 citábamos su tercer trabajo de pasada, ya que apenas había información de él. No mucho después, en marzo de ese año, informaban de su entrada al estudio, por lo que lo esperábamos que este ‘From Blue To Black’ no tardara tanto en llegar. Dicen que lo bueno se hace esperar, y volviendo al primer párrafo, si hay que dar un paso atrás y no correr para que los que se den hacia delante sean más firmes, bienvenidas sean las esperas para que todo esté bien hecho. Lo malo es que según qué bandas, tres años para un nuevo disco es demasiado tiempo, y corres el riesgo de que todo lo que tienes alrededor en la era digital te coma un terreno difícil de recuperar. Por suerte para ellos, no parece el caso; a su famoso ‘Ultra Thrash’ me remito, que hace unas semanas superaba el millón de visitas en YouTube.

A estas alturas no debería sorprender la madurez que han alcanzado en las composiciones. Pero sigue chocando que unos chavales rondando la veintena debutaran hace cinco años con ‘The Menace’. Y eso, trasladado a 2016, hace que Juli (el mayor), todavía no haya llegado a los 30, que sus compañeros de batallas estén en los veintipico, y que su última incorporación, Dani (bajista), supere por poco los 20. ¿Por qué este análisis que parece tan absurdo? Pues porque sin con esa edad son capaces de hacer dos discos como los anteriores y ahora éste, quién sabe cuál es su techo. Porque no creo que su proyección tenga límites, y mucho menos su música.

El thrash es un género que a veces peca de unas barreras invisibles, que algunos se atreven a traspasar, otros derribar y unos tercero directamente a saltarlas y explorar otras vías. En su caso se mueven como pez en el agua, aportando influencias variopintas a su base evidente; son algo así como lo que fueron ANTHRAX en su momento, un grupo sin complejos. ‘Strange’, su primer adelanto, era CRISIX en estado puro, un tema anclado en sus raíces y embrutecido, perfecto para abrir boca. Con el videoclip de ‘G.M.M’ la cosa mejoró, muy al estilo ‘I.Y.Y.F’;  no ya por la nomenclatura, sino por esos coros que apoyan la voz principal. Si antes eran un recurso, ahora han terminado por explotarlo. Esos “… The Great Metal Motherfucker!!!” te contagian desde la primera escucha de la canción, y te incitan a cantarlo, y eso que excepto del solo de guitarra en adelante, no es de los temas más animados y espídicos. Coros y velocidad encontramos en la apertura con la esquizofrénica ‘Conspiranoia’ (vaya trabajo el de Busi y Requena) y su continuación, ‘Journey Through the Fire’, poniéndonos en la rampa de lanzamiento con los siete minutos iniciales.

Tras la mencionada ‘G.M.M’, la rapidez sigue muy presente en ‘T-Terror Era’, mientras que en ‘Psycho Crisix World’ se autohomenajean, con un comienzo muy al estilo ‘Brutal Gadget’ antes de dar rienda suelta a su locura, en este caso algo más pesada, pero de una manera mucho más pegadiza, de nuevo con unos coros que cobran vital importancia gritando el título del tema. ‘From Blue to Black’ es un disco hecho por y para el directo en su mayor parte; quizá por eso choca que el tema que lo da título sea uno de los menos instantáneos, más largo y elaborado, con tramos muy diferenciados, un final espectacular… Se puede decir que han nombrado al álbum con la pieza más distinta al resto. Aunque si de distinción hablamos, ¿a quién se le puede ocurrir componer algo en cinco idiomas diferentes? Con todo el respeto a la parte instrumental (que además, vaya trabajo hacen tanto en todo el disco como en este corte completo), las voces y las letras son las protagonistas. Juli se encarga del catalán, y cuatro invitados de lujo de otras tantas lenguas. Juan de SOZIEDAD ALKOHOLIKA aporta su registro tan característico en euskera, y Guillermo Izquierdo de ANGELUS APATRIDA hace lo propio con el inglés, siendo ambos los que más peso llevan. Del castellano se ocupa Javier Cardoso (VITA IMANA), y Pla Vinseiro (MUTANT) lo hace en gallego. Casi nada. Puede que de primeras descoloque, por no saber quién viene en cada momento; o por no entender a alguno de ellos (al menos en mi caso). Pero una vez se le pilla el punto termina siendo uno de los momentos álgidos del disco; tanto por contar con la unión de cinco vocalistas, como sobre todo por lo que representa: son cinco como si fueran uno, sin importar la procedencia ni el idioma en el que hablen. Libertad de expresión se llama.

Tras el momento pseudofilosófico, sólo queda rematar. De nuevo unos coros, en este caso de niños, rezan “… we are the rest, we are the dust, we are the fallen” para comenzar la guinda del pastel. Recuperan en parte el tono algo más oscuro de la canción que titula el álbum, dejando en parte de lado el buen humor de buena parte de sus canciones y el toque fiestero para sonar más serios y trabajados, acompañando al tema que tratan. Un final más largo de lo habitual, y que alargan a la contraria de METALLICA en sus años mozos: agregando una outro acústica ante lo que parece el final… para de nuevo volver a arremeter con las frases principales que se van desvaneciendo en un fade-out emotivo y melancólico. No, todavía no han tocado techo, y no tiene pinta de que lo vayan a hacer en el futuro cercano.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.