8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: THE VINTAGE CARAVAN / RIVAL SONS / SCORPION CHILD

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

‘Something Supernatural’ fue uno de esos debuts que me hacían mantener viva la esperanza de que hay todavía un futuro brillante en el mundo del rock para las siguientes generaciones. Ya lo dejé claro en su reseña, y es que aquel 2014 nos dejó algunas primeras referencias discográficas que ilusionaban, como las de MARMOZETS, BLUES PILLS, o nuestros propios CATORCE y MINOR EMPIRES. Lo mejor de todo es que eran estilos de lo más variados. Con ‘Welcome to Fat City’ aguantaron el tirón, si bien no llegaba a la excelencia de su obra de presentación. Y este ‘Motherbrain’ sigue la senda de ambos: el sonido retro del primero, pero en un escalón inferior como ocurrió con su secuela.

‘Keep Me Down’ era un single con suficiente tirón y con todos los elementos característicos de la banda, además del buen humor que destilaba su videoclip. El almirante del barco sigue siendo el chorro de voz de Brandon Yeagley, cuyo peso en cada canción es determinante. El toque cómico se hacía todavía más evidente los tres planos secuencia de ‘Low Life’, con una atmósfera mucho más setentera. Y es que aquella década juega un papel primordial desde el comienzo con ‘Burn’, deudora de unos Zeppelin más pesados y contundentes. Porque si hay algo que hacen bien CROBOT, es coger de aquí y allá, pasarlo por su filtro, y crear sus propias canciones. Dicho de otra manera, no son otro revival más que copia lo que ya está hecho.

La verdad es que en líneas generales, ‘Motherbrain’ es bastante más oscuro que sus predecesores. Esos pasajes de ‘Alpha Dawg’, ‘Stoning the Devil’ y ‘Blackout’ rotos por guitarrazos y arranques de energía son muestra de ello. Y es que si de algo se puede catalogar el álbum, es de intenso, con letras mayúsculas. En ‘Gasoline’ alternan partes más tranquilas con otras en las que sacan músculo, y quizás en cortes como ‘Destroyer’ o ‘Blackout’ se echa en falta algo más y velocidad… aunque en la segunda amaga Chris Bishop amaga con ello. El dinamismo que les falta a éstas, desborda en ‘After Life’. Para el final me guardo la enorme ‘Drown’, donde tocan techo compositivamente hablando, y ‘The Hive’, con la que cierran. La primera tiene un halo místico en la que nos ofrecen un tema que entra de lleno en el podio de lo mejor que han hecho hasta el momento, con el grupo en estado de gracia y una garra en algunas partes que podían haber extendido un poco más por las demás. La segunda vuelve a jugar al engaño, y es que si de entrada parece un final tranquilo y apaciguado, por momentos nos sumerge dentro de algunas melodías de lo más pegadizas del álbum.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.