Tienen algo. Está claro que BRUTUS tienen algo. Más allá de su actuación en la última edición del Download Festival celebrada en Madrid, no tengo conocimiento de que el trío belga hubiera visitado España con anterioridad. Y ahí estaban, un lunes pasadas las diez y media de la noche en una pequeña sala de la capital del país… llena. Sí, pequeña, pero llena.

Las buenas maneras apuntadas en ‘Burst’ hace un par de años se confirmaron en 2019 con un sobresaliente ‘Nest’ (aquí tenéis su reseña); no es que hayan saltado a la fama absoluta, pero ahí están, luchando, girando y haciéndose poco a poco con un nombre a base de patearse Europa. A buen seguro que alguno de los allí presentes quedó encandilado en el citado festival, y no dudaron en repetir la experiencia; otros, como es mi caso, a falta de verlos en un escenario grande, cuadró la agenda para disfrutar de su magia en un recinto acogedor.

Sin previos ni platos previos, los tres miembros se subían al escenario para empezar con una ‘Fire’ épica, ideal para introducir a la banda y dar un calor inicial… que se extendería durante una hora. Y es que más de una vez se escuchó gritar a Peter (bajista) “… open the window!”. ‘Cemetery’ sonó hipnótica, tal cual lo hace en el disco. Y es que si se trata de elegir un punto a favor, está claro cual es: lo que escuchas en estudio es lo que contemplas en vivo cuando los tienes en frente. Buena parte de la atención la tiene Stefanie, tanto por cómo le pega a la batería, pero sobre todo por su voz tan atrapante. Pero es que Peter y Stijn tienen una importancia básica, y la compenetración de los tres sobre el escenario crea momentos realmente mágicos. La espídica ‘Horde II’ o el comienzo ambiental de ‘Drive’ son buenos ejemplos; vaya temazo éste segundo con sus cambios de ritmo.

Aunque si de temazos se trata, tienen mucho de donde coger. ‘War’ sonó imponente tras esos dos minutos iniciales, ‘Distance’ hechizante, e incluso a la simpleza de ‘Space’, que no es que me haga mucha gracia en estudio (que hace las veces de interludio), me encantó como momento de pausa. Con ‘Justice de Julia II’ llevaron su concierto a un nivel todavía superior, tocando techo; que no ‘Techno’, con su martilleante frase final de “… I wanna dance in your big big city”; lo hubiéramos hecho de no estar como sardinas en lata. Esa llegaría después de una ida de pinza como ‘Child’, que nos muestra los dos lados de la banda en una misma moneda, tanto los más dulces y atmosféricos como los más cañeros en algunos tramos instrumentales. A menor escala, hicieron lo mismo en ‘Baby Seal’, y sobre todo en ‘All Along’. Si un rato antes tocaron techo, se elevaron al cielo con la bella ‘Sugar Dragon’, totalmente entregados y con unos segundos finales emocionantes, con Stefanie cantando la última parte ya con sus compañeros despojados de sus instrumentos (podéis ver el momento en nuestro Instagram).

Apenas una hora necesitaron para salir vencedores de una noche que a priori, por las circunstancias (lunes, sin teloneros y con una larga lista de conciertos este otoño), tampoco apuntaba a lo que fue. Sin alardes, sin mucho más allá que tímidos agradecimientos… porque este tipo de bandas no necesitan decir mucho más cuando sus canciones hablan lo suficientemente por ellos. A menudo se escucha la famosa frase (que ya cansa) de “… es que no pagáis 5 euros por tres grupos de aquí, hay que apoyar lo que tienes cerca, el underground”. Y en estas te vienen tres tipos de Bélgica al amparo de Sargent House que desde el 14 de septiembre han pisado su país, Alemania, Holanda, Francia y España en una gira de 3 semanas para cerca de una veintena de citas. Y te preguntas ¿qué apoyo? ¿Cuál es el esfuerzo de cada uno? ¿En qué nivel están BRUTUS realmente? Y llegas a la conclusión que no todo el mundo acepta: apoyo lo que quiero y lo que me gusta. Y al menos en mi caso, voy a lo poco que puedo cuando me cuadra.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.