8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: ANTHRAX / EVERTYIME I DIE / FALL OUT BOY

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

A menudo, las bandas que giran por el país del sol naciente, dicen que allí el público y su entrega es otro rollo; que no tiene nada que ver con el de occidente. Así lo demuestra la buena cantidad de álbumes en vivo grabados allí. Lo que es menos normal es que de allí nos lleguen grupos (al menos en ciertos estilos) que consigan tener cierto tirón y consigan asentarse en Europa. Pues bien, CRYSTAL LAKE son unos de ellos.

Aunque ‘Helix’ sea su quinto disco de estudio, no fue hasta ‘The Sign’ (2015) que empezó esa notoriedad. Publicado a finales de 2018 en su país, no ha sido hasta mediados de febrero que llegara a nuestra tierra, y confirman lo que ya se sabía: que crean tendencia en el metalcore. ‘AEON’ fue un adelanto desquiciante, mostrándonos su lado más extremo (con la colaboración de AJ de ISSUES), mientras que en ‘Lost Forever’ podíamos ver varias imágenes de su paso por el Resurrection Fest 2018, y aunque no sea habitual en el festival, repetirán actuación este año (más dos Routes, pasando por Barcelona el 2 de julio junto a DONUTS HOLE y por Madrid al día siguiente con CORROSIVE). Ah, en éste también tenían invitados, con Daniel y Tyler de GIDEON.

El caso es que ese sonido tan pulido y artificial no es del agrado de todo el mundo, y es entendible. En algunos momentos me recuerda a aquellos MNEMIC de sus primeros trabajos, todavía con Michael Bøgballe (‘The Audio Injected Soul’, discazo), sustituyendo los elementos industriales en este caso por electrónicos, y dándoles un aire (todavía) más moderno. Con ‘Devilcry’ seguían apostando por el impacto audiovisual, además de por un estribillo de lo más pegadizo, y algo más de melodía que en sus predecesoras, asemejándose a WHILE SHE SLEEPS (también en ‘Outgrow’, aunque esos rapeos no es que luzcan demasiado). La verdad es que su unión con SharpTone Records ha dado sus frutos aunque sólo sea en promoción, y es que ‘Hail to the Fire’ fue su cuarto videoclip, todavía más alocado y crudo, con un final a machete. La electrónica y esas partes rozando el deathcore se dan la mano en ‘Agony’, y es que ¿había un título más adecuado?). Apuestan por la brevedad en ‘+81’ (de nuevo, con muchos arreglos de máquinas) y en una ambiental y experimental ‘Just Confusing’, que pone algo de pausa entre tanta locura. En la recta final, ‘Apollo’ resulta algo dispersa sin terminar de apostar por ninguna de las facetas que nos muestra, y en ‘Sanctuary’ de nuevo nos traen la melodía con ellos, incluso cerrando con unos coros similares a los que podemos escuchar unos minutos antes en el anterior corte. Pero vamos, que ni esos pequeños detalles empañan el resto de un trabajo de lo más cañero que debe ser todo un fiestón disfrutar en concierto.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.