9Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votos)
9.7

colossals

Ya había ganas de nuevo material de DAWN OF THE MAYA. Por mucho que reeditaran ‘The Truth Is In Front Of You’ hace dos años con algún tema extra como ‘Pacific’ o ‘Everest’ (de las que estrenaron vídeos), ya habían pasado cuatro desde su lanzamiento original. Demasiado teniendo en cuenta lo rápido que pasa el tiempo y lo fácil que se puede perder el terreno ganado. Pero no, el quinteto de Pamplona no ha perdido nada de lo que habían cosechado con sus tres primeros trabajos.

Hay calificativos y expresiones usadas en cualquier nota de prensa que, personalmente, me repatean. Por encima de todos ellos está el de “no va a dejar indiferente a nadie”, que por suerte aquí no se ha usado (y me daría para escribir un artículo por separado). Es más, según lo leo, a veces hasta me viene prejuicios, aunque sólo sea por usar una frase que muchos deberían tener prohibida. Hasta hace poco estaba seguido no muy lejos por el término “ambicioso”, pero en el caso de DOTM me tengo que tragar mi orgullo y decir que ésta segunda le va como anillo al dedo. Para empezar, su gestación les ha llevado a grabar en los estudios Mecca de San Sebastian, El Sótano de Pamplona y The Metal  Factory de Madrid. En estos últimos lo ha mezclado Alex Cappa y el mastering ha corrido a cuenta de Mike Kalajian en Rogue Planet Mastering de Nueva York. Eso puede dar una idea de la dimensión que han intentado alcanzar. Colosal.

Lo que hace unos años se denominó como metalcore prontó cayó en la rutina. Como le ocurre casi a cualquier estilo, género o movimiento; ha ocurrido en el pasado y seguirá pasando en el futuro. Parece que hay que seguir la moda y empiezan a salir grupos del mismo palo de debajo de las piedras copiando la fórmula que triunfa… sin ser conscientes del todo de que terminan cayendo en la monotonía. Lo de estrofas cañeras/estribillos melódicos se reventó de tal manera que terminó por cansar. Que los más fuertes sobreviven está muy bien, queda bonito; pero son los que se salen de la rutina los que realmente pueden llegar a destacar y llamar la atención, por no ser lo mismo de siempre. DAWN OF THE MAYA destacan por eso, por dar alicientes a escucharlos. Volviendo a expresiones típicas que terminan resultando cansinas, dicen que lo bueno se hace esperar. Y aunque vuelva a tener que hacer de tripas corazón, bendita la espera si lo que han terminado gestando es ‘Colossal’. Una breve intro estalla en ‘Ivory Crown’, donde pronto la voz de Igor se va entrelazando con los coros y apariciones melódicas de sus compañeras. Tengo que reconocer que cuando adelantaron ‘Old Statues’, con la que continúa el álbum, las partes de Eneko fueron las que menos me convencieron de primeras; pero con las sucesivas escuchas, es que encajaban de vicio, dando la música espacio a esas partes ambientales; nunca mejor dicho, lo piden a gritos. Lo que sí llamaba (y llenaba) desde el principio era el protagonismo que ha cogido Marta, siendo ambos factores a los que parece que han dedicado más tiempo y mimo. Tanto los arreglos como pequeñas teclas sueltas acompañando las canciones se extienden a lo largo del disco para sumar detalles a su sonido.

Personalmente, a pesar de que se agradezca algo que se salga de lo habitual para ellos, ‘Under The Tree Of Wonders’ no me termina de cuadrar juntando la voz de Igor con esa atmósfera más alegre; es como una especie de ‘Drown’ de BMTH a medias. En cambio, el ritmo vivo de ‘A Winged Victory’, con ese bajo marcando la pauta, deriva después en otro derroche de potencia en el que las piezas vuelven a su sitio, mejorando todavía más esas pautas con ‘Eternal Ahau’ (otra vez hay que mencionar los teclados). ‘The Architect Of Creation’ y ‘Colours Of Life’ son sendos alardes de facilidad de cambios de ritmo (enorme el tramo casi post del segundo de ellos, totalmente atmosférico y mágico), y en ‘The Great Awakening’ es donde más espacio conceden a la melodía en todos los aspectos, con un final que promete ser muy emotivo si deciden llevarlo al directo. A estas alturas no he dicho nada de Marcos, pero es que lo suyo, ya sea en partes más simples o más elaboradas y complejos, es de otro mundo. Está a otro nivel y es uno de los mejores baterías del país en su estilo. Si tenéis un rato, no dudéis en echar un ojo a sus playthroughs en el canal de YouTube de la banda. Tras ese paréntesis, el trabajo se cierra con ‘Ancient Light’ y ‘Alpha Galaxy’, incididiendo ambas en su lado más alegre, y teniendo la segunda un remate que de tratarse de un grupo más grande, habría grandes recintos coreándola. Por de pronto, los pies en el suelo, que bastante bien les ha ido hasta ahora. Con el salto que hubo entre su segundo y tercer trabajo, era impensable que repitieran algo así en el cuarto. Pero siendo sinceros, lo han mejorado.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.