8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votos)
8.9

 

Gore_-_DeftonesMe ha llevado un poco más de la cuenta digerir como se merecía ‘Gore’, el octavo disco de estudio de DEFTONES. Quizá es que se me pasaron un poco sus ganas con los continuos retrasos que se han ido sucediendo. De finales de septiembre se pasó a principios de noviembre, a no tener fecha, y ya empezado 2016, anunciar el 8 de abril para su salida. La misma además estuvo aderezada con algunas declaraciones que algunos se empeñaron en sacar de contexto para añadir algo de picante al asunto.

Para entrar en materia, hasta se empezó a dar por hecho una posible salida de Stephen Carpenter en base a un titular: “No quería tocar en ‘Gore’”. Una frase tan chocante como engañosa. ¿Qué puede que se vaya en un futuro? Eso nadie lo sabe, ni siquiera ellos; es jugar a ser adivinos. Quien conozca un poco el grupo, sabe que es la consecuencia del choque entre la vena metalera del guitarrista con la melódica y atmosférica (cada día más) de Chino Moreno. Es algo que viene de lejos, y sólo hay que ver la evolución del sonido según avanzaba su discografía. Poco después del bombazo en forma de declaraciones, llegaron las aclaraciones, resumidas en que es algo habitual que ha pasado en casi todos sus trabajos. Pero el oyente (y lector) tiende a quedarse en lo superficial y no en todo el contenido. Allá ellos.

Dicho esto, ‘Gore’ es otra muestra más de esa lucha interior de dos pesos pesados, de dos vertientes para un mismo grupo. Y en el punto medio, en el equilibrio de ambas, es donde DEFTONES salen mejor parados. Los guitarrazos de ‘Prayers / Triangles’ en su estribillo, aunque más comedidos que otras veces, son necesarios para que un tema con esa línea ambiental y cargada de arreglos no termine resultando monótono. Esos contrastes aumentan en ‘Acid Hologram’, donde sin dejar de lado la melodía imperante, Carpenter tiene más mano con sus notas graves y su distorsión marca de la casa. La lucha continúa en ‘Doomed User’, de lo mejor que han facturado en mucho tiempo y que tiene pinta que les acompañará mucho tiempo en directo; una pieza marca de la casa que tiene los ingredientes de prácticamente casi todas sus épocas para convertirse en una fija entre las favoritas de sus seguidores. La inspiración sigue en cotas elevadas en ‘Geometric Headdress’, con Sergio Vega mandando con su bajo y Chino amagando con algún viejo grito… pero conteniéndose.

Después de un comienzo tan variado, con los polos opuestos atrayéndose en beneficio de las composiciones, ‘Hearts/Wires’ pone la pausa, con Chino tocando techo en emotividad y posteriormente en ‘(L)Mirl’, donde inevitablemente nos imaginamos a Chino, guitarra al hombro, sobre un escenario al más puro estilo ‘Rosemary’ o ‘Sextape’; lo mismo ocurre en ‘Phantom Bride’, donde cuentan con la participación de lujo de Jerry Cantrell. Más variadas son ‘Pittura Infamante’, con un ritmo contagioso y más alegre, y la alternante ‘Xenon’. Encarando la recta final, ‘Gore’ trae de vuelta los guitarrazos y su lado más duro, encontrando finalmente el equilibrio (y la paz) en ‘Rubicon’. Cada uno de sus trabajos es una aventura que puede gustar más o menos; pero escucharlos (y descubrir todos sus detalles) se convierte en una experiencia envidiable. Ojalá lo presenten en directo por aquí por todo lo alto.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.