9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.9

 

thedillingerescapeplandissociationcdbiggerDa lo mismo que busquemos el lado positivo al nuevo trabajo de THE DILLINGER ESCAPE PLAN. En verano, con el anuncio de la salida de ‘Dissociation’, saltaba la sorpresa con las declaraciones de Ben Weinman. “Estamos muy contentos por nuestro nuevo trabajo, y al mismo tiempo, por nuestro vigésimo aniversario en 2017 (podría ser incluso más, porque no estoy seguro cuando empezamos a escribir canciones, pero el primer EP llegó en 1997), así que parar es una de las cosas que no queríamos hacer cuando nos viéramos obligados a ello o porque fuésemos demasiado viejos. Quién sabe que pasaría, pero me siento más preparado ahora para tomar duras decisiones. No me gusta la idea de ralentizar o hacerlo menos a menudo, quiero sumergirme por completo y llevar las cosas hasta el extremo porque eso es lo que siempre ha hecho la banda”.

Por un lado resultaba chocante, por otro se podía llegar a comprender. En el fondo son exclavos de su propia propuesta, la de un grupo autodestructivo que en directo se deja la piel… nunca mejor dicho; hasta el extremo. A otros en casos parecidos les vemos arrastrándose todavía por los escenarios, sin haberse podido quitar esa etiqueta de encima. Es por eso que tomando como ejemplo a sus dos máximas figuras, el propio Weinman y Greg Puciato, habría un momento en el que preferían parar antes de seguir adelante sin poder dar todo de sí fieles a sus principios. Sí, ya se sabe que no son pocos los grupos (de viejos dinosaurios) que venden la moto de una gira de despedida año tras año para seguir sacando tajada, y puede que en el futuro me tenga que comer estas palabras. Pero en su caso, visto lo visto, y aunque tengan mucho tiempo por delante para volver (cumplirán 42 y 37 años respectivamente en 2017), sus próximas fechas en Madrid y Barcelona (aquí tenéis toda la información de ellas) parece que serán las últimas oportunidades que tendremos de verlos en acción. Dicho de otra manera y algo más resumido: no creo que pudieran tocar con 50 años de la manera que quisieran y que lo hacen ahora.

Dicho esto, ‘Dissociation’ es una despedida por todo lo alto. Un adiós haciendo volar todo por los aires desde ‘Limerent Death’. La locura reina desde el bombazo inicial hasta esa repetición hasta la extenuación de “…I gave you everything you wanted You were everything to me” que con dos escuchas tararearás con el mismo tono enfermizo que Puciato. Cualquier vídeo actual de su presentación en directo sirve para ejemplificar que se van a ir por la puerta grande. Lo mejor que pudieron hacer DEP en su momento fue incorporar registros más limpios y melódicos en su propuesta… y a su manera. ¿Por qué? Porque una pausa relativa como la que tenemos en el segundo capítulo de esta obra, ‘Symptom of Terminal Illness’, hace que la fuerza de ‘Wanting Not so Much to as To’ sea mayor, sonando brutalísimos sus picos desquiciantes, empezando con sus habituales pasajes jazzisticos. Incluso cuelan un interluido electrónico (seguramente influencia de BLACK QUEEN) antes de mostrarnos su lado más agresivo en el comienzo de ‘Low Feels Blvd’… donde vuelven los tramos más sosegados, repitiendo fórmula en ‘Surrogate’ y ‘Honeysuckle’, reincidiendo en su lado más perturbado en los primeros compases de ‘Manufacturing Discontent’. Son conscientes de que el desatarse y el ir a piñón fijo, desatados en todo momento, no tiene sentido si no hay un punto de distinción sobre el que contrastar tu sonido. Las revoluciones no bajan en ‘Apologies Not Included’, y tenemos que esperar hasta ‘Nothing to Forget’ para encontrar una nueva pausa larga… en el penúltimo tema del álbum, extendida en el cierre ambiental con el tema que lo da título.

De momento, van cumplienzo plazos y fechas, y es que su idea inicial era la de presentar en otoño de 2016 el álbum en su país, pasar el invierno en Europa, hacer festivales de verano y posteriormente despedirse en Austrlia… para siempre. Cuanto antes lo asumamos, mejor. Si ‘Dissociation’ es su último disco de estudio, lo celebramos. Pero el último brindis, que sea sobre el escenario, y ya entonces diremos adiós a una de las bandas más intensas de los últimos veinte años. Y ya si sacan un DVD para tener un testimonio audiovisual de lo que fueron, mucho mejor. Eso si alguien se atreve a filmarlos sin miedo a lo que te pueda pasar.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.