5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
7.0

disturbedimmortalizedcover

En marzo de este 2015 se cumplían 15 años de la salida de ‘The Sickness’, el debut de DISTURBED, con el que saltaron a la fama, y que recordamos en Miradatrás. No fue un pelotazo superventas inmediato, pero sí sigue siendo su disco más vendido. El impacto de sus trabajos posteriores sí fue a corto plazo, alcanzando el número 1 en su país con todos ellos, extendiéndose ese éxito a Australia y algunos otros países. Pero su tirón en Europa no ha sido nunca, ni por asomo, el mismo. Quizá eso explica la cancelación de la segunda parte de la gira que tenían programada en el año 2011 por la subida del precio del carburante, y que a muchos les sonaba a chino. Unos meses después anunciaban, sin previo aviso, un descanso indefinido, durante el cual uno ocuparía su tiempo con DEVIDE, otros con FIGHT OR FLIGHT y el cuarto en discordia se unía a las filas de ADRENALINE MOB. Sin gran repercusión ninguno de ellos.

Esos proyectos alternativos no durarían mucho, y este verano, de nuevo sin dar pistas, se anunciaba no solo la vuelta, sino tal hecho con un disco bajo el brazo que vería la luz dos meses después de la noticia, adelantando en esas semanas numerosos temas nuevos… que sonaban igual que los antiguos. ‘The Vengeful One’ e ‘Immortalized’ fueron los primeros, que además se encargaban de abrir el álbum (pata terminar subiendo al completo el disco a su canal de YouTube). Ambas incidiendo en su fórmula de siempre, puede que con una atmósfera más oscura de lo habitual, y con la voz de David Draiman como reclamo y mayor seña de identidad. Pero poco más. En EEUU, para variar (y aunque el número no sea millonario como hace una década), entraron directos al número 1 del Billboard. Y es que la banda parece estar en ese status de que da igual lo que hagan, que el éxito les acompañará, a pesar de que la calidad de este sexto disco de estudio flaquee en comparación a otras de sus obras. Se agradecen ‘The Light’, con sus adornos en forma de programaciones y un tempo más pausado, o la atmosférica, acústica y atípica versión de SIMON & GARFUNKEL ‘The Sound Of Silence’, que no llevan tanto a su terreno como ya hicieran con ‘Shout’, pero que les ha quedado tremenda (sobre todo en comparación a otras en su discografía cuyo resultado fue decepcionante).. También hay momentos donde parecen reverdecer viejos laureles, como en ‘What Are You Waiting For’, ‘You’re Mine’ y especialmente ‘Who’. De hecho, el núcleo central es lo más destacado del álbum, con un comienzo flojo y un desenlace, de ‘Fire It Up’, en la misma línea. Además, con el sonido y la producción parece que han puesto el piñón fijo, yendo sobre seguro, y con una falta de pegada muy evidente. No es que nos hayan presentado algo que no esperáramos, pero parece compuesto más por cumplir con un nuevo trabajo que una vuelta con todas las ganas del mundo.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.