9Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: THE WIZARDS / QUAOAR / KING SAPO

 Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

Va a sonar a peloteo barato, pero es que cada cosa que nos traen nuestros amigos de The Braves Records es canela en rama. Bien es cierto que si alguna cosa no ha terminado de comulgar con nuestro gusto, o no nos ha parecido lo suficientemente brillante, lo hemos dicho sin ataduras. Pero es que llevan una racha… Éste, en concreto, coeditado junto a Odio Sonoro; otros que tal bailan.

ELEPHANT RIDERS es el enésimo ejemplo de la buena salud de la música en España (el sur últimamente no para de darnos una alegría detrás de otra), de la labor de los propios sellos apostando por lo que vale, y del propio grupo, como no. Estrenado en la web de Rockzone, soy sincero: el EP se pasa en un suspiro, y ahí radica un punto flaquísimo. Deja con ganas de mucho más, por mucho que sea la continuación de otro trabajo en el mismo formato, ‘Slave of the New Age’. Pero hasta ahí lo negativo. Vamos a dejarlo aparcado y a olvidarnos del tema para centrarnos en todo lo bueno

El cuarteto malagueño es de esas formaciones hechas a sí mismas en base a unas raíces que echan la vista atrás más de veinte años; sí, a otro siglo, con una mezcla de influencias noventeras, heavy algo más clásico, stoner… No, no se limitan a viajar a otra época y reciclar un sonido revival (que hay muchos grupos así, y MUY buenos), sino que crean una fusión de estilos que da mucho de sí, en el que las guitarras son protagonistas, pero sobre todo es José Carlos González con su voz el que impregna de una personalidad abrumadora a estas composiciones. Según te pones ‘Fire Within’, sin darte cuenta, estás moviendo la cabeza sin parar llevando el ritmo durante tres minutos que se te pasan en un suspiro. ‘1000 Nails’ no tiene la misma pegada, pero se hace todavía más pegadiza con esa bajada de velocidad. Lo mismo ocurre en ‘Faded’ con ese riff en bucle tirando de distorsión. Más crudos, a medio camino entre el Groove y el aire desértico se muestran en ‘Sick Ego’, para cerrar de manera magistral con ‘Empress of the Cult’, una pieza de seis minutos que se transforma en todo un viaje, ambiental en algunos momentos, pero sobre todo, poderosa.

Vuelvo al principio, al asunto de que ‘Risen’ sea un EP. Vale que en los tiempos que corren lo mismo es más fácil sacar veinte minutos para escuchar algo que una hora; al menos para los más jóvenes. Se le perdona a la banda, pero que no vuelva a ocurrir para los que nos sigue gustando eso de disfrutar de un álbum completo una y otra vez. Esto de dejarnos a medias en todo lo alto es una putada bien grande.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.