Podríamos haber escogido cualquier titular para esta entrevista, incluyendo alguna de las coñas que nos cuenta Sito. Pero tanto nosotros como él a la hora de contestar nos pusimos un poco más serios de la cuenta, como podréis comprobar. Con ‘Genocide’ la cosa se ha puesto fea, y hay que dar a conocer el pedazo de disco que se han marcado, empezando por esta entrevista.

Aprovechamos para recordaros que para ayudarnos a seguir creciendo y mantener la web, podéis hacer donativos mediante paypal a través de este botón:

Facebook_-_iconoinsttwityoutubebandcicno

– En la portada del EP ‘Is The Shit’ posabais como raperos, en ‘We Hate You All’ parecíais sacados del glam de los 80 en Los Angeles, y en ‘Genocide’ es la primera vez que apostáis por una imagen en la que no salís vosotros. ¿A qué se debe? ¿Me podéis explicar un poco lo que intenta reflejar?

Desde que se fue definiendo el sonido y la composición de los temas del disco nos dimos cuenta (obviamente) de que era un álbum más oscuro y bestia. En un principio teníamos alguna idea de seguir con la misma línea de las anteriores portadas, pero dándole un enfoque más acorde a cómo sonaba el disco. Habiendo también modificado el logo decidimos que preferíamos darle un toque más “serio” y sobrio a la portada, pensando entre otras cosas de puertas hacia afuera, para quien no nos conociese, y pensamos que para alguien que no nos ha escuchado ni visto nunca, una portada en la que salimos 5 tíos disfrazados de vete a saber qué, igual no atraería el mismo interés.  En cuanto a lo que refleja puramente la portada y el símbolo, viene a ser el lema del disco. Significa “No Gods; No Masters”.

– No somos muy amigos de las notas de prensa en las que se tira de clichés; nos crean cierta repulsión. Pero en la vuestra dan en el clavo con que vais muy en serio, y que nunca habéis sonado tan fieros, desatados y salvajes. Aunque no habéis dejado el humor de lado, ¿es esa seriedad aparente uno de los mayores cambios con respecto a vuestro debut? ¿A qué se debe?

Sinceramente, nunca hemos dejado de ser como somos. Siempre nos hemos tomado esto muy en serio, y nos hemos esforzado en tener un sonido definido y brutal. Lo que pasa es que desde un principio, creemos que tal vez se haya malinterpretado nuestra forma de hacer las cosas porque los títulos de los temas y las fotos y portadas eran de coña, pero hasta ahí llegaba el cachondeo. Porque somos así simplemente. Todo lo demás siempre ha sido igual, las letras tienen una temática seria, simplemente nuestra forma de llegar a la gente ha sido esa, haciendo cosas que llaman la atención por un motivo u otro. En resumen, que seguimos siendo igual de imbéciles pero también seguimos tomando esto como algo en lo que se invierte mucho tiempo y energía.

– Decía lo de seriedad aparente porque os seguís mostrando igual de cachondos que siempre en vuestras redes, publicaciones, incluso en la foto de promo; se podría decir que es una seña de identidad. ¿Pensáis que hay demasiados prejuicios, y que no está reñido pasarlo bien y tener un punto ácido con ser tomados en serio?

Pues apaga y vámonos si es así. Como decía antes, una cosa no quita la otra. Nosotros simplemente somos así, nos gusta partirnos de risa y hacer el gilipollas, pero nos tomamos esto muy en serio. Obviamente esto lo hacemos porque nos gusta y nos lo pasamos bien, y ¿qué mejor que hacer lo que te gusta de la forma que te dé la gana?

– Habéis vuelto a The Metal Factory Studios para la grabación. ¿Qué ofrece Alex Cappa para que, quien pasa por sus manos, suele repetir? Además Fer, guitarrista, se ha encargado de la coproducción. ¿Cómo fue la experiencia?

Entiende muy bien lo que cada uno busca a la hora de grabar. Al menos en nuestro caso es así, además de aportar lo que él mismo puede considerar que es mejor para el sonido de un disco de este género. Son muchos años ya los que lleva con esto y es un gran profesional que saca el mejor sonido posible para lo que uno intenta conseguir. En cuanto a la experiencia de coproducción de Fer, básicamente hubo una mayor colaboración que en anteriores ocasiones ya que intentaba transmitir a Cappa lo que buscábamos después de escuchar todas nuestras opiniones… o no (risas), intentando que se plasmasen en el resultado final. Aparte de que toda la pre-producción del disco corrió a su cargo. Maquetamos todo el disco antes de entrar a grabar a TMF.

– Personalmente, noto un sonido más pulido, más redondo pero sin sonar artificial, que es de lo que pecan muchos grupos de este estilo. Cada banda, como es normal, intenta vender lo más reciente como la mejor mierda que nunca ha hecho. Si antes hablábamos de cambios, ¿cuál es la mayor diferencia que notáis de sonido respecto vuestros dos discos?

En cuanto al sonido artificial estoy totalmente de acuerdo y por nuestra parte siempre hemos intentado que nuestras grabaciones sonasen lo más reales o naturales posible. Siempre intentamos que la grabación sea lo más fiel posible al directo y a nuestro sonido real. En este disco los temas son mucho más técnicos en cuanto a la parte instrumental, entonces por esa parte sí que ha habido mucho trabajo a la hora de que sonase todo perfectamente empastado y pulido y que cada parte sonase como teníamos pensado o nos imaginábamos. Personalmente en cuanto a la voz, siempre he buscado influencia en función a cómo sonaban los temas. Si en los anteriores trabajos buscaba perfeccionar rasgados melódicos, en este mi mayor reto era conseguir un gutural mucho más profundos y graves, en la línea de bandas como Whitechapel, Thy Art is Murder o Fit For An Autopsy entre otros.

– Como intro habéis utilizado una frase que dice el Agente Smith en Matrix y que termina diciendo que “vosotros sois la plaga, y nosotros la cura”. ¿Quién es quién según el panorama que pintáis?

Todos somos todo. Somos una especie que con los años hemos desarrollado tecnologías inimaginables hace muy poco tiempo y que aun teniendo esa capacidad, también somos el principal y primer causante de todo lo que ocurre en el mundoDavey Lambert. Nos cargamos el planeta, tenemos en nuestro supuesto poder decidir quién nos dirige para intentar que las cosas vayan mejor pero acaban siendo los mismos que nos joden. Tenemos la posibilidad de salir y protestar y cagarnos en todo para que cambien las cosas pero estamos mejor sentados en casa con el móvil y compartiendo lo indignados que estamos en nuestro twitter o facebook. En fin, que podría continuar, pero bueno, en nuestro disco está todo esto y más, explicado con toda la rabia posible.

– No sé si la temática de las letras suma, pero la sensación general es que todo suena, a la par que más extremo, mucho más oscuro, caótico y decadente. ¿Es así?

Si, es la realidad. Desde el principio los temas fueron saliendo así.  La verdad es estaba claro que no queríamos hacer otro disco igual que el anterior, al igual que el anterior distaba en mucho del anterior. En éste, las composiciones fueron saliendo así y obviamente, viendo cómo iba el asunto, las letras no podían ser de otra forma.

– Para el vídeo de ‘No Gods, No Masters’ habéis incluido imágenes de vuestro concierto abriendo recientemente para HAMLET en Barcelona. Siendo un grupo muy distinto a vosotros, ¿cómo fue la experiencia? En la foto final que subisteis se veía una Boveda abarrotada.

¡Fue muy bien! No dudamos ni un segundo al recibir la propuesta de tocar ese concierto, independientemente de que lo que hacen no tiene nada que ver con nosotros. Todos hemos escuchado o seguido a Hamlet en algún momento de nuestra vida y era una oportunidad que no queríamos desaprovechar, y fue muy bien la verdad. Desde el principio de la noche, la sala estaba prácticamente llena y la respuesta de la gente, sobre todo de la que no nos conocía o seguía fue muy positiva. Lo pasamos muy bien.

– También os habéis promocionado con un lyric video obra de The Core Inside, y un playthrough de batería, cuanto menos, curioso. ¿De quién fue la idea de éste?

La idea fue de Techín (nuestro batería) y su novia. La verdad es que no tiene más que eso, volviendo a lo comentado anteriormente, hay veces que nos gusta hacer el imbécil y no hay que darle más vueltas. Uno podrá intentar buscarle algún doble sentido pero no lo va a encontrar (risas). Es nuestro batería con una máscara de caballo, tocando uno de nuestros nuevos temas en medio campo. Fin.

– Volviendo al título de la intro, habéis añadido otros dos interludios bajando los niveles DEFCON. Saliéndonos un poco de la música, sabiendo que el dos sólo se ha utilizado una vez, y el uno nunca, y viendo cómo está el mundo, ¿pensáis que por desgracia estamos abocados a que de aquí a no mucho hagan acto de presencia?

Con todo lo que está pasando últimamente… no me extrañaría nada. Independientemente de lo que cada vez va siendo más habitual de ver gente volándose en mil pedazos en el nombre de un ser imaginario porque los demás infieles no seguimos esa creencia, hay algo parecido a lo que es un niño abusón de colegio con el razonamiento de una persona de 8 años en poder del arsenal nuclear más poderoso del mundo, así que quien sabe que puede pasar…

– ‘Solitary Confinement’ sería la última pieza escuchada tras anunciar ese Def Con One. Pensáis que en este momento actual, ¿habéis tocado techo con ella?

Posiblemente, porque si nos ceñimos a que es el último tema escuchado después del Def Con One, significa que nos vamos, o nos hemos ido todos a tomar por culo de forma inminente. Nada, bromas aparte, es un tema muy muy distinto a todo lo que hayamos podido hacer antes.  Es el tema más metalero que hemos hecho nunca, y bueno, cada uno tiene sus preferencias, pero sé que es el favorito de alguno de nosotros. Nunca nos ponemos techo, porque como he dicho antes, nunca vamos a hacer dos discos iguales. Tal vez el siguiente disco siga un poco más esa línea para luego derivar en otra cosa. ¡Todo se andará!

– Aunque estemos en la era digital, ¿contentos con las reservar previas a la salida de ‘Genocide’ y las ventas iniciales a través de BigCartel? Buenos packs, precios competitivos…

Muy buena acogida en cuanto al pre-order que decidimos lanzar. Tuvimos pedidos de muchas partes del mundo y eso siempre me flipa, saber que hay gente al otro lado del globo que se ha tomado la “molestia” de meterse en nuestra página y pedir nuestro disco o nuestro merch porque le gusta lo que hacemos. Hoy en día hay que ofrecer algo que atraiga a la gente ya sea por la calidad del producto o bien por la variedad de oferta, y bueno, de momento está yendo bien. Siempre podría ir mejor, pero es una inversión al fin y al cabo, y la satisfacción de saber que hay gente que le gusta tu música y decide aportar de su propio bolsillo para ayudarte es muy gratificante.

– Además, tenéis el disco en Spotify, streaming completo en YouTube, SoundCloud, BandCamp… Supongo que hay que estar a la orden del día, presentes en todas las redes posibles. ¿Cuál pensáis que es la más potente? ¿En cuáles manejáis mejores números?

Personalmente me decanto por Spotify, pero hablo desde mi propia experiencia ya que es la plataforma que utilizo para escuchar música a diario. Pagar 10€ al mes por poder escuchar lo que quieras en cualquier momento, no es dinero. En cuanto a la banda diría que probablemente Youtube es en la que más movimiento tenemos, ya que aparte de los discos que están disponibles en streaming, están todos nuestros videoclips y eso siempre cuenta a la hora de contar visitas, reproducciónes y seguidores.

– La escena deathcore parecía casi residual hace unos años, a un nivel underground muy underground. Pero parece que con grupos como vosotros, HYDE ABBEY, STAINED BLOOD, THIRTEEN BLED PROMISES o BELLAKO (entre otros) la cosa va para arriba. Sin ir más lejos, con los tres primeros hicisteis en Madrid hace un año vuestro particular The Big 4. ¿Notáis esa evolución? ¿Qué hace falta para captar la atención de oyentes potenciales, para hacer que la gente se interese por ir a los conciertos?

La triste realidad en este país es que bueno, digamos que hay un techo, para unos más alto que otros, pero al fin y al cabo no hay forma de poder aspirar más allá que tocar en los festivales tochos que montan aquí, o con el tiempo y trabajo que ello supone, salir a girar fuera de España y tener la fortuna de que vaya bien. En cualquier caso, aquí es un “Juan Palomo” y cada uno tiene en su mano el llegar a donde se proponga, dentro de los límites que hay establecidos por decreto en esta música, en este país. Es mi forma de verlo, otros creerán o pensarán distinto pero la realidad para mí es esa. Por supuesto que hay grandes grupos con gran calidad, pero la evolución de la que comentas creo que ya pasó. Estamos más en un punto en el que cada uno hace lo que puede hasta donde pueda. Cada día salen bandas nuevas y más jóvenes, y como por desgracia, esto no es Estados Unidos o Reino Unido o Australia, la aspiración que puede tener una banda que hace este género, no puede ir más allá de la realidad que vivimos. Ojalá me equivoque, pero a día de hoy, y habiendo estado en esto ya unos cuantos años, lo veo así.

– Está claro que calidad y materia prima, hay, y que quien no descubre (y escucha) nuevos grupos y música es porque no quiere. Eso me lleva a preguntar por influencias y referentes. ¿Pensáis que buena parte del público necesita ver nombres o saber influencias antes de ponerse a descubrir grupos, o escuchar música porque sí? Dicho de otra manera, ¿se ha vuelto demasiado cómodo y no disfruta de la experiencia de escuchar la música?

Habrá de todo como en todos los lados imagino pero lleva siendo así tiempo. La gente va muy por modas y puedo decir que he llegado a estar en un concierto de una banda internacionalmente conocida y ver a la gente que estaba en ese concierto, cantando otra canción que no era la que estaban tocando. Me dio bastante vergüenza ajena la verdad. Pero también está el contrapunto de gente que asiste a conciertos y compra o escucha discos a ciegas para o bien, llevarse un sorpresón, o bien un disgusto, pero el mérito está en el tener esa inquietud artística, de querer descubrir algo nuevo que te provoque algún sentimiento, o que simplemente te haga pasarlo bien. Es un problema que ha habido aquí siempre, todo el mundo tiene un grupo, y la gente que va a conciertos, son gente que tiene también un grupo, salvo algunas excepciones. Ahora, trae a Parkway Drive, Artchitects o algún grupo de ese tipo y verás una sala de mil de aforo casi llena. ¿Y dónde está toda esa gente en los conciertos de bandas locales?

– Vayamos con algo más positivo para terminar, el futuro más cercano. ¿Cuáles son los planes de gira a corto plazo? Y a medio, ¿salir de la península? ¿Hay vida más allá de nuestras fronteras?

A corto plazo (durante el verano) estaremos algo inactivos. La verdad es que con este disco nos está costando mucho cerrar fechas por compromisos personales de cada uno de nosotros. El trabajo prima y lógicamente no podemos tirarlo todo para vivir el sueño del rock and roll. Entonces estamos trabajando ya para el año que viene (sí, 2018) y después del verano sí tenemos ya cerradas algunas fechas en sitios en los que tenemos muchas ganas de ir, y así será la tónica de cara al año que viene también. No dar tantos conciertos, pero sí que nos supongan algo especial ya sea porque no hemos ido nunca, o tenemos muchas ganas de repetir. De puertas hacia fuera es algo que nos hemos planteado, pero viendo lo difícil que nos está siendo cuadrar fechas dentro de la península, salir fuera por ahora es un poco inviable. En cualquier caso, daremos guerra por un buen tiempo más.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.