8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: OF MICE & MEN/ BLESETHEFALL/ NIRVANA

 Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Hace cinco años llegó a mis oídos a través de Century Media ‘Masks’, el quinto trabajo de EYES SET TO KILL, y fue de esos discos que consiguió engancharme durante mucho tiempo. Con mucho no me refiero a una semana, sino de esos que cala hondo. Y de repente dejé de saber de ellos. Hace unos meses, en una de las alertas típicas de no recuerdo qué red, me salió un nuevo tema, ‘Break’, y volvió mi interés. Al menos de saber dónde se habían metido durante este tiempo y por qué habían desaparecido. Alexia Rodriguez sigue adelante en lo que se ha destapado como su proyecto, todavía acompañada por Caleb Clifton, que lleva con ella desde casi el principio. Mi sorpresa mayúscula no vino con un nuevo cambio de voz/guitarra, ya que tras la salida de su anterior obra Cisko Miranda daba paso a AJ Bartholomew; sino que Anissa, bajista fundadora y hermana de Alexia, había abandonado el a finales de 2016 por motivos personales.

Mi miedo era que en este tiempo, y tras un cambio importante como ese, su propuesta hubiera cambiado. Y es que dentro de los cánones de metalcore que practicaban, su sonido tenía por momentos unos dejes rockeros muy noventeros que lo hacían más que atrayente, especialmente en sus melodías; aunque antes de eso se movieran por otros terrenos. Vamos, que lo que pienso que les desmarcaba de lo genérico eran las partes limpias y no unos guturales tan genéricos. Publicamos la noticia del estreno de ‘Break’ en la primavera de 2017, y las buenas sensaciones me invadieron. Recordaba bastante a lo que me hicieron sentir con ‘Infected’, guitarrazos aquí y allá, melodías pegadizas, pero sobre todo, esa voz inconfundible y característica de Alexia. Y de repente, otra vez, desaparecieron.

En un comunicado a principios de 2018, decían “… haber pasado los últimos 4 años separándonos y reconstruyéndonos de forma creativa y definitiva. Hubo momentos en que sentimos que las fuerzas externas nos derribarían, pero descubrimos que nuestra música nos dio la fuerza para seguir adelante. Lo hemos titulado de manera homónima porque estas canciones definen los momentos más difíciles de nuestras vidas como personas y artistas, al tiempo que infunden esperanza cuando más la necesitábamos”. Todo encaja.Aunque de la foto promocional estrenada hace más de un año a ahora, han vuelto a sufrir bajas, y a pesar de seguir siendo un cuarteto en vivo, la banda se muestra como trío de manera promocional. Pero vayamos a la música.

Igual que ocurriera en ‘Masks’, ‘Burn Down’ es una intro donde ya nos muestran la voz, y que bien podrían haber encuadrado en la propia ‘Die Trying’, con la que enlaza, de estructura típica en ellos (no por ello aburrida), templándose la cosa con una sentida ‘Not Sorry’, con tintes de medio tiempo… a su manera. Y entre esos dos lados de la balanza se va moviendo todo el álbum, ganando claramente su vertiente más calmada esta vez. En un extremo, los riffs (simples, sí) más metaleros, como los podemos encontrar en ‘Survive’, en los estribillos de ‘Never Forget’, en ‘Misery’. La melodía reina en ‘Saved You with a Lie’ (otro de esos momentos remarcables con su sentimiento) y ‘Who We Used to Be’ (¿con mensaje a su pasado?), y se ponen atmosféricos en ‘Devastated’, ‘Letting Go’ y especialmente en ‘Voices’ Y en medio de los extremos, un temazo como ‘Drift Away’, que nos ofrece lo mejor del grupo. Y sí, en esta ocasión no hay rasgados ni guturales, pues AJ se limita a reproducir esas voces en directo de temas antiguos (en algunos vídeos, de hecho, algo justito).

Puede que por el camino se hayan dejado el contraste de la voz, que haya pasado demasiado tiempo hasta editar un nuevo trabajo y que los cambios de formación sean una constante en su carrera, pero sigo sin entender como una banda como EYES SET TO KILL no tienen más repercusión de la que tienen. Algo se me escapa.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.