8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: LETLIVE / RAGE AGAINST THE MACHINE/ THE CHARIOT

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Cada vez que he reseñado en los últimos tiempos un trabajo editado por Roadrunner, suelo hacer mención a aquella época en la que visitar su página web era una experiencia en la que siempre terminabas descubriendo alguna banda. El metal extremo de formaciones como OBITUARY o DEICIDE a principios de los 90 y el thrash de SEPULTURA o XENTRIX (por citar alguno de los más clásicos) fueron dejando paso a formaciones con un sonido más moderno como MACHINE HEAD y FEAR FACTORY (a mediados de esa misma década), a la clase de TYPE O’NEGATIVE… y entonces llegaron SLIPKNOT. Y tras ellos, una cantidad enorme de bandas a comienzos de siglo, buscando siempre dar el pelotazo con the Next big thing. Y claro, además de todas las formaciones de aquel fenómeno llamado Nu-Metal (una definición que desmontamos en un multireportaje hace unos años), entre la que había un montón de relleno (y otros tanto infravalorados), expandieron sus redes tanto con bandas que comenzaron a petarlo como NICKELBACK (sí, los mismos), como fichando ya pesos pesados y con larga trayectoria como MEGADETH, NIGHTWISH, WITHIN TEMPTATION y un larguísimo etcétera. Quizá su punto más alto fue el que aprovecharon para aquel Roadrunner United; tanto el álbum como el concierto de celebración.

Por no enrollarme más con la introducción, las discográficas no son lo que eran, habiéndose reducido su poder una barbaridad; y el plantel de Roadrunner tampoco. Algunas como SLIPKNOT, STONE SOUR o TRIVIUM aguantan.  Otras como GOJIRA o KORN se les sumaron. Pero quien tuvo retuvo, y aunque en una cantidad pequeñísima en comparación con hace quince o veinte años, siguen descubriéndonos alguna joya en esta década que merecen mucho la pena. Tres ejemplos recientes han sido CREEPER, MARMOZETS y CODE ORANGE, todos reseñados en la web; y ahora le toca el turno a FEVER 333. LETLIVE+THE CHARIOT+NIGHT VERSES sería la definición simplificada de lo que nos podemos encontrar. Y es que la unión del vocalista de los primeros, Jason Aalon Butler, con el guitarrista de los segundos, Stephen Harrison y Aric Improta (baterista de los últimos) ha dado como resultado esta nueva formación. Un 4 de julio de 2017 se presentaban en directo en el parking de un Randy’s Donuts de Inglewood (aquí vídeo), en la primavera de 2018 publicaban un EP de presentación con ocho temas, y ahora llega su debut. Todo esto en año y medio, y no mucho después de la separación de LETLIVE; algo más ha pasado de la de THE CHARIOT (si no habéis visto el documental ‘Forget Not’, ya estáis tardando). Pero a los que conocieran a unos y otros, ya sabéis el grado de locura que puede tener una propuesta donde se junten tipos de dichas bandas.

FEVER 333 intentan ser reivindicativos e incendiarios. En el segundo calificativo, de manera literal con ‘Burn It’ y su vídeo de alta crítica social; ya lo eran las canciones (y el título) del mencionado EP ‘Made an America’, pero ahora intentan hacerlo más evidente. Por la manera de afrontar buena parte de las estrofas, en algún momento rapeadas, puede recordar a Zach de la Rocha (no tan cabreado), pero musicalmente no llegan a aquellos RATM revolucionarios; ni en la peculiar manera de tocar de Tom Morello, ni en esa base rítmica que aquí cojea al no tener un bajo como el de Tim Commerford para rellenar (en el mejor de los sentidos) su sonido. Tampoco creo que su intención fuera sonar como ellos, pero sí ese punto políticamente incorrecto que se echa en falta y que es necesario en la música de su país.

El problema viene cuando en la ecuación de su propuesta se cuelan coros (sí, los “OH OH OH” típicos) más propios de 30 SECONDS TO MARS como en ‘Animal’ o las voces del comienzo de ‘One of Us’: no resta credibilidad a su discurso, pero le quita la fuerza que sí tienen muchos otros momentos de otras canciones. Las comparaciones mencionadas no tienen por qué ser malas, porque en algún momento sí pueden recordar al grupo de Jared Leto antes de convertirse en la parodia de sí mismos, en la época de su debut homónimo o ‘A Beautiful Lie’; por jemplo, la primera mitad de ‘Prey for Me/3’ tiene unas melodías muy cercanas a aquellos, antes de que Jason se dedique a escupir las letras de una manera más callejera. La sombra de LINKIN PARK también es alargada en momentos como ‘Inglewood/3’ por el lado de Mike Shinoda (un tema demasiado largo), musicalmente en ‘The Innocent’ y en varios momentos de los registros vocales melódicos de Chester. ‘Out of Control’ es otro experimento donde se van por las ramas (y vuelven a aparecer los coritos) y se alargan innecesariamente buscando sonar más completos… pero a veces menos es más. Para ‘Am I Here’ se tornan acústicos y con arreglos de cuerda (sorprendentemente, con muy buen resultado), antes de cerrar con más rap en ‘Coup D’etalk’, en un tema que queda demasiado disperso.

Parece ser que tengan mucho que decir, pero las formas en algún momento puede que no sean las adecuadas para su mensaje; aunque en directo dejen de lado su lado más edulcorado y se centren en el rabioso y descontrolado, llevando algunas de sus composiciones a otro nivel (lo podremos comprobar en el próximo Download). Opinión personal, vaya. Además, se les ha echado en cara en algunas presentaciones el tener demasiadas pistas de fondo pregrabadas, que puede que se hagan más evidentes con este trabajo tal y como se ha creado. Como último punto, todos los títulos originalmente están en mayúsculas, supongo que para enfatizar eso de lo que hablan. Pero a mí me enseñaron a ser educado y no gritar, que es la sensación que da al verlo en letras escritas, así que las pongo a mi manera.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.