sonichighways_resize_resizeNo quería hacer la reseña de este disco hasta que hubiera terminado de ver la serie documental del mismo nombre de la HBO, y en la que hemos ido repasando cada capítulo en la sección de Cine & Tv. Los primeros capítulos te metían de lleno en la historia que contaban las letras de ‘Something From Nothing’ y ‘The Feast and The Famine’. Puede que por la novedad hubiera más ganas todavía de escuchar el disco completo (ya que cada semana iban adelantando un tema al final de cada episodio). El blues de Chicago con Buddy Guy, que venía de la nada, el underground de BAD BRAINS, el gogo de TROUBLE FUNK Y la Revolution Summer de Washington D.C… pero con el paso del tiempo, el interés de la serie fue decayendo. Casi a la par que la publicación del disco, que ha dejado bastante frío en líneas generales.

Dejando de lado las ocho horas de documental, ‘Sonic Highways’ es un disco de lo más normal. Muy por debajo de ‘Wasting Light’, y por descontando, no entre lo mejor de su discografía. En ese aspecto, lo comparo a ‘Echoes, Silence, Patience & Grace’, un trabajo con un par de singles, pero muy irregular en su concepto completo. En el análisis de Nashville y Austin intercale una opinión sobre todos los comentarios echando en cara a Grohl y los suyos que no hicieran un disco donde cada canción fuera del estilo predominante de la ciudad. Esa no era la idea inicial, y nunca se había vendido como tal; porque además, eso no hubiera sido un disco de FOO FIGHTERS. ¿Os imagináis que Grohl hubiera puesto ese nombre a lo que hizo con PROBOT, cuando no tenía nada que ver con su sonido? Quizá en el futuro se le ocurra algo así, pero no era el caso. Esto era un disco de su grupo, “firmes a quienes somos y lo que estamos tratando de hacer”. Y dentro de esa descripción, no deja de ser un disco decepcionante. Junto al documental no tanto, porque sirve para hacer un recorrido a distintas culturas musicales dentro de Estados Unidos, pero si dejamos aislada la música… muy flojo.

En resumidas cuentas, por mucho que las partes instrumentales estuvieran hechas y la letra tomara forma con las entrevistas, las composiciones distan mucho de estar entre las más destacadas de su carrera; incluso de gozar de un buen momento de inspiración. A favor tienen un par de puntos: no hay lugar a dudas sobre el origen y significado de todas ellas, porque para quien siga los documentales, deja bien clara la historia de cada una. Y por otro, al final de cada capítulo hemos podido recuperar algo que se está perdiendo en la actualidad. En realidad son varios los grupos que lo están usando, los famosos videolyrics. Hoy ya no cogemos un libreto y nos ponemos a leer las letras de un álbum a la par que lo escuchamos por primera vez; algunos sí conservan esos buenos hábitos, pero escasean. Con la cuña final de meternos al grupo interpretando el tema de la ciudad acompañado de la letra, nos obligaban a leerla. Porque cuando te pones uno de esos vídeos donde sale impresa la letra en YouTube, del grupo que sea, muchos lo dejan en segundo plano y se dedican a escuchar, pero no a leer; en el caso de Foo, si te has visto casi una hora de película, ¿qué suponen cinco minutos más?

Quitando ‘The Feast and The Famine’, al disco le falta un tema rompedor, de esos cien por cien Foo, de los que son directos y consiguen engancharte. ‘Outside’, de no haberse alargado innecesariamente, hubiera sido ideal. A ‘In The Clear’ le falta pegada, quedándose en un medio tiempo pasable que termina rellenando minutaje. Aunque si de minutaje se trata, ‘Subterranean’ y ‘I Am A River’ se llevan la palma, ambas colocadas al final de ‘Sonic Highways’ y sumando trece minutos entre ambas. A la larga hemos terminado viendo que los dos primeros temas eran los que más gancho tenían. Y eso que ‘Something From Nothing’, que abría el disco, no optaba por una estructura al uso, aunque sólo por su final, merecía mucho la pena. Las colaboraciones en todas las canciones son prescindibles. O dicho de otra manera, son testimoniales, por eso de ser uno de los entrevistados.

Así que por un lado tenemos un disco normal y del montón, y por otro una serie que adolece por lo ambicioso de su proyecto. Juntando ambos lanzamientos sí encontramos cosas positivas, pero en líneas generales, no creo que pase a lo más destacado de la historia de Grohl y sus Foo. Por eso no me extraña que dijera que ya tiene preparado algo para su siguiente obra que sorprenderá a todo el mundo. Aunque suene pretencioso y sea un cliché, algo me dice que en su interior sabe que ha dejado muchos hilos sueltos esta vez.

 

Foo Fighters - Sonic Highways
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.