7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

 Grupos relacionados: PURE LOVE / QUEENS OF THE STONE AGE / GALLOWS

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Durante quince años Frank Carter ha hecho lo que le ha dado la gana, y en 2019 no iba a cambiar; todavía con más motivo, iba a tomar la decisión que quisiera tomar sin tener que dar ningún tipo de explicaciones. Primero con GALLOWS, después dejando la propia banda ante visiones distintas de cara al futuro, posteriormente con PURE LOVE, y desde hace cinco años, con sus Rattlesnakes.

El tener ya cierto status y repercusión hace que atraigas más atención, y ya se sabe: para gustos los colores, que estamos en la era digital en la que todo el mundo tiene voz (y no tanto voto). Tanto ‘Modern Ruin’ como (especialmente) su debut ‘Blossom’ le trajeron lluvia de halagos, acrecentados por sus impactantes conciertos, que es su punto fuerte. Pero la división de opiniones comenzó; es algo a lo que ya no es inmune. ‘Crowbar’, el primer adelanto, era una progresión lógica a lo que nos había acostumbrado últimamente: un corte intenso pero melódico; puede que demasiado breve, pero con buena parte de sus señas de identidad. Y con un vídeo en el que se veía al bueno de Frank dónde más a gusto está: cantando entre la gente y haciendo el pino. Pero le faltaba algo.

Digamos que el vocalista esta vez nos enseña su lado más afable, correcto y elegante, consecuencia de todos los problemas personales por los que ha pasado y que aquí se reflejan. Así lo hemos podido ir comprobando con la amplia promoción audiovisual de la que ha hecho gala. A ‘Crowbar’ le siguió su versión en directo y una larga lista de adelantos y vídeos posteriores a la salida del álbum. Una conmovedora ‘Anxiety’ fue la siguiente, primero en audio aislado, después con un curioso timeline de Instagram en el que distintas personas hacen frente a una de las enfermedades menos visibles y más extendidas del siglo XXI. La misma semana de la salida llegaría la psicodelia (en imágenes) con los gatos de ‘Kitty Sucker’ en un corte muy en la onda de QUEENS OF THE STONE AGE con un ritmo galopante (repetido en ‘Hearbreaker’), y el mismo 3 de mayo, una ambiental ‘Why a Butterfly Can’t Love a Spider’ reflexionaba sobre los distintos tipos de amor que puede haber, y en la que sólo en su parte central amaga con acelerarse mínimamente. No es que encontremos malas canciones, pero sí son inofensivas. Tempos pausados y elementos experimentales y atmosféricos se dejan notar en una dolorosa ‘Love Games’ (de lo mejorcito) Ni en ‘Tyrant Lizard King’, que cuenta con la colaboración de Tom Morello termina de despegar el asunto hacia otros derroteros, aunque el guitarrista de RATM y otros proyectos se deja notar. Si acaso, la segunda mitad de ‘Supervillain’ y ‘Angel Wings’ (la primera de ésta última, totalmente apagada) nos demuestra que todavía hay sangre corriendo por las venas. Porque en ‘Latex Dreams’ y ‘Little Devil’, aunque encontremos algunos retazos (otra vez, simplones), en ningún momento consiguen suficiente punch como para enganchar por completo.

Personalmente, en muchos momentos me he quedado a medias. Es su opción, ha optado por no ser el macarra punk de antaño, y es respetable. Pero algún grito, algún acelerón momentáneo y no tanto medio tiempo reposado hubiera ayudado a que el disco al completo fuera más dinámico y no tan plano. Se puede profundizar en buena parte de las composiciones y ver en las letras el porqué de esa falta de rabia y tender a lo mínimo, dejando de lado la irreverencia y acercándonos un Carter más agradable y accesible. Siempre nos quedarán sus directos… si es que consigue impregnar a estas canciones su energía habitual. Un trabajo disfrutable en casa, que habrá que ver cómo funciona en vivo.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.