9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

 Grupos relacionados: EL GRAN OSO BLANCO / DE LA CUNA A LA TUMBA/ 

 Facebook_-_iconoyoutube bandcicno

¿Qué podemos decir de HABITAR LA MAR? Podríamos hacer dos tipos de introducciones: una para los que desconozcan de su existencia, y otras para quiénes ya sepan de ellos. Lo lógico es que cualquier lector habitual de la web sea del segundo grupo; es más, la inmensa mayoría habrá llegado hasta aquí por alguna de nuestras redes, de la propia banda, o de alguno de los sellos implicados en este lanzamiento. Sin orden, The Braves Records, Nooirax Producciones, Spinda Records, Odio Sonoro, Fuzz T-Shirts, Violence in the Veins, Bandera Records, Borx Records, Gato Encerrado Records, Long Live Records, Monasterio de Cultura, Kill Vinyl Records y Quebranta Records. Como solemos decir en estos casos, la unión hace la fuerza. Y en el BandCamp de la banda todavía lo podéis reservar.

Por si acaso, para los despistados, hacemos un pequeño resumen de una carrera muy corta, pero de lo más prolífica e inspirada. En verano de 2018, de la nada, surge un proyecto en el que se juntan Kantz (voz, DE LA CUNA A LA TUMBA, DELOBOS, TENPEL), Kike Gutiérrez (guitarra, EL GRAN OSO BLANCO, XKRUDE), Frego (ODDHUMS, XKRUDE), José Miguel Ocón (bajo, CATORCE, DE LA CUNA A LA TUMBA) y Paco Reig (batería, EL GRAN OSO BLANCO, LOS AMBOLIAS); ‘La Deriva’ es su EP de presentación. Pero poco menos de seis meses después, confían en nosotros para estrenar su continuación, ‘Realismo Histérico’, grabado con la misma formación. Poco después José Miguel deja la banda, ocupando su puesto al bajo Víctor Díaz y HABITAR LA MAR comienza su aventura en la carretera; sin prisa, pero sin pausa. Y diréis… si son cinco, ¿quiénes son los otros dos de esta foto de cabecera? Pues la familia al completo, con Gonzalo Presa (técnico, y encargado de grabar y mezclar el disco junto a Frego y Kike en los Black Bunker Records de Jaén), y Antonio Gonzalez «Antolón», roadie del grupo. Por completar los datos técnicos, Brad Boatright de Audiosiege en Portland se ha encargado de la masterización (Converge, Pentagram, High on Fire…).

En estas que llegamos a final de 2019, y menos de año y medio después de su primer trabajo, arrementen con ‘Comedia Yoica’, aprovechando ese gran momento de inspiración por el que pasan. ¿Y qué encontramos en él? Pues una continuación de lo que ya nos habían enseñado: noise navajero con toques punk, ácido, crítico y con unas letras que cuentan mucho más de lo que dicen en apariencia. “’Comedia Yoica’ es un álbum que mantiene el espíritu incisivo y sarcástico, pero añadiendo nuevos nodos que conforman una tela oscura y experimental. Un trabajo conceptual que se presenta como un monográfico sobre el ego tanto en sus manifestaciones personales como sociales”. O eso dicen ellos. Pero sí, estos son de los que no te venden humo ni te mienten.

“Hoy herimos sensibles, a los malos, a los libres” nos jadea Kantz mientras sus compañeros hacen lo que mejor saben: hacer ruido. ‘Anti’ ahonda en ese lado más barriobajero (en el mejor de los sentidos) que cada vez más se ha ido conformando como una de sus señas de identidad. Una que te golpea y te tumba, y tras la que el propio voceras te habla cuando el tema ya ha terminado. “Abrázale, no puedes negarte, abrázale, quiere conocerte” termina susurrando en la apertura para después gritártelo a tu puta cara en ‘Colisiones’, que sirvió como adelanto de su particular comedia (estrenado en su momento por Rockzone). No soy filósofo ni psicólogo, pero el YO, como tal, es de lo más complejo. En el fondo, como lo es a veces el sonido que nos ocupa. Y a su manera, también lo dividen en las propias funciones: básicas, defensivas e integradoras.

Bueno, básico, lo que es básico… en su sonido, poco. Defensivo por momentos, porque algunos en algunos ramalazos parecen una presa herida que lucha por su propia supervivencia; aunque en lo yoico tengan más que ver con la ansiedad y los conflictos internos. Que de eso, quizás, también están sobrados, y puede que en ‘La Tara’ nos hablen de ello. Porque están tarados. “1-Que tiene alguna tara. 2-Adjetivo. Que está loco y ha perdido el juicio o se comporta como tal / Similar: defectuoso”. Eso nos lo encontramos en la entrada del vídeo que publicaron para dicha canción; ésta, publicada en Idioteq. Un inicio titubeante nos va adentrando poco a poco en su sonido errático, decadente, en un tic tac sin fin (“… yo, yo, yo, yo… aún desdibujado”). Y es que esas atmósferas oscuras con las que ya experimentaron en ‘Realismo Histérico’, se les dan demasiado bien, profundizando en ellas.

Para ayudarles en su locura (de tarados), esta vez cuentan con dos colaboraciones. En ‘Fantasmas’ cuentan con la ayuda de Anxela Baltar, de BALA. ¿Qué se puede decir de este dúo coruñés al alza? Son más que una realidad, y tras un debut notable y un ‘Lume’ sobresaliente, su tercera obra. Ésta debería ver la luz en 2020, ya que 2019 se lo pasaron ocupadas en él (con una única fecha en directo), y lo terminaron de grabar a finales del año en los Ultramarinos Costa Brava) es de lo más esperado en el rock de nuestro país. Del tema en sí, bajan revoluciones, suben intensidad y se meten en tu cabeza con los miedos (“… te quieren asustar, te dejas asustar”) que se pueden aplicar a casi cualquier ámbito.

Por otro lado, en ‘Caos’ es Donna Diane la invitada; precedida viene de ‘Espirales’, que hace las funciones de interluido en el álbum, e intro de ésta. Hasta el momento que lo escuché, DJUNAH eran unos perfectos desconocidos para mis oídos. De hecho, fue el propio Kantz el que me los presentó cuando le pregunté, en una primera escucha del álbum, que de quién era la segunda voz. Y me puso este vídeo. Tanto por sonido de la pareja de Chicago como por la voz de la propia Donna, el encaje con HABITAR LA MAR es perfecto, porque refleja esa angustia y lucha interior de la que hacen gala nuestros protagonistas. Nunca he sido muy partidario de la dualidad de idiomas para un mismo tema, pero tengo que reconocer que aquí sí, convence. Si con ‘Fantasmas’ reducían velocidad, aquí la bajan al mínimo en un primer momento con Kantz, para ir subiendo la energía de una manera pausada en el tramo central cantado en inglés, y mantenerlo en la vuelta de Kantz a la palestra.

Completa el trabajo ‘Arsonista de Mí’, que como dicen en su título, vuelve a contar con su lado más incendiario y afilado en la onda que ya nos mostraron (y de qué manera) en ‘Carbunclo’ o ‘Navajas’ en el pasado. Lo han vuelto a hacer, y apuesto a que con algo más nos sorprenderán en 2020. Al ritmo que van, tanto de trabajo como de inspiración, no sería descabellado. De momento, toca esperar unos días para que podáis disfrutar de esta obra al completo. Han probado el sabor del lodo, y ya es hora de hacerlo a su modo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.