A finales de diciembre HAMLET cerraba con un concierto en Madrid una etapa, una gira y un 2014 donde entre tanto concierto, editaron un CD/DVD en directo y reeditaron ‘Sanatorio de Muñecos’ (ambos a través de un exitoso crowdfunding). También tuvieron un cambio de formación, y les dio tiempo a grabar durante el verano un nuevo trabajo. Aquella noche, en la sala But, tuvimos una breve entrevista con Luis Tárraga intentamos resumir todo ese año. Dos meses y medio después de aquel encuentro, ‘La Ira’ ya está a la venta, y los comentarios iniciales no pueden ser más positivos. Unas semanas antes de su salida, me reuní de nuevo con Luis para escuchar el disco y preparar una hoja de prensa para Maldito Records, el sello encargado de la distribución. No hay segundas oportunidades para una primera impresión, y ésta fue inmejorable; la podéis leer en este enlace. Ya de promoción del nuevo trabajo, precisamente empezamos la entrevista con una cuestión referente a ese texto.

Cuando me pediste que hiciera la nota de ‘La Ira’ me obsesioné con no utilizar la palabra mejor por ninguna parte. Aunque sé que para un músico es imposible, ¿cómo lo definirías omitiendo ese calificativo?

Sería muy complicado… Es que para mí es el mejor (risas). Intentamos que cada disco sea el mejor. Y el mejor es cuando consigues hacer lo que realmente quieres hacer en ese disco. Y no son todos los que tenemos. Pero este sí.

De primeras la gente destaca la cera que repartís. Más crudo que nunca, cañero, muy directo… pero para mí guarda una similitud con ‘Syberia’, y es la cantidad de sentimientos que afloran según avanza.

Hay una cosa que nos gusta bastante de ‘Syberia’ y que puede que no se entendiera por completo. La gente se quedaba en el punto melódico pero estaba cargado de feeling, de sentimientos, y en muchos aspectos era más crudo y agresivo que discos a todo meter. Hay gente que seguro que les gustó más ese disco después de haber vivido la intensidad que le dimos cuando lo tocamos entero. ‘La Ira’ es un polo opuesto en cuanto a agresividad musical pero súper cercano en cuanto a intensidad emocional. Me alegra que lo digas, porque muchas veces lo hemos hablado entre nosotros. Comparar discos sólo por mayor número de riffs o velocidad no nos gusta; hay cosas más cercanas entre ellos de lo que parece, y hay gente que las diferencia demasiado. Hacía muchos años que no teníamos unos comentarios tan positivos de un disco en sus primeros días como éste. Y de gente de la que confiamos y que no tiene por qué dorarnos la píldora.

¿Qué os llevó a elegir ‘Imperfección’ como primer adelanto?

Es difícil elegir un tema que abarque un disco. Hay veces que tienes un single claro… pero queríamos un tema que lo representara sin que lo representara. Algo inmediato y nexo de distintos pasajes del álbum. Porque la gente se ha dado cuenta que puede hacerlo, pero a la vez, no del todo.

Después llegó el videoclip de ‘Mi religión’, que desde que lo escuché me dio la sensación de que era algo así como una continuación de ‘Queda mucho por hacer’.

Tengo que decir una cosa. Fuiste una de las personas que nos abriste los ojos para que fuera un single (risas). Es la puta verdad y tú lo sabes perfectamente. Luego se hizo una cadena a ver, “joder tío, y no habíais pensado en éste” y tal. Porque hay veces que a nosotros se nos pueden escapar cosas vistas desde dentro. Es que letrísticamente es muy nuestro porque habla de nosotros y nuestra vida; y musicalmente muestra el Hamlet cien por cien, el sonido del local, la pasión que tenemos… Era perfecto para ser un primer single y hacer un vídeo con él.

Otra de las que me marcó fue ‘Ser o No Ser’. ¿Qué disyuntiva os llevó a titular un tema tan Hamlet tantos años después de haberos formado?

Habla de nosotros también, pero en otro aspecto. ‘Mi Religión’ es sobre el grupo, nuestra gente, la pasión que te decía que tienen ellos y la banda… y ‘Ser o No Ser’ habla más de nuestra parte más interior, de corazón, de lo que hemos vivido. De lo difícil que es vivir en esto, lo que nos importa nuestra personalidad. Cuando Molly vino con la letra no sabía si titularla así por ser demasiado obvio, pero joder, ¡es que lo decía varias veces en la canción! Venía al pelo, y ya era hora de titular un tema así.

Hay unos cuántos temas donde se nota un punto hardcore, una intensidad de tiempos pasados. ¿Hasta qué punto influyó la gira de aniversario de ‘Insomnio’ y sus ensayos para componer las nuevas canciones?

Ayer nos preguntaron algo parecido en otra entrevista. Claro que nos influye. No solemos estar mucho tiempo parados. Y solemos componer estando en medio de alguna gira, la que sea. Y cuando es muy positiva, como es el caso, que nos reencontramos con el punto hardcoreta y punk, recuperamos esa esencia un poco de cómo hacíamos los conciertos por aquel entonces. Pero no sólo de ‘Insomnio’, sino también de ‘Revolución 12.111’. Si te metes al local de ensayo entre fechas, y vas con la energía de esas fechas, pues suma. Pero también tienen que ver las canciones. Por mucho que quieras llevar la energía, si las canciones no dan para eso, ahí se queda. Y aquí se han juntado ambos factores.

Cuando volví a escuchar el disco, caí en la cuenta de un tema que me pasó algo más desapercibido la primera vez que lo escuché. Hablo de ‘Ciudad de Dios’.

Es súper intensa, y de nuestras preferidas. Hay canciones que son más de descubrir, y eso personalmente me encanta en un disco. Hoy un amigo me decía “mis preferidas eran tal tal y tal, y hoy son todas las demás” (risas). Me acuerdo que tú hace unos días también me lo decías, que en un artículo no nombraban las canciones que más te llamaron la atención cuando lo escuchaste la primera vez. Y eso es bueno. En cuanto alguien te nombra las mismas tres canciones, y del resto nadie dice nada, te dice que no han llegado tanto al público. Cuando hay tanta diversidad de opiniones, es un disco que globalmente ha gustado.

Dos de las mayores señas de identidad del grupo son tus guitaras y la voz de Molly. Pero me gustaría que me hablaras del sonido que habéis conseguido de bajo y batería.

Volvemos al tema local de ensayo y hay que nombrar a Kurt Ballou. Huye de la limpieza, es muy orgánico y crudo en sus producciones. Quiere que todo suene de una manera intensa. El tratamiento que da a la base rítmica con la saturación del bajo, agresivo, con la batería sonando como si estuviera al lado, no hay samplers, ni bajos secuenciados…

entrev1

El disco lo terminasteis de grabar en verano del año pasado. Después entrasteis a estudio de nuevo con Carlos Santos para grabar otro par más, fuera de la temática y la onda general del disco en sí. ¿En qué punto estaban ‘Testificar’ y ‘Me Olvidaste’ cuando ‘La Ira’ ya estaba grabada?

Yo me suelo grabar riffs. Ahora he avanzado tecnológicamente, porque antes lo hacía en las grabadoras antiguas de minicinta (risas). Tenía ahí la nueva grabadora, pero dos o tres cintas antiguas al lado. No suelo hacerlo, pero cogí una que ponía ‘Inferno’. Una vez sale un disco, suelo clasificar todo lo que había grabado para él. Había riffs que no entraron en ese; había más cosas de las que terminaron en él. Me quedé con el rollo de un par en concreto, y algunas ideas que se quedaron descolgadas de ‘La Ira’. Estuvimos hablando de la posibilidad de meter algún material extra. Pensamos en algo en directo o DVD, pero teníamos cerca el crowdfunding de ‘Vivo en Él’. ¿Versiones? No. Hablé con Molly, Álvaro y Paco, y les hablé de estas dos canciones, que las había avanzado hasta acabarlas. “¿Por qué no las metemos como bonus?” Además, era algo que no habíamos hecho nunca.

Hoy tocáis en un concierto íntimo de aforo reducido los once temas de ‘La Ira’, pero ¿hay posibilidad de ver las dos bonus en directo algún día? Porque la acogida de ambas ha sido tremenda.

Si hacemos algo en un disco, lo hacemos por algo. Si creemos que no vamos a utilizarlas, o que son malas, no las hubiéramos metido. En el momento que están ahí, pueden aparecer en cualquier momento. Quizá en el inicio de la gira no, porque ‘La Ira’ son los otros once temas y eso son bonus. Pero son muy utilizables.

Enfocando el tema de los conciertos, en los últimos años habéis hecho distintas giras recordando épocas y discos concretos. ¿Os habéis dejado alguna que tengáis ganas de ver cómo suena en la actualidad?

Buffff. Es que es muy complicado. También depende de la tanda de gira que hagamos. Al principio intentamos meter todo lo que podamos del disco nuevo, porque es lo justo. Acabamos de hacer una gira revival, otra más revival todavía, y ahora nos apetece ‘La Ira’. Para equilibrar tenemos que meter clásicos que la gente quiere oír. Nos apetecería tocar unas cuantas. Del Negro hay unas cuantas, de Revolución… pero no hay tiempo. Estamos en un punto en el que tenemos claro que hay canciones que aunque llevemos mucho tiempo tocándolas, a la gente le gusta volver a escucharlas.

Y si te pido que resumieras la carrera del grupo con una sola canción, ¿podrías?

(Suspiro)… No. Hay canciones muy cercanas que puedan reflejar lo que somos. Mira, por ejemplo, ‘Lamento’. En poco más de tres minutos tiene mucho de lo que es Hamlet en muchas fases de nuestra historia, y de lo que nos gusta. Pero… no, no puedo.

Son casi treinta años en esto. ¿Hay algo que todavía te cueste o a lo que no te acostumbres de tu profesión?

No me acostumbro a los celos injustificados. Te lo digo sinceramente. No envidias, porque suena prepotente y es otra cosa. Pero sí hay celos que le lleva a la gente hacer cosas POR los grupos y EN CONTRA de los grupos. El fanatismo exacerbado me sigue costando asimilarlo. Pero es algo con lo que hay que vivir y ya está

Para ir terminando, ya con Ken totalmente integrado, ¿qué crees que aporta a HAMLET?

Además de su buen hacer, familiaridad. Estuvo de roadie del ‘Inferno’ al Negro con nosotros. Ya ha vivido con nosotros, y tenemos una muy buena amistad. Su vertiente musical también me encanta, tiene mucho rollo. Estamos encantados.

Por último, algo más general. ¿Qué es para ti el rock?

Yo hablo más de música que de un estilo concreto. Es una forma de vida. No hay otra.

mollyluis2c mollyluis2b

 

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.