Cuando HAMLET me pidieron que escribiera un texto para el libro fotográfico que iba junto a su DVD ‘Vivo En Él’, no dudé en hacer una especie de retrato autobiográfico mutuo (que ahora también se puede leer en la sección Biografía de su página web). Y en la primera frase  hago mención a la película que me permitió conocerlos gracias a ‘Qué Voy a Hacer’. 1995 fue un año con grandísimas películas. Obras de culto como ‘Doce Monos’ o ‘Casino’, oscarizadas como ‘Braveheart’, ‘Toy Story’, ‘Pocahontas’, ‘Babe, el cerdito valiente’ y ‘Jumanji’ en el apartado infantil, y un larguísimo etcétera que (casi) todos hemos visto: ‘Waterworld’, ‘Seven’, ‘Los Puentes de Madison’, ‘Leaving Las Vegas’, ‘Sentido y Sensibilidad’, ‘Four Rooms’, ‘Heat’, ‘Mentes Peligrosas’. ‘Sospechosos Habituales’, ‘Pena de Muerte’, ‘Mallrats’, ‘Apolo 13’… e ‘Historias del Kronen’.

La película de Montxo Armendáriz, que cumple veinte años, era una adaptación de la novela publicada un año antes por José Ángel Mañas (no os perdáis la entrevista que le hizo la RevistaGQ con motivo del vigésimo aniversario). En mi caso, primero fue la película, y después, casi a la par, libro y banda sonora. Narraba la vida cotidiana de una panda de amigos que se juntaban en el Kronen, el bar de turno y todas lo que le rodeaba, con un envoltorio de sexo, drogas y rock and roll, personificados todos ellos en la historia de Carlos (Juan Diego Botto), el eje central alrededor del que todo giraba. Además, con cantidad de caras que después se harían habituales tanto en el cine como en la televisión: Pilar Castro, Jordi Mollá, Nuria Prims, Cayetana Guillén Cuervo, Eduardo Noriega, Armando del Río… y la carretera se llevaría la vida de Diana Gálvez, tristemente fallecida días antes del estreno del film. “La amistad no existe Roberto. La amistad es de débiles. Los fuertes no necesitamos a nadie”, le decía Carlos a su mejor amigo en una escena. Ante todo, la película trataba sobre esa amistad y cómo afectaban distintas situaciones a sus relaciones, tanto amorosas como familiares, y de cómo el protagonista se cree el rey del universo en su entorno. Riesgos y excesos que derivan en conflictos de todo tipo que se terminaban pagando. Su final era chocante y trágico, en cierta manera premonitorio de la era digital en la que nos vivimos actualmente, en la que casi cualquier cosa queda registrada en foto o vídeo. Aunque José Ángel Mañas iba un poco más allá en el desenlace, con un monólogo de Roberto a modo de epílogo. Bueno, en realidad el libro iba un poco más allá en algunas situaciones, como los detalles de un concierto de NIRVANA en el Pabellón del Real Madrid, con detalles de las canciones que tocaban, las tres mil quinientas pesetas que costaba o cómo poco después iban a una tienda de discos a comprar ‘Bleach’, su debut. De la misma manera, la película cogía otras de cosecha propia (como la mítica escena del puente que además pertenecía a la carátula/póster).

En la banda sonora, como se dice, había de todo. Por encima de todo, una extensión de las partes más frenéticas de la película, mezcladas con los momentos de bajón; una montaña rusa. Ahí estaba el punk de M.C.D. en ‘No Hay Sitio Para Ti’ (uno de los temas centrales, que además interpreta la banda de los protagonistas en la película) y ‘Cargados de Alcohol’, REINCIDENTES ‘Jartos d’aguantar’, el funk de TRIBU X en ‘Mejor Ser Uno Menos’ y ‘No Los Acorrales’, también el de SANTA FE en ‘Mr. Funky Kong’ (y su versión más light y ambiental en ‘Oh Mama’), el maquineo final de THE GRID y su ‘Texas cowboys’… y el pelotazo de AUSTRALIAN BLONDE con ‘Chup Chup’ (también estaba ‘September song’); un vídeo emitido en bucle en los programas de clips del momento (del que pronto publicaremos un reportaje) que les catapultó. En definitiva, en estos dieciocho temas se empezaba a notar un cambio en la música nacional, a mostrar ese lado alternativo que tan de moda se pondría gracias, en parte, a Festimad, donde aparecerían varios de los grupos aquí presentes y donde tenía cabida casi cualquier propuesta. En este enlace tenéis el reportaje que emitió La2 de la edición de 1996 (en este otro, el de Canal +). Allí estuvieron TERRORVISION (bastante populares en la época, incluso hicieron alguna aparición televisiva en España) y TRIBU X, al año siguiente AUSTRALIAN BLONDE y EL INQUILINO COMUNISTA, posteriormente HAMLET… y que no dejaba de ser un reflejo de la juventud que ya presentaba ‘Historias del Kronen’. Y aunque no tenga mucho que ver con la película, echando la vista atrás, se sigue echando mucho en falta al mejor festival que hemos tenido por aquí.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.