8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: PANGLOSS / SOZIEDAD ALKOHOLIKA / FAUSTO TARANTO

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

Poco más de un año después de la salida de ‘Siempre soñé saber sobre nadie negó nunca nada’ HORA ZULÚ emitían un comunicado anunciando un parón en su carrera, poniendo un punto y seguido en su carrera con dos conciertos en su Granada natal y uno en Madrid. Recuerdo con especial cariño aquel álbum por una interesante entrevista con Paco y Javi me decían que soñar era lo único que nos queda en la vida, y que les gustaría que esto les permitiera vivir un poco mejor, que les gustaría que su música fuera un desahogo para los problemas de sus oyentes, y que sería una pena que esta aventura se quedara en una simple etapa de su vida. Por desgracia, así parecía ser… pero no.

En 2015 los granadinos volvían para un concierto exclusivo que tuvo un elemento común entre ellos y público: dejó con ganas de más. Sin prisa pero sin pausa, volvían a la actividad con una serie de fechas al año siguiente, para poco a poco, desembocar en lo que todo el mundo esperaba, que era nuevo material. Éste fue ‘Beatus Ille’ a principios de 2018 (que en el álbum, al menos en su streaming, suena más alta que el resto de pistas), título en latín que evoca el tema literario en el que se ensalza la vida retirada en el campo alejada de la ciudad (ay, cómo lo entiendo). No nos ofrecían nada que no hubiéramos visto en ellos, pero joder, qué bien estaba hecho. Aitor sigue siendo un maestro de la verborrea y la poesía a su manera, con esa historia de amor de fondo, Paco es el amo de la guitarra (¿habéis visto su top 10 de canciones por las que se le abren tantas veredas?), y tanto Alex como Javi son una base rítmica perfecta para la música que hacen. Un mes después nos lo decían todavía más claro en ‘Y Si Acaso’ que arrancaba de tal manera, “… 2018, Hora Zulú, R de Rumba, el eterno retorno del ritmo”, uniéndose unos scratches que nos hacían recordar épocas en las que les dolía la boca de decirlo y tenían crisis de claridad que no eran tal. Sí, seguían con sus señas de identidad más que claras. La noticia de que ‘La Voz del Amo’ llegaría a principios de 2019 alegró a unos cuantos.

Y fue unos pocos días antes de su publicación que llegaría el lyric video del tema que lo daba título, tema sombrío a la par que poderoso, con un trote de guitarras en algunos momentos que a pesar de acelerarla, la mantenían pesada y ensalzaban una de las mejores letras que aquí nos trae Aitor. En el álbum le precede ‘Cave Ventum’, cuyo ritmo vocal bien puede recordar al de ‘Golpes de Pecho’, o de una manera más cercana, a ‘Crom en Su Montaña’, sólo que aquí está intensificado por la instrumentación que aportan sus compañeros. Esa vena acelerada se incrementa en ‘Se Non È Vero’, con unas voces más agresivas, y con ‘Es Menester’, en el Paco hace de las suyas con unas líneas hipnóticas. Lo mismo que el aire del sur y árabe de ‘Pena Mora’, donde de nuevo Aitor sobresale sobre el resto.

Tiran de sarcasmo total y absoluto en ‘Romance de Juan Elvira’ (“… Lleva un traje que solo lo ven los listos ¿suena a chiste? Pero sabes que si lo piensas aún es más triste Porque el juan del que te estoy hablando existe”), otro de esos puntos álgidos en la lírica. No hay espacio para la ironía en ‘Hanalfabeto y Ortera’, ya que el mensaje es bastante claro (“¿… pero como queréis que os quiera? La verdad es prisionera y aquí puede votar cualquiera, Democracia puñetera”) y se ven apoyados por SOZIEDAD ALKOHOLIKA (con Juan, Pirulo y Jimmy); y es que la admiración entre ambas formaciones no es ningún secreto. ¿Qué puede salir mal de juntarse? Para ‘Fuera / Román Paladino’ se reservan su lado más ¿experimental?… pero sólo de entrada, porque tras dos minutos explota en su música habitual para terminar por todo lo alto dejando el mismo buen sabor de boca que nos dejaron con las nueve canciones anteriores.

Por desgracia, no son pocas las formaciones que en los últimos años se toman un descanso indefinido o de repente dejan de dar señales. En definitiva, tienen con futuro incierto. Algunas vuelven de manera esporádica, y otras para quedarse después de un tiempo de reflexión que además de revitalizar su propuesta, sirve para tomar aire en una carrera de fondo llena de obstáculos. Por decir algunas con tirón, el ejemplo más reciente lo tenemos en BERRI TXARRAK, que tras una serie de fechas pondrán un punto y aparte en su trayectoria después de veinte años en esto; otras como UZZHUAIA o STRAVAGANZZA volvieron tras un parón que se antojó necesario. Esperemos que siga habiendo HORA ZULÚ para rato y hayan vuelto para quedarse.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.