5.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 Grupos relacionados: RED HOT CHILI PEPPERS / THIRTY SECONDS TO MARS/ LINKIN PARK

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube twitinst

Cuando sacas un EP con el subtítulo ‘Side A’, esperas que la cara B vea la luz a no mucho tardar. Ya se sabe que entre disco y disco, algunos grupos han optado por ese formato para que su nombre siga en la palestra, una nueva manera de tener nuevas canciones como oferta ante un panorama en el que cada vez tenemos más y más por escuchar… y no tanto tiempo para tal acción. Más en el caso de INCUBUS, que desde ‘Light Grenades’, publicado en 2006, se han tomado con calma su carrera.

Tras dicho trabajo vino un descanso indefinido, roto con la publicación de un ‘If Not Now, When?’ en 2011, creando una división de opiniones mayor que con sus anteriores obras. Tras él, otros cuatro años hasta que llegaron las cuatro canciones de la primera parte de ‘Trust Fall’, cuya continuación no ha sido otro EP, sino su octavo disco de estudio; y como tal, no se han comido la cabeza a la hora de titularlo. Los adelantos no pintaban mal. ‘Nimble Bastard’, sin ser nada del otro mundo, al menos si nos mostraba un grupo con energía; ¿que pecaba un poco de lineal? Puede ser, pero no nos mostraba su lado apagado y sin chispa alguna. Ese sí asomaba en algunas partes de ‘Glitterbomb’, que no dejaba mal sabor de boca, pero sí nos ponía en aviso de que iban a seguir por la última senda explorada. Vamos, que ellos no van a marcarse una vuelta a las raíces que tan de moda se ha puesto a la hora de vender tus trabajos.

Aunque el álbum empieza de manera dinámica con ‘No Fun’, incluso con ciertos ritmos pegadizos, pronto (demasiado) se va diluyendo. ‘State of Art’ se mueve hacia terrenos atmosféricos, y en esa primera mitad que también incluye los dos primeros singles, tanto ‘Loneliest’ como ‘Undefeated’ resultan demasiado planas. Tras un interludio de un minuto, el aire místico inicial de ‘Familiar Faces’ no consigue remontar el vuelo, aunque al menos en ‘Love In A Time of Surveillance’ consiguen atraer algo de atención, especialmente en sus dos últimos minutos. Pero ahí se queda todo, y con la instrumental ambiental ‘Make No Sound in the Digital Forest’ todo sigue cuesta abajo. Las ganas que echan en ‘Throw Out The Map’ se agradecen como cierre, pero llegan demasiado tarde y de manera aislada, cerrando un trabajo que se podría definir como uno más.

Echando la vista atrás, es inevitable ver dónde estaban y dónde están algunos grupos a finales de los 90 y principios de la década pasada con los que compartían espacio. KORN con sus altos y bajos, idas y venidas, retomando no hace mucho sonido de sus años más gloriosos; lo mismo se puede decir de LIMP BIZKIT. DEFTONES en constante evolución y haciendo más personal su sonido, e INCUBUS, quizá, como los más acomodados de ellos. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? Puede, pero para eso están los viejos trabajos de cada uno de ellos, para revisitarlos si lo más actual no nos convence. Y como para gustos son los colores, yo prefiero los más luminosos de su primera etapa que lo editado en su última década, más olvidable y desechable.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.