9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.1

Sí, aunque parecía complicado, lo han vuelto a hacer. JARDÍN DE LA CROIX se han sacado de la manga lo mejor que tenían guardado para hacer un señor discazo. Si bien os dejamos por aquí la manera de adquirirlo en formato físico, que sepáis que también lo tenéis disponible en su BandCamp bajo el famoso name your price. Hacéos un favor, conseguidlo y no perdáis más el tiempo. Y si lo hacéis, que sea leyendo esta reseña al ritmo que nos marcan con estas seis nuevas composiciones.

Todavía recuerdo un concierto hace ocho años de TOUNDRA junto a nuestros protagonistas en una sala Siroco abarrotada. Y es que los paralelismos con ellos siempre han estado ahí, más allá de tratarse ambas de formaciones instrumentales. Sin ir más lejos, en este mismo 2016 volvían a compartir escenario en la fecha de presentación de ‘IV’ en el Palacio de los Deportes de Madrid, cerrando en cierta forma el círculo… o abriéndolo otra vez, ya que como sucediera con estos, de la Croix anunciaban su fichaje por Aloud Music para este nuevo lanzamiento; estaba cantado que sus caminos se tenían que cruzar en algún momento. Pasito a paso desde ‘Pomeroy’, han ido escalando peldaños hasta llegar donde están con esta cuarta obra.

Con cada grupo de estilos parecidos queda demasiado típico decir que es más complicado llegar al oyente, pero es así. A falta de narrador es la música la que te tiene que hablar. Porque sí, la música se comunica contigo sin necesidad de palabras, y cuando te llega de verdad, como es el caso, el mérito es doble. Porque ahí surge otro tópico, el calificativo recurrente de mágico. Pero las cosas son como son, y lo que consiguen JARDÍN DE LA CROIX se asemeja mucho a eso. El punteo inicial de ‘Seventeen years to hatch an invasion’ te sumerge de lleno en su universo y es imposible salir de ese trance durante cuarenta minutos; en todo momento quieres avanzar, el cuerpo te pide más. Las dulces melodías iniciales dan paso a pasajes más contudentes, partes ambientales, progresivas, imaginación en los cambios de ritmo… una gozada. Y eso lo consiguen con una simple apertura.

‘Reversion’ ahonda en la melodía en su inicio, y sobre las guitarras son Israel y Nacho los que piden protagonismo a gritos con la base rítmica. Los fills del primero y su manera de aguantar todo el peso de las composiciones son dignas de elogio. El clímax del último minuto de este segundo corte marca uno de los puntos álgidos del álbum… y no son pocos. ‘Intermareals’ incide en la misma estructura, hasta su desenlace, encrudeciéndose con unos redobles que se te meten en la cabeza y volviendo a dejarte totalmente hipnotizado. Pocos grupos pueden presumir de conseguir eso. ‘Green Architect’ destaca por sus arreglos (los teclados son una de las claves del álbum), especialmente en su tramo central, ‘Trail from Alaska’ sobresale por ser tan directa (y con el sonido más agresivo), mientras que ‘Flowers and Carrion’ pone la guinda de la manera más atmosférica y ambiental… hasta su último minuto, que vuelven a desmelenarse. Bendita la locura que tienen en sus cabezas para crear semejantes marañas de riffs, punteos y estructuras enrevesadas.

Es una suerte que tengamos tal cantidad de grupos instrumentales de calidad en España. Ya decíamos TOUNDRA arriba, que son los más visibles, pero ahí vienen pisando fuerte SYBERIA (compartirán fecha con Jardín en Madrid, aquí el evento en Facebook con toda la información), EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO, ASTRALIA, BÖIRA, OUR NEXT MOVEMENT, este mismo año debutaban por todo lo alto FIRMAM3NT… y si más arriba decíamos el hándicap que tienen todas a la hora de conectar con el oyente, algo bueno tenía que haber. Sin voz no hay idioma que se interponga, por lo que esa barrera la tienen más que superada. Vamos, recientemente, a finales de octubre y sólo unos pocos días de la publicación de ‘Circadia’, se la saltaron para irse unas pocas fechas por Europa. Esto es sólo el principio.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.