9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

 Grupos relacionados: JARDÍN DE LA CROIX / TOUNDRA/ EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO

 Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

Los lectores habituales de MiradAlternativa saben de las idas y venidas de la web en los últimos meses, del cambio de chip a la hora de llevarla y de la reciprocidad de la que hacemos gala en esta etapa, guiándonos básicamente por una cosa a la hora de hablar de un disco o grupo: que te llene o te incite a hablar. Puede ser para bien, pero también para mal, porque en los dos lados de la balanza hay argumentos de peso.

A principios de junio nos hicimos eco en nuestras redes del estreno de ‘Eulerian’ de LE TEMPS DU LOUP en Keepanopenmid. Un tema que ya nos hacía prever lo que hace poco hemos podido confirmar. Y es que en una época donde la exclusividad dura cinco minutos (a veces ni eso), muchos medios se pelean en ser los primeros en sacar la reseña del grupo X de moda, the next big thing, o el que se ha reunido hace poco… siempre que la propia discográfica de turno dé el alto y seña para su publicación. En estas que llegan nuestros hermanos de The Braves Records, que hace poco decían que 2018 será recordado como el año de los discazos, y nos lo confirman con ‘Cardinal’, que amablemente nos cedieron para nuestro deleite.

Como pequeño inciso para quién no los conozca, LE TEMPS DU LOUP son un trío instrumental afincado en Madrid, formados hace seis años y con un EP y LP a sus espaldas por Hannibal a la guitarra, Nacho al bajo (también en JARDÍN DE LA CROIX), y Álvaro a la batería (de los ya desaparecidos SONNOV), que entró a la banda en 2015. De hecho, de ese mismo año data su última referencia, ‘Por la Mitad’, un tema grabado para el recopilatorio 7 Infiernos de Nooirax; con voz. Por lo que, casi cuatro años después de ‘Jauría’, era el momento de darle continuación.

Seguimos adelante en la reseña. “El encuentro del camino propio” como concepto de fondo de ‘Cardinal’ es algo que nos toca muy de cerca y que conecta con los vaivenes de la web. Y es que sólo con las primeras notas de ‘Zich’, incluso antes de saber la idea principal del álbum, ‘Cardinal’ se convierte en uno de esos pocos discos que encienden una chispa en tu interior, y que en mi caso, te inspiran a escribir sobre él. Esa búsqueda del camino se ve reflejada en unos compases musicales lentos, limpios, casi desnudos; unos primeros pasos en la búsqueda del ser y la senda adecuada. Todo cuadra en estos dos primeros minutos en los que Nacho y Álvaro crean una base sobre la que la guitarra empieza a crear círculos para saber por dónde salir. La distorsión marca el punto de partida de un viaje que, metafóricamente, dura seis canciones y cerca de cuarenta minutos.

Sabiendo hacia dónde ir, sólo queda avanzar. La conocida ‘Eulerian’, con esa guitarra galopante, te hace sentir la manera en la que el grupo da sus pasos, con una primera mitad muy melódica, un tramo central más contundente, y un desenlace alternante entre esas dos vertientes. Por mucho que ‘Cardinal’ funcione de manera sobresaliente como bloque (más con el concepto que gasta), si tuviera que quedarme con un solo tema, éste sería ‘Agartha’. Ese arranque tan apagado y melancólico y que se extiende durante tres minutos, desemboca en una amalgama de sentimientos y emociones que tocan techo en sus últimos segundos; de hecho, me sorprende que ese culmen no marque el final del camino… pero puede que sí de una parte de él.

Con la primera parte de ‘Karellen’, ‘Contact’, vuelven a reducir las revoluciones al mínimo. ¿Un interludio? Se podría llamar así a un tema de cuatro minutos, sí, pero no deja de ser otro capítulo de esta historia en la que todo tiene su importancia, una especie de renacer con las cosas más claras sobre qué dirección tomar. La segunda joya de la corona es su continuación, ‘Ascension’, totalmente hipnótica, y en la que de nuevo la dupla rítmica es la clave para que la guitarra haga diabluras de todo tipo, en un tema que cuenta con partes muy distintas y estructuradas. Una maravilla frenética durante cuatro minutos, y emotiva en el resto de duración. La búsqueda del camino termina con ‘Plague Fort’, que empieza con la misma fuerza e intensidad que su predecesora, alternando posteriormente pasajes más atmosféricos, dubitativos, inquietantes… terminando en un fade out que te deja con la sensación de que esa búsqueda del camino propio no ha hecho más que empezar.

Sí, The Braves Records tiene razón, y 2018 podrá ser recordado como el año de los discazos. Otra cosa es que se les haga caso o no. ‘Cardinal’ también es editado por Dunk!records, Aloud Music Ltd y Pundonor Records. Todos ellos se han llevado un premio gordo con LE TEMPS DU LOUP.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.