Tras una exitosa campaña de crowdfunding en 2017, LE MUR publicaron ‘El Brote’ a finales del pasado año. Un brote que les ha llevado a buena parte de la península… y lo que les queda, ya que a principios de 2019 tienen a la vista dos conciertos muy bien acompañados. De esas fechas futuras y de todo lo que les ha supuesto este álbum hablamos con Elsa, su vocalista.

 

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

A pesar de editar vuestro debut a finales del año pasado, lleváis en esto cerca de diez años. ¿En qué momento dais forma a LE MUR y cómo recordáis vuestros primeros pasos?

Recordamos 2015 por eso, editamos el EP, fuimos a Valencia, Sevilla y Madrid y no sabíamos bien lo que hacíamos, es super reciente, no sabría decirte si lo sabemos ahora. Lo único que tengo claro es que cuesta mucho y hay que tener fuerza e ilusión para seguir haciéndolo sin tirar la toalla a tomar por culo. Nuestros primeros pasos son como casi los de todo el mundo en cualquier vertiente del arte, vergonzosos, al menos a mí me pones un tema de Yumalla y me escondo.

Hace poco más de un año que terminaba vuestra campaña de Verkami para financiar ‘El Brote’, vuestro primer LP. Alcanzasteis el objetivo de 4.000 euros que os marcasteis, así que, después del tiempo que ha pasado desde entonces, ¿qué valoración hacéis de la experiencia?

Guapísimo, pero es mucho trabajo, cuantos más mecenas hay mas recompensas son, todos trabajamos y el grupo no para por eso, de hecho es una de las épocas con más curro que hemos tenido a nivel logístico. Sabes que es muy positivo porque un huevo de peña va tener tu CD, pero al final tuvimos que poner prácticamente la misma cantidad de dinero de nuestro bolsillo para cumplir con las entregas, el CF solo nos dio para la pre-producción, grabación y máster del CD; la edición física y el merch prometido no entraban en ese presupuesto.

Metafóricamente, ¿queríais expresar algo con El Muro de vuestro nombre? ¿Qué muros pensáis que habría que derribar en la música?

En la música no hay muros, los muros están en las mentes. Todos tenemos y pensamos que hay que derribarlos, esos sí.

Si tuviera que decir qué muros pueden existir en el ámbito musical, diría que están todos en la forma. La forma de hacer que tenemos nosotros los humanos con un don que se nos entrega. No somos libres a la hora de escuchar, hasta cierto punto vamos condicionados, por eso pienso que todos los muros a derribar son los que nosotros mismos nos ponemos. La música es libre.

Vuestra propuesta es intensa a la par que emotiva, evocando en muchos momentos a aquellos maravillosos 90, donde todo parecía más auténtico y real. ¿Creéis que la pasión de entonces se ha ido quedando por el camino, robotizando en cierto modo tanto la música como al público?

No, creemos que toda herramienta de control se mejora con el tiempo, la música de hoy en día no pierde autenticidad, hablo así porque hay otras cosas que suenan, que son sonidos válgame la redundancia, pero que no considero música, aunque venda millones y millones de copias y llene estadios. Pero creo que el bien triunfa, y que aunque la industria se alce sobre nuestras cabezas a golpe de billete, es ese mismo mecanismo el que hace que la gente con curiosidad se rebele, se interese, se sumerja en otros sonidos, y ahí, en esos resquicios, se están haciendo cosas maravillosas.

Jugáis con el castellano para conectar automáticamente con el oyente, atrapando en lo instrumental, y encandilando con letras. ¿Tuvisteis claro desde el principio el idioma, a pesar del famoso “… es que en inglés suena mejor”?

Siempre lo hemos hecho en castellano. Hablo inglés fluido pero admiro el underground de este país, hay bandas como Sou Edipo, Standstill o Nuevenoventaycinco que estaban ahí para dejar claro que nuestro idioma es perfecto para hacer buenas canciones.

Además está el asunto de la unión de todos los cortes a través de sus títulos, con nombres de plantas y flores. ¿Fue todo premeditado?

No, surgió en el proceso, soy muy mala con los nombres y como un par de temas ya llevaban nombre de flor me pareció fácil conectar la temática de las canciones con las propiedades, entorno o leyenda de las plantas. Oye y así nos quitamos muchas dudas de encima, nos vino bien. La historia está en que la temática de los temas es muy subjetiva y se hace curioso cuando te preguntan qué es una crucífera o qué tiene que ver un loto con tirar paredes. Para mí es bastante gracioso, al final no las puedo ver de otra manera, son las únicas plantas que he cuidado que no se me han muerto (tengo gatos con manías destructivas).

Se os podría catalogar, dentro del rock alternativo, como eclécticos… pero ahí veo una lucha interior. Por un lado, veo totalmente positivo tener un sonido personal, pero cada vez hay menos interés por parte de la gente en escuchar algo nuevo si no hay un referente de por medio; al tenerlo todo tan fácil, parece que ya no hay ganas de descubrir como antes. ¿Cómo convivís con algo así?

Está muy jodido en general, te tiene que mover otra cosa, si lo que te mueve es petarlo en este circuito vas a tener que buscar motivaciones distintas, un día te ven 200 y otro día te ven 12. Pero hay mucho más, es como un club de gente súper rara que lleva chapita, ¿no? Gente que busca algo diferente. Y da gusto coincidir con estas personas, charlar con ellos, comparar impresiones, escuchar lo que hacen y enseñarles lo que eres, lo que tienes dentro. Es muy bonico y muy difícil, pero eso lo hace especial, y si empatizan con tu sonido, si se emocionan con tus canciones, eso es una explosión en el pecho. La verdad es que nunca he sabido responder bien a las buenas palabras y tendemos a hacer autocrítica de la dura, pero convivimos con los logros y las derrotas de forma constructiva, queremos que cada vez sea mejor que la anterior.

¿Qué tenía ‘Llegan’ para ser la elegida de cara a grabar un vídeo?

Queríamos dar una pequeña sorpresa con el tema, al ser siempre un grupo con voces melódicas nos pareció divertido cambiar un poco, integrar más cosas que hemos aprendido. Con el clip pasó igual, lo hicimos en 48 horas, ¡fue una locura! Quizás no fue muy práctico pero como con casi todo, hacemos lo que queremos hacer.

Ya de vuestro anterior EP grabasteis ‘La Pared’. ¿Es algo primordial el formato audiovisual en la era digital? O por el contrario, de igual manera que se está minusvalorando el formato físico, ¿no se da el valor que tienen a los videoclips como se hizo en otras épocas?

Nosotros somos pro videoclip, aparte de dar vidilla y ofrecer una nueva dimensión al oyente se genera curro para mas gente y nos da la oportunidad de conocer otros aspectos de la música, quizás nos estamos quedando viejos, pero nos gusta mucho todo el proceso y el cómo cada trabajo de este tipo crea diferentes reacciones. Lo que quizás no nos gusta tanto es ponernos delante de la cámara, para el próximo quizás ni salimos, o a lo mejor es 100% nuestra puta cara, aunque sea por joder. Ya veremos.

No os quiero poner en un aprieto, pero os he leído más de una vez la reivindicación de bandas cercanas en general, y del catálogo de Nooirax en particular, que sigue apostando por un montón de propuestas distintas. ¿Hay alguna con la que os hayáis enganchado especialmente?

Las chicas de Bones of Minerva nos dieron momentos muy guays las tres veces que hemos compartido cartel con ellas, está Grajo, está Le Temps du Loup, Maud the Moth, Cró, Firmament… tiene tela el catálogo, supera las 100 bandas, ¡vamos poco a poco!

La gira os llevó a principios de año a Madrid en el Empowergrrrls junto a SNAKE SISTER y BONES OF MINERVA, os ha llevado a Vigo, Toledo, Barcelona, volveréis a tocar en Murcia en breve… ¿con qué os quedáis de vuestra experiencia en este tour?

No hemos parado aún, vamos a Guadalajara con Le Temps y Adrift y en Murcia tenemos el placer de hacer de banda local para Caboverde y Noah Histeria en enero. No nos podemos quejar ni lo vamos a hacer, somos una banda de currantes. Nos quedamos con la peña, con la gente de las bandas y el público, en Vigo fueron MAJÍSIMOS, en Madrid no cabía nadie, en Barcelona nos quedamos sin merch prácticamente, vamos que no puedo más que dar las gracias una y otra vez a todos, a Anima, a Rojo 5, a Osezno, a Munmira, a Bones,  a Jardín de la Croix, a Our Next Movement, a Alfonso, a Quian y su chica, David Koma, a Abel, a Vanesa, a Zapata, a Pedro Enrique, Aaron, Guillermo Punkarra (esta peña está siempre a tope en las redes apoyando) al Tótum, a María y Alex, a la gente de los medios que nos ha soportado el tardar con las entrevistas, a ti, que para más muestra un botón, a mi madre que está loca perdida, a mi padre que no me critica y me ayuda todo lo que puede, lo típico que te quedas solo diciendo nombres, pero de verdad del deporte.

En resumen, nadie tiene porqué dedicar ni un segundo de su tiempo a esto, lo hacen porque quieren y eso para nosotros es pura felicidad.

Aunque cada vez hay más festivales que apuestan por grupos nacionales, tanto pequeños como otros asentados y con grandes medios detrás, parece que todavía quedan escollos. Antes se supone que había una criba mayor, y ahora hay muchas formaciones luchando por hacerse un hueco que cada vez parece más pequeño. ¿Qué opinión tenéis al respecto?

Pues que si lo podían solucionar lo están haciendo bien, hay amplia presencia en festis especializados de bandas emergentes y eso nos da orgullo y esperanzas.

Otra movida son las condiciones y la visibilidad real de esas bandas a la hora de tocar en un festival grande, pero es que más jodido es ir solo y en sala (cuando no es bar o pub), no digo que tengamos que conformarnos, pero tal y como están las cosas no es mal plan que te paguen 500 pavos por echar 40 min en un Resu, ¿no? Por ejemplo. Si hablamos de banda emergente, si esas son las condiciones para todo el cartel nacional lleves 5 años que lleves 15 es para mirarlo, ¿no? Lo que me preocupa es el contenido de el resto de festis, y aun así este verano te podías llevar sorpresas buenas en algunos carteles, Toundra, Dûrga, tocando en Arenal o en Granada Sound, pioneros en las incursiones de festis con carteles mainstream hasta sangrar, ¡hay luz al final del túnel!

De cara al futuro, ¿hacia dónde va LE MUR? ¿Hay ya canciones hechas, ideas o composiciones a medias de cara a un segundo trabajo? ¿Notáis que El Brote va floreciendo?

‘El Brote’ nos está dando todas las alegrías que nos podía dar y alguna más, hemos tenido que defenderlo con muchos dientes, pero ya va siendo hora de empezar algo nuevo y cuando nos pongamos a ello, nos ocuparemos de que os enteréis.

Hacia dónde vamos no lo sé, lo que tengo claro es que conduce Carlos, Marce lleva el GPS, yo doy por culo y Pedro duerme un rato mientras llegamos.

Como decías antes, empezaréis 2019 en Guadalajara, con ADRIFT, LE TEMPS DU LOUP y KHAYMAN, para seguir unos días después en vuestra tierra con CABOVERDE y NOAH HISTERIA. Buenos compañeros de viaje, y algunos de ellos gente cercana a esta web. ¿Qué es lo que le pides al nuevo año?

Los dos bolos que nos quedan son (para mí) enormes carteles, gente muy luchadora y peña que admiramos. Te miento si te digo que no estoy cagá; te miento si te digo que no estoy motivadísima. En el caso del bolo con Adrift, Le Temps du Loup y Khayman le tenemos que agradecer a Alex Nooirax, por esa y por unas cuantas cosas más. Que no falten los locos indestructibles como él y la gente que le rodea, la verdad es que al principio pensaba que colaborar con Nooirax era otra movida, pero con el tiempo, las acciones y después de una conversación que tuvimos en un bolo que dimos con gente que ha tratado con él lo entiendo mucho mejor. Tras pensarlo con calma creo que lo que hace es épico, que poca gente se cala hasta los huesos por las bandas emergentes y que todo esto es por puro gusto, así que larga vida. Lo de Caboverde y Noah se montó de forma muy loca pero también ha acabado fluyendo bien, muy Juan Palomo en este caso, eso hace que lo vayamos a defender con todo. Después, si no salen festis, nos apetece componer hace ya mucho, siento en el pecho que hemos cambiado este último año y se me amontonan las cosas que quiero decir. Creo que a mis compañeros les pasa parecido y tengo un poco de ansia por saber a qué suena eso.

A 2019 le pido tiempo, paciencia y que nos visite mucho la musa, que se quede a hacer merienda cena y a dormir si hace falta porque queremos componer y hacer balance, así que vamos a necesitar bastante de todo eso.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.