linde2Cuando una banda o proyecto nace de la unión de músicos de distintas formaciones, por norma general, suele tener dos definiciones posibles: “no tiene nada que ver con lo que hemos hecho antes”, o “es una mezcla de nuestros grupos”. En el caso de LINDEMANN podemos decir que es un híbrido de RAMMSTEIN y PAIN. Bueno, no lo decimos nosotros, pues ya lo declararon hace meses sus propios protagonistas.

El toque oscuro y electrónico de PAIN se une a la voz de Till para crear algo donde las comparaciones son inevitables, teniendo la constante sensación de que algo muy parecido lo hemos escuchado anteriormente. Incluso buena parte de la instrumentación llega a recordar en muchos momentos a los propios RAMMSTEIN. En líneas generales es un disco que puede resultar entretenido para seguidores de las bandas mencionadas, pero no pasa de ahí. En resumidas cuentas no dejan de ser composiciones sin mucho que rascar y unas letras de lo más simples. Por ejemplo, lo segundo es la base del grupo del cantante… pero en su alemán materno. Aunque eso no deja de ser obstáculo para que millones de personas canten los estribillos en sus conciertos sin tener mucha idea del idioma. Pero una vez vemos (y escuchamos) a Lindemann cantar y componer en inglés, un idioma que quién más quién menos algo controla, nos damos cuenta de algunas carencias. La sonoridad de su registro sigue ahí, pero impresiona mucho menos. Dicho de otra manera, aunque no se pueda aplicar a la totalidad de temas: si escribía en alemán de manera sencilla para que sus seguidores lo pudieran cantar sin mucha complicación, parece que al crearlo en inglés lo hace para que la tarea no se le vaya de las manos a él mismo, buscando las rimas fáciles y directas.

Yendo a la música, la estructura de ‘Home Sweet Home’ se parece a ‘Mutter’, ‘That’s My Heart’ puede traernos a la cabeza ‘Seemann’ y ‘Children Of The Sun’, por sus guitarras, bien podría estar entre medias de cualquier corte de ‘Sensucht’ sin que desentonara. Por otro lado se agradecen canciones como ‘Fat’ (¿adivináis que es lo que le gusta gordo?), con esas orquestaciones en segundo plano y un registro a medio camino entre sinfónico y épico, o las programaciones de ‘Fish On’, ‘Ladyboy’ o ‘Cowboy’, que le llegan a dar un toque ligeramente marciano. También está muy presente la electrónica en el tema-título, ‘Skills In Pills’, que marca un acelerado (y acertado) inicio para el álbum. Además, la alternancia está a la orden del disco, alternando caña, como en ‘Golden Shower’, con mucha melodía en su continuación, ‘Yukon’. Casi al final encontramos el videosingle que les sirvió como presentación, ‘Praise Abort’, que como suele ser habitual en lo relacionado con Till, causó muchos más comentarios por lo explícito de su vídeo tan raro que por la canción en sí. Por si había alguna duda, la polémica y el aire perturbador siempre estarán asociados a él.

Se puede decir que la mayor virtud de LINDEMANN es a la vez su mayor defecto. Agradará a buena parte de los seguidores de RAMMSTEIN por razones más que obvias, pero se queda estancado en ese mismo patrón. Quien espere algo revolucionario que nada tenga que ver con su frontman tan peculiar, se puede ir olvidando de este proyecto. No deja de ser curioso, justo ahora, que el cantante haya dicho en una entrevista para Rock Sverige que en el momento actual no se le ocurriría empezar una banda porque es imposible vivir de ella y que las compañías no te dan el dinero que te ofrecían hace años. Razón no le falta, pero ahí, dando ánimos a los más jóvenes… a la par que cerrando puertas. Porque si no salen bandas nuevas, ¿qué ocurrirá cuando se retiren las más veteranas? Porque al fin y al cabo esto es un grupo nuevo, con un sello detrás. Pero siempre es más fácil apoyar un proyecto de músicos de RAMMSTEIN e HYPOCRISY/PAIN que apoyar una de esas nuevas bandas de gente joven a las que se refiere Lindemann. De todas maneras, en la continuación de la misma entrevista, se dice que el sexteto alemán se reagrupará en septiembre para planear sus planes a corto y medio plazo. Así que parece que la duración de este dúo, corta no sabemos si será, pero sí de tiempo limitado.

 

Lindemann – Skill In Pills
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
7.2

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.