8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 

megadethdystopiawithtitleEstando metido de lleno en las redes sociales, prácticamente se antoja inevitable haber visto alguna de las declaraciones de Dave Mustaine en torno a todo lo relacionada con ‘Dystopia’, ya que no han sido pocas las palabras que ha dedicado a los medios; durante su composición, grabación, y ya una vez editado. Aunque eso no afecte para nada a mi visión sobre el álbum.

Por si alguien tenía dudas de quién manda a la hora de cualquier disco de la banda, aquí está el mayor ejemplo de todos. ‘Super Collider’ fue un fiasco a casi todos los niveles; no tanto como ‘Risk’ en su momento, pero siguiéndole de cerca a la hora de elegir el peor trabajo de su discografía. Superarlo no iba a ser difícil. La cosa se empezó a torcer a finales de 2014, cuando Chris Broderick y Shawn Drover abandonaban el barco (fundarían ACT OF DEFIANCE, sacando un álbum de debut más que digno cuya reseña tenéis en este enlace). Los rumores sobre una posible vuelta de su formación clásica, con Nick Menza y Marty Friedman se dispararon. De hecho, el baterista llegó a ensayar con sus ex-compañeros, saliendo por la puerta de atrás después de que, según él, le ofrecieran un contrato bastante injusto y no le mostraran el más mínimo cariño ni aprecio. No mucho después, y ante la sorpresa generalizada, se anunciaban a Chris Adler (LAMB OF GOD) y Kiko Loureiro (ANGRA) como los músicos que grabarían su decimocuarto álbum.

El batería dejó claro desde un primer momento que no dejaría nunca su banda, compaginando la grabación con las giras de LOG… y que incluso ha podido cuadrar con presentaciones de MEGADETH desde que volvieron a dar conciertos; recientemente se ha sabido que en caso de no poder hacerlo, ha recomendado a Tony Laureano (NILE, DIMMU BORGIR). Lo mismo ha ocurrido con el guitarrista, que de momento ha dejado de tocar en directo con ANGRA, ocupando su puesto Marcelo Barbosa. ¿Qué ocurrió desde el momento que se supo de esta formación? Que las expectativas se pusieron por las nubes. “Kiko es el primer guitarrista desde Marty que realmente me ha intimidado”, “… Sin faltar a Shawn o Chris, hemos pasado a otro nivel de talento, de trato y de amistad” o “… he tenido muchos baterías al lado, pero con nadie me he sentido tan cercano como con Adler, es un tipo muy divertido” han sido algunas de las perlas que ha soltado Mustaine. Alabando a sus nuevos compañeros, pero no dejando en muy buen lugar a otros. Incluso lo remató diciendo que esta era la mejor formación que han tenido nunca. “Hemos tenido gente con mucho talento con la que no podíamos ser cercanos, y otros con los que sí había amistad. Kiko es de trato muy agradable, y aúna en una sola persona todo lo que tenían Marty y Chris Poland, y si pudiéramos clonar a Adler para tener nosotros uno y LAMB OF GOF otro, lo haríamos”. Ahí queda eso.

¿Ha sido para tanto escuchando ‘Dystopia’? Puede que se haya exagerado y magnificado todo, pero razón no le faltaba a Dave. MEGADETH han recuperado su mejor cara en la que posiblemente sea la mejor obra desde los años 90, con permiso de ‘The System Has Failed’. ‘The Threat is Real’ marca un comienzo de altura con casi todas las señas de identidad que se les pueden pedir a estas alturas de carrera. Un riff principal más que efectivo sobre el que la guitarra solista va haciendo sus punteos y melodías; no inventan la rueda, lo han hecho por activa y por pasiva en el pasado, pero suena muy fiel a lo que anticipaban que iba a ser el álbum. Esas melodías se repiten en el comienzo del tema que da título al álbum, con alguna reminiscencia a ‘She Wolf’ antes de entrar en la estructura general; lo único negativo que tiene, es la especie de corta-pega que tiene para terminar, convirtiéndose en un tema totalmente distinto. Y aun así, cumple más que de sobra.

Las buenas sensaciones no sólo crecen, sino que despegan por completo con ‘Fatal Illusion’, un tema que bien podrían haber hecho en cualquiera de sus grandes clásicos thrashers, trayéndonos de vuelta su mejor versión. ¡Incluso vocal! Un comienzo lento y oscuro desemboca en un corte rápido, donde Adler le da a la batería como hacía tiempo que no se escuchaba en un álbum de MEGADETH, y para el final se reservan una buena tanda de solos de guitarra, creando automáticamente un futuro hit que seguramente les acompañará muchos años. Esa pegada de Chris se extiende por todo el disco, pero se hace evidente su buen hacer en ‘Death From Within’ y ‘Bullet To The Brain’, algo más lentas en líneas generals pero igual de contundentes; el sonido que han logrado roza la perfección. Quizá puede que demasiado para un grupo de este estilo. Pero bendita la hora en la que han dejado a Johnny K y han apostado por Chris Rakestraw junto al propio Mustaine. Sólo ese puñado de canciones ya superan buena parte de sus últimos años, pero todavía hay más. ‘Post American World’ devuelve su lado más tétrico, muy deudor de ‘Cryptic Writings’, con otra orgía de solos para cerrarlo, y con ‘Poisonous Shadows, que se va por encima de los seis minutos y donde incluyen varios arreglos y piano, salen mucho mejor parados que ANTHRAX en este tipo de composiciones. ‘Conquer Or Die’ marca el toque instrumental (con una apertura acústica), y tanto ‘Lying In State’ como ‘The Emperor’ recuperan los riffs machacones para enganchar de manera sencilla. La versión de FEAR DE ‘Foreign Policy’, bien llevada a su terreno y poco más. Pero es que incluso los temas extras de sus distintas ediciones (la japonesa, un tema bonus de Spotify y las de iTunes/Best Buy) rayan a gran nivel. Puede que ‘Last Dying Wish’ llegue a resultar algo repetitiva en cuanto a su concepción, pero perfectamente podía haber entrado en el trabajo; algo parecido se puede decir de ‘Me Hate You’. Por último, ‘Melt The Ice Away’ suena algo más moderna (incluso atípica en el aspecto vocal), poniendo la nota de distinción).

Ya con el buen sabor que han dejado las buenas canciones, lo que sí ha estado un poco fuera de lugar han sido algunas palabras de su líder, que declaró no saber si necesitaba, a principios de 2015, un nuevo bajista por el trabajo de Ellefson con METAL ALLEGIANCE. Que en la fase embrionaria del grupo hubo otro bajista antes que él, por lo que no es miembro fundador… a lo que el propio afectado contestó que técnicamente estuvo ahí cuando se creó el grupo como tal. Coronando este tipo de tono, fue preguntado por cómo de importante es tenerle como mano derecha. “Bueno, para empezar no es mi mano derecha. Es mi bajista, mi amigo durante treinta años, pero no mi mano derecha; creo que es obvio cuando nos separamos”. Ahora mismo, si tuviera que decir quién lo es, al menos en el aspecto musical, diría que Kiko ha ocupado esa posición”. Veremos hacia donde avanza la historia. De momento, el presente pasa por ‘Dystopia’… y la posibilidad real de regrabar ‘Killing Is My Business’ con el grupo actual.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.