41. Carpe Diem Baby: en ‘Reload’ pasaron muchos temas desapercibidos; mucho más de lo mismo que ocurrió en ‘Load’. Por ejemplo, mucha gente ni sabe que ‘Better than You’ ganó un Grammy. Muchas relegadas a la historia oculta del grupo, y de repente, ‘Carpe Diem Baby’ fue la gran sorpresa del primer concierto de diciembre en el Fillmore. Se la sacaron de la nada y porque sí. Les debió gustar cómo quedó, porque repitieron experiencia meses después en Orion Music + More. Yo, personalmente, encantado.

42. Fixxxer: puede que estemos ante la composición más infravalorada de su carrera, al menos de la etapa de la segunda mitad de los 90. Con una atmósfera atrapante, no creo que sopesaran nunca llevarla a los escenarios. Nos tuvimos que conformar con un breve extracto a modo jam y de intro de ‘Die Die My Darling’ en Woodstock 99. Y dudo mucho que podamos escucharla algún día. Pero esa maravilla seguirá esperándonos al final de ‘Reload’ siempre que queramos.

43. No Leaf Clover: para un concierto tan especial como el que quedó registrado bajo el título de ‘S&M’, había que presentar algo nuevo. Esas fueron ‘-Human’ y ‘No Leaf Clover’. Una pasó desapercibida, sin pena ni gloria, y cayó inevitablemente en el olvido. La otra resultó mucho mejor, tuvo buena recepción y supieron adaptarla sin Michael Kamen y la orquesta acompañando. Aunque como esa versión, ninguna.

44. I Dissapear: más allá de ser el tema principal de ‘Mission: Impossible II’ junto a ‘Take a Look Around’ de LIMP BIZKIT, más allá de su espectacular vídeo, de ser la última grabación junto a Jason Newsted, de ser la excusa perfecta para seguir ganando dinero con la gira del Summer Sanitarium Tour… ‘I Disappear’ siempre será recordada como la piedra de toque ante la piratería que se llevaría por delante la industria discográfica en el nuevo siglo. La filtración de una versión inacabada en Napster derivó en conflictos varios, acusaciones y daño de su imagen, ante el posicionamiento a favor de algunos grupos. El caso es que todos sabemos cómo ha terminado el intercambio de ficheros…

45. Frantic: lo recuerdo perfectamente. Año 2003, Mtv Icon, artistas variopintos rindiendo tributo a METALLICA versionando (o destrozando, según el caso) algunas de sus canciones. El colofón final fueron ellos cuatro haciendo un medley con ‘Hit the Lights’, ‘Enter Sadman’, ‘Blackened’, ‘Creeping Death’, ‘Battery’… y ‘Frantic’. ¿Qué era eso? Fue poco más de un minuto, de primeras sorprendía por la novedad de nuevo material, pero después ya vimos lo que hicieron en el disco… También recuerdo que llegó justo antes de la edición de aquel año del desaparecido Festimad, y era uno de los temas más comentados aquel fin de semana. “Somos un icono, pero tened por seguro que todavía no hemos terminado”. Y doce años después de aquello, siguen.

46. Some Kind of Monster: ‘St Anger’, la canción, primer single, terminó de descolocar por complete a los fans. Pero tiro hacia esta otra por lo que supuso su letra, y por dar título al documental que salió año y medio después del álbum. ¿Por qué no reconocerlo? Lo mejor que ofreció el grupo en aquella época, además de reverdecer viejos laureles con antiguas composiciones en directo, fue la película de todo lo que rodeó a la banda en una de sus épocas más tormentosas. Las tensiones entre Lars y James, los momentazos con Mustaine o Newsted o las audiciones de bajistas son sólo algunos ejemplos de lo que encontramos en más de dos horas de film.

47. Broken Beat & Scarred: “you rise, you fall, you’re down then you rise again”. La superación en muchos aspectos es la que ha hecho de METALLICA lo que son hoy en día. Seguramente, junto a ‘All Nightmare Long’ fueran los temas que más redondo les quedaron para lo que buscaban con el disco. Algunas partes sueltas de ambas sí nos recuerdan a tiempos pasados, que ¿siempre son mejores? Menos ‘Cyanide’ y más de estas dos, por favor.

48. The Day that Never Comes: un intento fallido de veinte-veinticinco años después, repetir lo que hicieron con ‘One’ o sobre todo ‘Fade to Black’. Las similitudes con la segunda son demasiado evidentes, y las comparaciones con ella saltaron desde el momento que se pudo escuchar como adelanto. Y ya sabemos que suelen ser odiosas, más si son a estos niveles…

49. Suicide & Redemption: veinte años después, METALLICA se atrevió de nuevo a no incluir voces en una composición. Bueno, ‘To Live is to Die’ tenía cuatro frases no cantadas, pero se la sigue considerando instrumental. Tanto una, otra, como ‘Orion’ y ‘The Call of Ktulu’ iniciaron cada uno de los conciertos del XXX aniversario. Por algo sería. No les quedó nada mal a pesar de las pifias iniciales (aunque no era la primera vez que la tocaban). Sí, les costó arrancar.

50. My Apocalypse: la última canción de su último disco… hasta ahora. Y la favorita de James Hetfield de ‘Death Magnetic’, como repetía una y otra vez en su presentación en directo antes de tocarla. No es de extrañar. Si ‘Suicide & Redemption’ era la vuelta del grupo a temas instrumentales, ‘My Apocalypse’ era la guinda a cerrar un álbum con un corte rápido. Salvando las distancias, como en los viejos tiempos.

Extra versiones

No, no habíamos dejado de lado ‘Garage Inc’… ni otras perlas que tiene el grupo por ahí. Porque si bien es cierto que esa casi treintena de canciones son las versiones más famosas, o al menos las que han llegado en mayor medida al público, también es de recibo recordar otras, como ‘Remember Tomorrow’, ‘When a Blind Mand Cries’ o ’53rd & 3rd’ de su participación en tributos de IRON MAIDEN, DEEP PURPLE y RAMONES respectivamente. Y más. Alguna de ellas, la repasamos en esta selección.

1. Turn the Page: ¿quién le iba a decir a Bob Seger que veinticinco años después iban a coger una de sus canciones para transformar su saxo y el piano en guitarras distorsionadas, pesadas, y Hammett jugando con el slide? Además, lo harían con un éxito desmesurado, y con un videoclip, censurado, en la que la actriz porno Ginger Lynn Allen nterpretaba a una stripper que se prostituía para poder criar a su hija. Vamos, que además de adaptar la música, interpretaron a su manera la letra (o en ese caso, Jonas Akerlund, su director).

2. Die Die My Darling: de los temas más modernos que versionaron, y por descontado, de las que más rápidamente se aseguraron un hueco en sus sets. Ya fuera enlazada con ‘So What’ o ‘Last Caress’, o por separado, pero el hecho de ser tan corta y directa hacía que tuviera muchas papeletas para conseguirlo. Fuera por Jason u otras circunstancias, sonaba mucho mejor al poco de salir ‘Garage Inc’ que en los últimos tiempos. Al menos, más guarra e irreverente. La portada del single con los Metallicats, brutal.

3. Mercyful Fate: no es que fuera algo nuevo en METALLICA el hacer medleys. En la gira del Black Album lo hicieron con algunas de ‘… And Justice for All’, y en la del ‘Load’ hicieron lo propio de sus dos primeros trabajos bajo el título ‘Kill-Ride’. Pero dejando de lado las versiones registradas en directo, nunca habían grabado una en estudio. ¿Hay que versionar a MERCYFUL FATE? Pues cogemos una parte de aquí, otra de allá, una más de esta otra y hacemos una jam, “Doce minutos de Satán”. Pocas veces la tocaron en directo, una de ellas acompañados de King Diamond, y la última con él, Hank Shermann, Michael Denner, y Timi Hansen en sus shows de cumpleaños.

4. Whiskey in the Jar: en los 70, THIN LIZZY se adueñó de una canción tradicional irlandesa para popularizarla. Antes hubo algunos que lo intentaron, y después vinieron otros tantos. A finales de los 90, METALLICA hizo lo propio, grabando un vídeo con la fiesta (y desmadre) a la que incita el asunto, y con ella consiguieron un Grammy. Sí, las versiones también ganan premios. Y no era la primera vez que lo conseguían…

5. Last Caress/Green Hell: dos canciones más arriba hablábamos de medley, y ésta no debería ser entendida como tal, sino la unión de dos temas de MISFITS. La aceleraron un punto, metieron la directa y entendieron que una sola quedaría algo coja. Al menos en estudio, porque en directo una la han tocado poco más de una decena de veces y la otra por encima de setecientas. Marcó junto a otros cuatro temas la primera grabación de Jason Newsted. Y como chascarrillo final, guiño a ‘Run to the Hills’.

6. Am I Evil: DIAMOND HEAD fueron uno de esos grupos de la NWOBHM que se quedaron por el camino. Hasta cuatro temas de ‘Lightning to the Nations’ (o White Album) llegamos a encontrar en ‘Garage Inc’, más de la mitad de los que lo formaron. De acuerdo en que su influencia en The Four Horsemen fue más que evidente, pero supieron aprovechar el tirón que impulsó el hecho de que METALLICA les nombraran (o versionaran) una y otra vez. Una pena que dejaran de tocarla de manera íntegra y fuera otra de las damnificadas a la hora de reducir tiempo en sus sets. Molaba más la versión completa. Así pasó en la mítica actuación del Big Four. Por muy histórico que fuera, nos dejaron a medias.

7. Breadfan: Woodstock 94, acto principal pasadas las diez de la noche y poco después de que una apisonadora embadurnada de barro llamada NINE INCH NAILS hicieran una actuación para el recuerdo. Tras la intro se escucha una voz en off anunciando que METALLICA cancela el concierto; “fuck you! Breaaaaadfaaaaan!”. El hecho de estar en unos de los festivales más importantes (retransmitido por pay-per-view) y arrancar con una versión de BUDGIE da una idea de por dónde iban a ir los tiros del grupo: hacer lo que les viniera en gana sin importar el “qué dirán”.Y la que podemos disfrutar de Seattle 89 no se queda atrás.

8. Stone Cold Crazy: la grabaron originalmente en 1990 para un tributo por el 40 aniversario de Elektra Records, alterando ligeramente alguna parte de la letra. En el mítico concierto de Wembley 92 en homenaje a Freddie Mercury, Hetfield la cantó junto a los tres miembros de Queen y Tony Iommi; después ha sido una habitual en sus conciertos en distintas etapas. Y encima les valió para ganar un Grammy, algo que nunca consiguió QUEEN. Lo que son las cosas…

9. So What: o ‘So Fucking What’. De igual manera que es de destacar lo de ‘Breadfan’ más arriba, con ésta sucede algo parecido. Comercializar un VHS (qué lejano suena ya…) en el que el inicio es una jam de ‘Bad Seed’ a modo de intro, con los focos encendidos, y enlazando con ‘So What’ para entonces sí, meternos de lleno (en su tramo final) con su juego de luces, merece una mención destacada. También arrancaron con ella en Woodstock 99. Un tema de ANTI-NOWHERE LEAGUE que ensuciaron (para bien, se entiende), y que ha sido habitual en sus bises.

10. The Ectasy of Gold: después de haberse aprovechado de la canción durante tantos años para abrir sus conciertos, no extrañó que en el año 2007 versionaran el clásico para el tributo en ‘We All Love Enio Morricone’… a su estilo, claro está. Y con Hetfield haciendo unos “oh oh oh” en medio. Incluso fueron nominados a los Grammy a mejor interpretación instrumental de rock y se atrevieron a tocarla en concierto.

11. Dio Tribute: se lleva muchos años diciendo que METALLICA están acabados. Seguramente lo digan quienes no hayan tenido la oportunidad de ver en directo a unos tíos que están en torno a los 50. Pero sí, les achaca sobre todo en el aspecto compositivo. Y el medley de casi diez minutos que han hecho para el tributo a Dio, demuestra que puede que así sea. Porque con las canciones de otro, llevándolas a su terreno, les ha quedado de diez. Y hasta el momento, es lo último que hemos podido escuchar de ellos en estudio.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.