9.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

 

Metallica-promo-shot-1983-300x300

La verdad es que no soy el mayor amante de las reediciones/remasterizaciones. METALLICA es de ese extraño grupo de bandas que no ha editado un recopilatorio; lo mismo que AC/DC, y todo lo contrario que otros que casi tienen más Grandes Éxitos que discos de estudio al uso. Pero de un tiempo a esta parte, los de San Francisco se han prodigado en distintos lanzamientos en vivo (además de su livemetallica.com, con todas sus actuaciones desde la gira de ‘St. Anger’ en adelante en descarga digital): conciertos en Nimes, en México y Quebec, además de su participación en la gira de The Big Four, y su película, ‘Through the Never’; porque aunque fuera fracaso comercial (para el dinero que supuestamente habían invertido), el espectáculo visual, aunque sólo fuera por el escenario especial que habían montado, merecía la pena.

Dicho esto, parece que METALLICA ahora se pasa al maravilloso mundo de los box Sets con gran contenido adicional. Volvemos a lo de siempre en este tipo de trabajos: son caros. Muy caros para algunos bolsillos, y hasta para sus mayores seguidores supone un gran desembolso hacerse con estas ediciones limitadas. Pero teniendo en cuenta de la época que estamos hablando, seguro que quien haya hecho el esfuerzo no se arrepiente de su compra. Se han puesto muy de moda los unboxing de este tipo de artículos especiales, y era el propio James Hetfield el que se encargaba de enseñarnos detalladamente todo el contenido de la nueva edición de ‘Kill’em All’.

Tres vinilos para empezar: el del propio álbum (también en CD), un picture disc de ‘Jump In The Fire’ (con dos temas extras en directo), y un concierto completo en París a principios de 1984. En él ya podemos escuchar su famoso intro, ‘The Ectasy of Gold’ (previa presentación en francés, lo que queda un poco raro), canciones con la rabia fresca original como ‘The Four Horsemen’ o ‘No Remorse’, una versión anterior a su salida de ‘Ride the Lightning’, o un final enorme con una ‘Metal Militia’ pasada de vueltas (jam intermedia incluida). Todo con un sonido puro al más puro estilo bootleg de los 80; de calidad para le época, pero sin añadidos como ocurre en la actualidad. Pero eso es sólo el comienzo. Otro CD incluye ‘Rough Mixes from Lars’ Vault’, con distintas mezclas de la mitad de los temas, y otro puñado de extractos en directo. Quizá sea el compacto más flojo junto al de las entrevistas, que pueda tener más valor para los más fieles. El sonido de otro disco con siete temas en New York a principios de 1984 tiene un sonido más sucio y con masa. Pero hay otras dos perlas que se llevan la palma. El concierto de Palo Alto de 1983 es una gozada para escuchar. El comienzo con ‘Hit The Lights’ ya tira para atrás con su rabia, y aprovechan para presentar ‘Fight Fire With Fire’ (tocando la intro como pueden), ‘Ride the Lightning’, ‘When Hell Freezes Over’ y ‘Creeping Death’. No, no he hecho mención en todo el párrafo a Cliff Burton, pero lo mejor, de largo, de toda esta colección, es poder escuchar sus líneas. Por descontado en esa primera versión de ‘The Call of Ktulu’ antes de cambiarse de nombre, y más todavía en su tema, ‘(Anesthesia) – Pulling Teeth’. Que eso lleva a la otra joya de este primer cofre: la actuación en verano de 1983 en The Metro de Chicago. Ya pudimos ver dos temas, ‘No Remorse’ y ‘Metal Militia’ (con la que cierran) en ‘Cliff’em All’, pero aquí tenemos la hora completa visual (una pena que la parte central pierda calidad)… y casi de sonido. Por desgracia no se escuchan ‘Hit the Lights’ ni ‘The Four Horsemen’, y empieza mediada ‘Jump in the Fire’. Un Hetfield imberbe con toda la mala leche y ganas de la época, Hammett siendo más fiel a los solos que años después, Ulrich aguantando el tipo, y Burton siendo un auténtico vendaval sobre las tablas.

Lars es el encargado de presentar la versión de ‘Ride the Lightning’, muy parecida en concepto. Vinilos del propio álbum, un picture disc de ‘Creeping Death’ y otro con un show en The Hollywood Palladium de Los Angeles grabado en marzo de 1985. Las ganas les pueden en el comienzo, y se aprecian los fallos en la apertura con ‘Fight Fire With Fire’; imperfección musical en estado puro, pero con el solo de guitarra tocado de manera más que fiel. Con un sonido mucho mejor que en los discos de ‘Kill’em All’, reparten su set entre ambos trabajos, todavía con ‘Pulling Teeth’ en su set, enlazada ya con ‘For Whom The Bell Tolls’; vuelvo a recalcar ‘No Remorse’ (completa) como uno de los mejores momentos. Por mucho que hayan recuperado grandes composiciones de aquella época, nunca las podrán tocar como lo hacían con veintipocos. En cuanto a CDs, repiten uno de entrevistas y otro con distintas mezclas y demos; hay que citar las dos de ‘When Hell Freezes Over’, y las pistas de batería/guitarra de ‘Blitzkrieg’ y ‘Am I Evil?’. Del concierto en Londres en diciembre de 1984 ya habíamos podido escuchar algunos extractos, pero se añaden otras, como por ejemplo ‘The Call of Ktulu’, donde cruje el bajo. De 1985 se añaden otros dos shows. Uno en San Francisco en marzo y otro de su paso por Donington ese verano, aunque el sonido aquí deja algo más que desear. Eso sí, épica su presentación al final de la segunda canción advirtiendo: “We’re Metallica and I have to tell you something from the start. If you came here to see spandex, eye makeup, and the words ‘Oh baby’ in every fuckin’ song, this ain’t the fuckin’ band. We came here to bang some fucking heads for fifty minutes”. Esa era su actitud. Vuelto a terminar de la misma manera que el párrafo anterior. El tesoro que encierra ‘Ride the Lightning’ es el DVD, que además en su caso incluye más contenido. Acojonante la manera que salen con ‘Creeping Death’; a matar. Hetfield mejorando como frontman, ya con la estampa característica con su explorer blanca.  Como ya ocurriera en su gira anterior, presentaban temas futuros, como ‘Disposable Heroes’, y ver contonear la cabeza a Cliff con su melena es una gozada; todavía más ver sus dedos en acción con su solo. ‘The Four Horsemen’ con el tempo original se puede llevar la palma en el concierto, pero Whiplash’ y una embrutecida ‘Fight Fire With Fire’ (ya con sus primeros acordes en cinta) no se quedan atrás. Tampoco ‘Fade to Black’, aunque sea en otros términos, ni el empalme de ‘Am I Evil’ (versión que les sigue acompañando hoy en día) con ‘Motorbreath’, con la que ponen la guinda final. Del Mtv’s Day on the Green ya pudimos ver ‘For Whom the Bell Tolls’ en ‘Cliff’em All’, y aquí le acompañan ‘Creeping Death’ y ‘Ride the Lightning’ (lo mejor, otra vez, Cliff; además, en primer plano, ya que es una cámara fija) y una entrevista de casi diez minutos a Lars y James (éste, con la camiseta que llevaba impreso su apodo y lema por aquella época: Alcoholica: drink’em all).

¿Merecen la pena? Por supuesto que sí. Aunque sólo sean por los dos DVDs (y los libros que no he citado, pero que repasan su trayectoria en fotos cuando empezaban a despegar) y la cantidad de material. Pero sólo a quién les sobre el dinero o lo quieran invertir sabiendo lo que compran y en qué lo gastan. En la tienda oficial de la banda están a 149$, mientras que echando un ojo, por ejemplo, a Amazon, se dispara hasta casi los 200 euros. Ahí es nada. Sí, son ediciones especiales, limitadas y todo lo que queramos. Pero eso tiene un precio que a muchos echa para atrás… aunque otros se estén frotando las manos pensando en algo parecido con ‘Master of Puppets’ y, ¿por qué no? Con ‘… And Justice for All’ haciendo lo propio que dice el título con el bajo de Jason Newsted. Por soñar que no sea.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.