4Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
0.5

 Artistasrelacionados: George Michael /COLDPLAY/ John Carpenter

web-logo-md Facebook_-_iconoyoutube insttwit

Ay Matt… ¿qué nos ha pasado? Tengo que reconocer (por algo, queda escrita la opinión), que con ‘Drones’ recuperé parte de la ilusión y esperanza en MUSE. Sin llegar a engancharme como lo hicieran ‘Showbiz’ y ‘Origin of Symmetry’ (incluso ‘Absolution’). Había variedad, algunas canciones conseguían sorprender y repetir con ellas, y por descontado, la historia conceptual de las tecnologías me atraía. Pero tras años después, esa chispa de magia ha vuelto a desaparecer como ya ocurriera en otro momento de su carrera.

De acuerdo, igual que ocurre con otras formaciones, hay que entender la evolución más allá de los gustos o de épocas pasadas idealizadas, que al señor Bellamy le gusta experimentar todo lo que pueda y más, y que está empeñado en no repetirse. Que sí, que como crítico debes quitarte cualquier prejuicio de encima, por mucho que cueste con una banda que te ha marcado, pero eso no quita para que ‘Simulation Theory’ sea en muchos momentos un quiero y no puedo, una amalgama de sonidos y efectos en los que la calidad brilla por su ausencia y en la que la esencia de lo que un día fueron, una banda de rock, quede diluida frente a las máquinas.

El gusto por el aire retro ochentero se dejó notar en ‘Dig Down’, y como si de Marty McFly se tratara, Bellamy volvía al pasado para disfrazarse de George Michael en un tema que sin estar mal, puede que no fuera lo que esperábamos de ellos tras ‘Drones’. Sobre una base de sintetizadores, el cantante se dedicaba a afrontar sus partes rindiendo homenaje en muchos momentos (¿o imitando?) al mítico cantante fallecido en 2016. Eso ocurrió hace año y medio, y hubo que esperar a febrero de 2018 para ver el videoclip de ‘Thought Contagion’, en la que además de esos tonos rosados y azules tan característicos de la década que nos ocupa, nos traía de vuelta unos zombies coreografiados al más puro estilo ‘Thriller’. El final de éste, con Bellamy, enlazaba con el comienzo del clip de ‘Something Human’, repitiendo temática. Al más puro estilo Star Lord, en vez de usar un walkman para escuchar sus canciones favoritas, un reproductor de VHS hacía acto de aparición para una historia de ¿realidad virtual retro? en la que su protagonista se convierte en hombre lobo (hola, Scott Howard), mientras que Dom y Chris van tras él. Sí, hasta ahora no había mencionado tanto al batería como al bajista, y es que por mucho que en su sonido primigenio su importancia fuera clave, ha ido en caída libre con el paso de los años. Sigamos con esa narrativa conceptual anclada en otros tiempos que continuó con ‘The Dark Side’ (éste, muy ‘Tron’), en la que a pesar de encontrar elementos distintos de MUSE musicalmente hablando, distaba mucho de la calidad de sus mejores piezas. Si querían honrar tiempos pasados, bien podrían haber creado su propia película y hacer la banda sonora para ella, que es la sensación que da en muchos momentos.

Los homenajes están bien, pero cuando se reinciden en ellos, pueden llegar a saturar. Y así llegó ‘Pressure’, en la que el baile de graduación de ‘Regreso al Futuro’ se juntaban con referencias a ‘Critters’ y ‘Gremlins’, además de ‘Los Cazafantasmas’. Demasiado. Pero más allá de los vídeos, también en algunos otros temas. El inicio con ‘Algorithm’ bien podría presentar unos títulos de crédito de introducción de cualquier film de hace treinta años; lo mismo ocurre con el cierre de la mano de ‘The Void’, que parece el tema final de una película. ‘Propaganda’ toma prestado mucho de Prince, sigo todavía sin saber muy bien qué pensar de como ‘Break it to Me’, y ‘Blockades’ crea en mí una lucha interior que no sabe si me gusta o la detesto. Y es ‘Get Up and Fight’ la que más ha terminado convenciéndome… y eso que no demasiado. Si por algunos fueron vistos como una especie de salvadores del rock o algo así como los QUEEN del siglo XXI (versión moderna de hacer lo que les dé la gana, me refiero)… o encuentran una nueva reinvención en su trayectoria, o habrá que desechar ese pensamiento. Quizá de aquí a treinta años hagan un biopic de Bellamy y los suyos, pero cada vez veo más lejana esa idea. De momento, los tendremos el 26 de julio de 2019 en el estadio Wanda Metropolitano.

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.