Hace 24 años…

Aún recuerdo aquel año en el que mis padres me regalaron mis primeros dos vinilos. Uno de ellos era el “Greatest Hits II” de Queen y el otro pertenecía a una banda que tras firmar uno de los mejores discos de la historia del rock se lanzaba hacia la mastodóntica tarea de plasmar en dos álbumes el resultado de un proceso creativo que se inició en 1990 y se saldó entre otras cosas con la baja de uno de sus miembros originales: Mr. Steven “popcorn” Adler. Obviamente hablo del primero de los Use Your Ilusion de los  Guns ‘N Fucking Roses.

Yo no conocía de nada a estos tipos más allá de un tema que se incluyó en la Banda Sonora de una película ya mítica: la lista negra de Harry el Sucio. En ella se puede ver a un imberbe Jim Carrey grabando un videoclip de toque satánico para el tema Welcome to the Jungle. De hecho si os fijáis bien los gunners salen en un par de escenas de la película.

Antes de la Máscara y Ace Ventura Jim Carrey fue nada más y nada menos que Axl Rose

El álbum por supuesto me pareció tremendo y me sirvió para profundizar en su discografía, que a esas alturas tampoco era tan larga no nos engañemos (ni ahora tampoco). Guns se convirtieron junto con Metallica y Nirvana en mis grupos fetiche. Ya veis que mezcla, Grunge con Rock y con Metal. Pero el poder de la música radica en eso, en que independientemente de las etiquetas que tenga, te llegue y te permita despertar emociones y al menos en mi caso abstraerme totalmente.

Pero volviendo a los Guns, para promocionar los dos discos, se lanzaron a una gira que les llevó por todo el mundo y que finalizó en 1993 pasando entre otras ciudades por Madrid y Sevilla (lástima que me pilló siendo un crío entonces). Por el camino que duraron esos 2 años y pico de gira, los Guns perdieron mucho dinero, perdieron su cohesión como banda (bastante frágil ya de por si por las personalidades de sus integrantes), tuvieron broncas con otras vacas sagradas del mundo del rock y se dejaron en el camino también a Izzy Stradlin que como se sabe es uno de los mayores compositores de la banda.

Finalmente Slash sale de la banda en 1996 y posteriormente le seguirían Duff y Matt Sorum (que entró a sustituir a Steven Adler). El resto es de sobra conocido. Mientras Duff, Slash y Matt han llevado una carrera prolífica ya sea en solitario u otras bandas, Axl desapareció totalmente. No fue hasta el nuevo siglo en el que reapareció para dar sendos conciertos en las Vegas y en el Rock in Rio del 2001 con una banda que sin duda traería polémica; más que nada porque siendo las comparaciones odiosas y sin entrar en detalles sobre la calidad musical, Robin Finck y Buckethead poco tenían que ver con los anteriores miembros de la banda.

No son la Kelly Family… es el Mark II de los Guns N´Roses 2001

Durante esta reaparición ya hubo rumores acerca de la publicación de un nuevo álbum de estudio llamado “Chinese Democracy”. No obstante, ese disco no vería la luz hasta cerca de 13 millones de dólares después y siete años. Mientras tanto, los cambios en la banda se iban sucediendo saliendo Buckethead, Bryan Mantia y Paul Tobias. En su lugar se incorporaron Richard Fortus, Frank Ferrer y Ron Thal en lo que se podría llamar como el Mark III de los Guns N´Roses.  Robin Finck decide que lo suyo es Nine Inch Nails y es sustituido por Dj Ashba con el cual Guns N´ Roses estabiliza su formación en lo que se podría llamar Mark IV.  ¿Vaya puto lío de nombres eh?

Mientras este grupo llamado de manera polémica Guns N´Roses se dedica a girar por todo el mundo, el resto de los ex componentes siguen con su vida: giras, discos, biografías, etc. Entonces sucede un hecho que haría soñar a los seguidores de la banda con la vuelta de los miembros clásicos. La nominación de los Guns para el Rock & Roll Hall of Fame de 2012.  Todos los medios a nivel mundial empezaron a especular con la posibilidad de que la banda se juntara para tocar una serie de temas en la ceremonia y joder, que limaran asperezas entre ellos con el propósito de volver a hacer algo juntos. No fue así. Toda esperanza desapareció dos días antes de la ceremonia cuando Axl Rose envió una carta en la que básicamente declinaba la participación en la ceremonia y además cerraba cualquier tipo de posibilidad de ver unos Guns con los miembros originales (menos mal que con Youtube teníamos pleno acceso a material histórico de la banda).

Finalmente acudieron a la ceremonia Slash, Duff, Matt, Steven Adler (cuya sonrisa disfrutando del momento fue brutal y digna de recordar) y Gilby Clarke. Interpretaron una serie de temas con Myles Kennedy a las voces dejando a los fans aún con más ganas de ver una reunión de los miembros originales. Tres años después de esta fallida reunión, algo le debe hacer “click” en la cabeza a Axl para decidir contactar con Slash y Duff. Los rumores se disparan, algo grande se avecinaba. Es el Troubadour el lugar escogido, y el 1 de Abril de 2016 Duff, Slash y Axl vuelven a tocar juntos en un concierto ya histórico, no tanto por su calidad sino por lo que suponía; la reunión de unos tipos que habían jurado y perjurado no coincidir nunca en un escenario pero que hacía presagiar el regreso a priori de manera permanente de una de las mayores banda del rock mundial con un line-up casi clásico.

Se podrían escribir cientos de líneas acerca de porqué se han vuelto a juntar. Si escuchamos por un lado las declaraciones de Izzy parece claro que el vil metal ha contribuido a que nuestro pelirrojo ególatra favorito permita a Slash y Duff volver a la banda (no olvidemos que los derechos sobre el nombre los tiene Axl). No obstante, yo, que me considero un romántico, creo que parte de esta decisión viene del hecho de que esto era un debe entre ellos. Es decir, Axl ha evolucionado muchísimo en los últimos años y ya parece que no es el demente de los 90 que podría cancelar un concierto si alguien del público le miraba mal. Además su comportamiento en la gira actual de ACDC sustituyendo a Brian Johnson ha sido ejemplar. Slash y Duff por otro lado, aparte de haber abandonado un estilo de vida poco saludable han sabido mantenerse en el candelero y no han ocultado en todo momento lo mucho que le deben a lo vivido durante su etapa en los Guns. De hecho en la biografía de Slash notas como cierto toque de nostalgia sobre lo que suponía el pertenecer a una banda como los Guns. No tanto por los lujos (porque no nos engañemos a este tío al menos antes del divorcio parece que pasta no le faltaba), sino por todo lo que crearon juntos. Tampoco en dicho libro escatimó en palabras de elogio a Axl como frontman y como letrista. Por lo tanto, de esta forma se compone la ecuación perfecta: ganas de tocar juntos y si se puede sacar tajada mejor. La pena de todo esto es la ausencia de personas como Steven Adler e Izzy que eran piezas importantísimas dentro de la maquinaria de la banda. El primero con ese toque a la hora de tocar la batería y el segundo con esa capacidad de crear auténticas joyas de la música.

Not in this lifetime Tour

Con este nombre tan cachondo se presentan estos nuevos Guns N´Roses a nivel mundial. Al menos podemos decir que a pesar de  las veces que se negaron entre ellos se lo toman con cierta coña. En esta nueva aventura aparte de los mencionados Axl, Slash, Duff se mantienen Richard Fortus, Frank Ferrer, Dizzy (este hombre debe tener un don de gentes espectacular) y se les une Melissa Reese a los coros y teclados.En Madrid empiezan a verse por ciertas calles carteles con el logo clásico de los Guns anunciando algo grande. Finalmente Bilbao y Madrid son las ciudades escogidas para poder disfrutar de estos iconos del rock. La venta de entradas para Madrid fue caótica, agotándose rápidamente una remesa de pista el 8 de diciembre, y aflorando posteriormente reventas en Seatwave. 

4 de junio de 2017

Esta es la fecha en la que los Guns se presentaban en Madrid y he de decir después de haber presenciado ya a bastantes bandas,  ese día tenía un aroma especial. Los aledaños al Calderón horas antes del concierto se encontraban ya llenos de seguidores de la banda. Padres de familia con sus hijos, algunos disfrazados de Axl y Slash pero todos con la sensación de que se iba a ver algo grande. Los teloneros escogidos para “calentar” al respetable fueron Tyler Bryant & The Shakedown y Mark Lanegan. Respecto a los primeros decir que fueron una grata sorpresa. Supieron cumplir con su función a la perfección ya que tienen una calidad musical brutal. Así que no extrañe en un futuro ver a estos tíos jugando en la primera división porque actitud y calidad tienen de sobra.

Una muestra de lo que pueden hacer estos tíos

Respecto a Mark Lanegan dos cosas. Una, me encanta Mark, su trabajo con Screaming Trees y Queen of The Stone Age es muy bueno así como trayectoria en solitario. No obstante, ¿a quién se le ocurrió ponerlo como telonero de los Guns N´Roses? Es cierto que los Guns a lo largo de su historia han tenido teloneros bandas que poco tenían que ver con su estilo musical, por ejemplo Faith No More, pero es que el bueno de Mark no se movió en todo el concierto. Fue un auténtico bajón. Disfrutar a Mark es hacerlo en un recinto más reducido y para verlo exclusivamente a él. No obstante, como telonero de una banda de rock del estilo de Guns creo que fue una mala elección. Así que Mark, te esperamos por aquí con los brazos abiertos… pero en tu propia gira.

Antes de comentar como se desarrolló el concierto decir que quien esperase ver un show de los Guns estilo 1988 (el más popular, pero no el mejor, es el del Ritz) se equivocó totalmente. Ese nivel de crudeza lo perdieron ya en la gira de los Illusion y es en ese nivel en el que se mantienen actualmente. Si recordáis conciertos de esa época, aparte de tocar sus temas clásicos, tocaban alguna que otra versión y aprovechaban para darle descanso al jefe con improvisaciones de guitarra. Tras las introducción de la mano de los Looney Tunes y The Equalizer llega esa línea de bajo tan característica que da pie a “It´s so Easy”. Ni que decir tiene que el público se volvió loco sobre todo en la parte en la que Axl dice eso de “… You think you’re so cool, why don’t you just FUCK OFF”.

La banda sale como un cañón y casi cuando estamos recuperando el aliento suena “Mr. Browstone” que suena de auténtico miedo. A continuación llega el corte que da título al último disco de Axl Rose “Chinese Democracy” y aquí me gustaría hacer una pausa. Personalmente considero que Guns tienen material de sobra como para tocar de un álbum en el que no han participado Slash ni Duff. Además son temas que hacen perder el ritmo del concierto porque, primero, nadie se los sabe; y segundo, están a años luz de los clásicos de los Guns. No obstante,  Slash los ejecuta a la perfección y casi diría que los ha hecho suyos.

“Welcome to the Jungle” provoca el siguiente infarto colectivo de la tarde. Sobre todo esa parte en la que Axl diciendo eso de “you know where you are? you’re in the jungle baby, you’re gonna dieeeeeeeee!”. Sonó a la perfección e hizo recuperar el pulso del concierto tras el anterior tema. “Double Talkin’ Jive” nos recordó lo buen guitarrista que es Slash y como se le echaba de menos. “Better” fue otro tema escogido del Chinese Democracy que ayudó al público a coger fuerzas.

El vídeo dirigido por Andy Morahan es especialmente extraño pero la canción que suena en él es sencillamente genial… “Estranged” ¡y cómo sonó! Fue uno de los momentos mágicos de la noche y fue magistralmente interpretada.

Las siguientes cuatro canciones sencillamente fueron directamente una orgía sonora en la que todos tuvieron su parte de protagonismo. Axl en su interpretación de “Live and Let Die”, Slash y Richard Fortus en su “duelo” de guitarras en “Rocket Queen”, el público en la magistral “you could be mine” y por último Duff en la versión de los Misfits, “Attitude”. Otro inciso: durante gran parte del concierto a pesar de que no paró de moverse me dio la impresión de que vocalmente Axl se estaba dosificando. En canciones como “you could be mine” donde originalmente la voz casi le sale de las pelotas se notó que se guardaba parte. Es cierto que la gira es larga y es preferible acabar todos los conciertos con notable que darlo todo en uno y estar reventado en tres, pero me llamó la atención ese detalle más que nada porque en la gira con ACDC, Axl literalmente se salió.

Volviendo al concierto, el siguiente tema fue “This is Love” en el que lo más interesante fue el juego de luces que desplegaron. La única canción que Steven Adler tocó en el Use Your Ilusion, Civil War, fue la siguiente de la lista y sonó de auténtico escándalo. Puedo decir con toda franqueza que el público estaba ahí ya totalmente vendido. El 18 de Mayo de 2017 pasará tristemente a la posteridad por ser la fecha en la que un artista con mayúsculas nos dejó de manera trágica. Es por eso que muchas bandas se han sumado a la iniciativa de homenajear al gran Chris Cornell y Guns no han querido ser menos. Soundgarden ya fue telonero del grupo angelino en la gira de los Ilusions e incluso Slash había colaborado con Chris en un tema de su álbum en solitario (Promise del disco Slash del año 2010) por lo que le han homenajeado tocando la archiconocida “Black Hole Sun” que fue muy bien ejecutada.

“Coma” fue el siguiente tema en sonar y tras éste, Axl se dio un descanso dando todo el protagonismo a su guitarra solista para que se luciera inicialmente con solo de guitarra para luego tocar una parte de la banda sonora del Padrino. Y es que tras esta pausa escuchar las primeras notas de “Sweet Child O´Mine” hizo que el público se volviera loco. “Out Ta Get Me” sonó dura como si realmente estuviéramos en el Ritz en 1988. Piano en el escenario y Axl improvisando no podía ser otra cosa que “November Rain”. Preciosa canción que hizo que parte del estadio se llenara de los mecheros del siglo XXI. Mención aparte tiene ese épico final en el que el punteo de Slash sirve de colofón a tan genial canción.

Que los Guns han hecho suya la canción de Bob Dylan “Knockin’ on Heaven’s Door” no es ningún secreto y aquí demostraron la razón. Finalmente, con Nightrain, acabaron el primer bloque de canciones para retirarse para los bises. Retomaron con Don´t Cry, canción que aunque se editó en el Use Your Ilusion fue compuesta ya en los 80. De hecho en youtube hay videos de los Guns tocándola en directo en conciertos del 86. La versión de los Who “The Seeker” dio paso a “Patience” cuya parte final el público cantó al unísono.

Había que cerrar la fiesta con algo grande y “Paradise City” es la mejor manera de hacerlo ¡y de qué manera! Con este tema y toda la banda encendida, dándolo todo, con el público entregado se puso punto final a más de dos horas y media de concierto. Creo que nadie salió descontento del show. Los más viejos salimos satisfechos de habernos quitado una espinita, los más jóvenes espero que les sirviera para conectar con un tipo de música que es totalmente atemporal. Personalmente pienso que podrían haber ido cambiando el set list durante la gira. Temas tienen de sobra para ello y prescindir de alguna que otra versión y canciones del Chinese ayudaría a que el ritmo del concierto no decayese.

Por otro lado en cuanto actitud de los músicos decir que fue buenísima durante todo el concierto y salvo el detalle de la “dosificación” vocal de Axl que comenté antes, salió todo redondo. La imagen icónica de Slash junto Axl ya se encuentra al mismo nivel de la de Mick Jagger y Richards o Tyler y Joe Perry y no defraudaron. Duff en general da tan buen rollo que no puedes decir nada negativo de él. Del resto de la banda decir que Fortus es un más que digno acompañante de Slash por calidad y actitud. En cuanto Frank Ferrer tiene pegada pero sinceramente en los temas del Apetite for Destruction se echa de menos el sentimiento que aportaba Steven Adler a esas canciones.

Para acabar, decir que espero que esto no acabe aquí. Estos tíos se deben al menos un disco y tengo curiosidad por saber qué pueden hacer en el siglo XXI Axl, Slash y Duff juntos.

Sobre El Autor

Colaborador

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.