miradalistab

Leer quinta parte

En España siempre ha dado la sensación de ir a remolque de todo, de tener cierto retraso en varios aspectos, y concretamente en el cultural. No digamos ya en el musical, concretando en el rock y el metal. Y todo el estallido de este reportaje no fue una excepción, a pesar de contar con un montón de grupos que parecían tener mucho futuro. Actualmente, en 2016, se dice que hay más bandas prometedoras que nunca, que hay materia prima y que sólo falta hacerlas caso. A su favor, que pueden llegar al público de manera casi instantánea gracias a las tecnologías. En contra, exactamente lo mismo: hay tantas con esas facilidades, que el usuario tiene un exceso de información.

Hace quince o veinte años no había ese problema, el de la masificación, pero también había mucho potencial. Que por desgracia, en la mayoría de los casos, se quedó por el camino. Quizá no en la misma senda que la mayoría de los grupos de este reportaje (de igual manera, ¿tenían todos los citados un sonido similar?), pero a finales de los 90 ya daban que hablar HAMLET, DEF CON DOS, SOZIEDAD ALKOHOLIKA y KTULU. SA fueron los más prematuros, repartiendo cera desde finales de los 80, publicando su célebre disco negro en 1991, y teniendo una carrera de lo más consistente a lo largo de más de dos décadas. Su mezcla de metal, hardcore y punk también tuvo espacio para unirse a VIOLADORES DEL VERSO.

Prácticamente en la misma época surge DEF CON DOS. Tras unos primeros asaltos, se lanzaron por completo con ‘Alzheimer’ y ‘Ultramemia’ alzando la voz con su mezcla de rap y sonidos duros, y gracias a firmar el tema principal de la banda sonora de ‘El Dia de la Bestia’. Lo dejarían en 1999 para volver a mitad de la pasada década, siguiendo con su denuncia social en ‘Hipotécate Tú’ y ‘España es Idiota’. Enlazando con la película de Alex de la Iglesia, en ella también aparecían KTULU con ‘Apocalipsis 25D’. También venían de finales de los 80, y hasta ese momento habían publicado ‘Involución’ y ‘Orden Genético’, consagrándose con ‘Confrontación’ en 1997 gracias a ‘Biocontiaminación’, ‘Crisis de Fe’, ‘Delirium Tremens’…. Thrash moderno con tintes industriales y mucha mala leche eran sus señas de identidad. Lo dejaron tras un disco homónimo en 1999, que incluía ‘Pura Vida’, y un EP con versiones al año siguiente. Algunos de sus ex-miembros se aventuraron con FREAK XXI durante un tiempo, aunque no tuvieron mucho recorrido. KTULU volverían en 2005, grabando un nuevo disco en 2008, ‘Show Caníbal’, un trabajo en directo y una última referencia, ‘Makinal’, en 2012. Una última etapa marcada por los cambios de formación.

HAMLET, tras unos inicios con raíces hard rock a finales de los 80, pronto fueron haciéndose su propio camino. En ‘El Día de la Bestia’ no, pero colaron ‘Que Voy a Hacer’ en la banda sonora de ‘Historias del Kronen’. Tras ‘Sanatorio de Muñecos’ pegarían un salto de gigante con ‘Revolución 12.111’ en 1996, disco que incluía ‘Jodido Facha’. Con ‘Insomnio’ todavía ascenderían más, incluyendo más melodía en sus composiciones, pero sin dejar las señas de identidad que les habían llevado hasta ahí, confirmándolas en ‘Inferno’;  en ellos y en su disco negro trabajarían con el reputado productor Colin Richardson.  Tres años después del homónimo llegaría un más personal ‘Syberia’, a los que siguieron ‘Pura Vida’, ‘La Puta y el Diablo’ y en 2015 ‘La Ira’. Una carrera haciéndose a sí mismos, un espejo donde se han fijado multitud de músicos, y unos músicos que están mejor que nunca, tanto en estudio como sobre todo en directo.

A mediados de los 90 nacieron ESTIRPE, que más allá de la colaboración de Molly en uno de sus temas (‘Más Azul’), siempre han tenido una conexión especial con HAMLET (además de admiración mutua). M. Angel Mart es uno de los vocalistas más personales que hay en el panorama, habiendo mostrado una evolución brutal desde sus inicios. El empujón definitivo llegó con ‘Ciencia’ en el año 2002, manteniendo desde ese momento una línea ascendente en lanzamientos posteriores: ‘Inventarse el Mundo’, ‘Buenos Días Voluntad’, y ‘Neurasia’ en 2013, donde brillaron con canciones como ‘En tus Ojos’, ‘Infinito’ y ‘Magnético’. Entre medias tuvieron tiempo para un acústico, ‘El Sentido de la Calma’, ‘un directo, ‘El Tiempo, Un Placer para Detener’, un disco de rarezas que contenía alguna versión curiosa, como ‘Walking in My Shoes’ de DEPECHE MODE, y la composición ‘De Guitarra y Flor’.

En 1994 empezaron SOBER STONED, con una primera referencia, ‘Torcidos’, en 1997. Tras acortarse el nombre a SOBER, serían impulsores del metal alternativo del país gracias a discos como ‘Morfología’ (que lo interpretaron años después en su totalidad para conmemorar su aniversario), ‘Synthesis’, y sobre todo ‘Paradysso’ y ‘Reddo’, colándose en las listas de ventas de España con hits como ’10 Años’, ‘Eternidad’, ‘Arrepentido’, ‘La Nube’, ‘El Hombre de Hielo’… En 2004 tomaron caminos separados: SAVIA por un lado (aquí la reseña de ‘Insensible’) y SKIZOO por otro (también presente en Miradatrás). Durante esa separación, Alberto Madrid (batería) perdió la vida en un accidente de tráfico. En 2010 volverían, publicando ‘Superbia’ en 2011 y ‘Letargo’ en 2014, año en el que también celebraron su vigésimo aniversario con la publicación de un DVD en directo, que reseñamos en este enlace.

También los 90 vieron la formación de SKUNK D.F, que hace poco celebraban sus veinte años de historia. En sus dos primeros EPs y ‘Equilibrio’ anclaron sus influencias más metálicas con canciones como ‘Última Oportunidad’, ‘Omnipresente’, ‘Perro Muerto’ o ‘Revulsivo’ (otra donde estuvo presente Molly). También en ‘Dentro’ y ‘Neo’ donde destacaban ‘Anestesia’ y ‘La Nueva Voluntad’, ‘Este Dolor’, ‘Carpe Diem’, ‘Decadente’… Como ocurrió con otros, el paso de los años les hizo crear su propio sonido. El punto de inflexión llegarían con las melodías de ‘El Año del Dragón’ (aquí nuestro recuerdo en Miradatrás; en el tema título colaboró Carlos Escobedo de SOBER), más que bien continuado con ‘Esencia’ y ‘El Crisol’. Su último álbum, ‘Perseidas’, data del 2012. Tras él llegó un nuevo tema, ‘Algo Grande’, incluido en un disco recopilatorio, y ‘Arde’, anticipo de lo que será su octavo disco de estudio.

COILBOX tuvieron un ascenso meteórico. Tras grabar una demo, publicaron su debut, ‘13’, dejando muy buen sabor de boca con esa confluencia de tendencias musicales modernas. El cantante era Hev Arriols, hermano del bajista de SKUNK D.F (años después se juntarían en DELAMARCA). ‘Eleventh’, ‘Until the End’, ‘Marshes’ o ‘My Winter…’ nos acompañaron durante un tiempo. Tras algunos cambios de formación, en el 2004 llegaría uno de los mejores discos de metal que se ha editado en España. ‘The Havoc’ demuestra lo atemporal que es cuando te lo pones diez años después y se sigue comiendo en todos los aspectos a buena parte de las grabaciones actuales. Tanto por sonido como por presentarnos a uno de los mejores y más completos cantantes que hemos tenido en este país. Y eso que en el momento de entrar a estudio Kantz contaba sólo con veinte años (después seguiría su carrera con TENPEL, DE LA CUNA A LA TUMBA, DELOBOS… y distintas colaboraciones). Por desgracia, dos años después se separarían. Pero igual que ocurriera con varias formaciones internacionales de este reportaje, unos años después retomarían su carrera (con nuevo line-up), grabando un tema titulado ‘The Beauty and the Imperfection’, pero con una actividad algo intermitente.

En mitad de todo el boom salieron TERRORISTARS como una apisonadora. Si ‘The Havoc’ sigue siendo una pieza fundamental del metal moderno nacional, ellos no se quedaron atrás, con un sonido aplastante gracias a un combo sin igual: Big Simon como productor (y que además, fue guitarrista de NOT FOR US), el sueco Fredrik Nordstrom mezclando, y Mika Jussila (que después se convertiría habitual de mezclas de bandas españolas) en la masterización. ‘Satanistars’ era una descarga total de ira donde Curtonates se dedicaba a escupir unas letras de lo más explícitas. Los cambios de músicos se sucederían durante unos años hasta la salida de una segunda obra que no tuvo el mismo impacto; eso, unido a más movimientos de músicos, ponen fin a su andadura.

Un poco más tarde aterrizaron HORA ZULU desde Granada, pero con un debut de sobresaliente. ‘Me Duele la Boca de Decirlo’ salió en el año 2002, aunando tendencias modernas, raíces del rock andaluz y un narrador, Aitor Velázquez, que rapeaba como nadie. Otros cuatro discos de estudio les auparon como abanderados de un estilo que no abundaba por nuestra tierra. A finales de 2013 anunciaban un parón indefinido, roto recientemente para algunas fechas puntuales; durante ese tiempo, algunos de ellos han ocupado su tiempo con proyectos como FAUSTO TARANTO y PANGLOSS.

KANNON tuvieron su momento de gloria con ‘De Nuevo Nunca’ e ‘Imagina’, pero sus dos discos posteriores no tuvieron la misma aceptación y se separaron en el año 2006. Parecía que iban a volver, incluso dieron algún concierto, pero todo se quedó en un regreso a medias. Si bien el término numetal no era muy apropiado para SUGARLESS, fueron otros que compartieron cartel y época con varias bandas que sí. Como por ejemplo, con SLIPKNOT en la Cubierta de Leganés. Tres discos nos dejaron, ‘Asegúramelo’, ‘Más Gas’ y ‘Vértigo’, antes de que Ivahn fundara HUECCO. XXL tuvieron el apoyo de Warner para sus primeras grabaciones. A pesar de tener sus orígenes muchos años antes, su debut llegaría en ‘117db’ en 2004 y ‘(12.0) Richter’ en 2006. Desde ese momento hasta ‘Tercer Día’, en 2010, no armaron el mismo revuelo.

La mayor parte de todos los citados pasaron por alguna edición de Festimad. Y es que el Festival que tenía lugar en el Soto de Móstoles era la reunión particular de público y grupos seguidores de estos estilos. Otros que pasaron por allí fueron [NCHI2], NDNO, ELECKTRA, NORWICH, SWAY, HEDTRIP, AMIMISHOCK, THE DISMAL, IDIOTERNE, BIOTECH, MONKEY HOLE… La lista es larga, más si empezamos a citar los que no estuvieron en esa cita casi obligada en forma de festival… aunque corta la de los que siguen activos que pegaran fuerte en aquella etapa. Del sur llegaron NARCO con su mezcla de rap, hardcore y metal, con siete discos de estudio dividido en dos etapas (estuvieron parados cinco años). Tampoco siguieron EKON (tres discos entre 1998 y 2002), que tras un paréntesis de siete años volvieron a dar algunos conciertos (separándose definitivamente), ni los jienenses XKRUDE, que lo dejaron en 2014. Un año después comunicaban su punto y final EIKOSTATE, que fue el grupo nacido de las cenizas de otra joven formación que prometía mucho, AFTER FEED-BACK. Un EP y dos discos (que incluían el pelotazo de ‘Winner or Loser’) fue lo que nos dejaron estos últimos a comienzos de siglo. Los gallegos APHONNIC parece que han tomado el relevo de varias de esas formaciones (más en sus comienzos). Otro grupo al alza cuyo mejor momento, tal como demostraron con ‘Heroes’ (y su presentación en Viveiro), con canciones como ‘Ahora que Tengo 33’, ‘Mi Capitán’, ‘Jerry’, ‘Luz y Fer’… parece que está todavía por venir.

Y ahora, la reflexión final: ¿qué tienen en común los más de cien grupos citados en este reportaje? Algunos no mucho más allá que el compartir franja temporal. Y es que por mucho que se critiquen algunos estilos o géneros, lo que queda claro es que con la entrada del siglo XXI y el avance tecnológico, todo cambió. No sólo en el ámbito de las descargas ilegales y la música en streaming, sino en la expansión (y masificación) de la música y cualquier tipo de cultura.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.