8Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0

 Grupos relacionados: THE SMASHING PUMPKINS/ GARBAGE/ HAVALINA

 Facebook_-_iconoyoutube instbandcicnotwit

Decía Bunbury (primero en HÉROES DEL SILENCIO, después en solitario), versionando a MÁS BIRRAS, que perdió su apuesta por el rock n´roll. Que era la deuda que tenía que pagar y ya no tenía sentido abandonar. En una época con tanta oferta musical, en la que cada vez más grupos (o músicos de las propias bandas) lo dejan de manera indefinida y definitiva, es una alegría encontrarse viejos conocidos en proyectos ilusionantes.

Hace casi dos años que nacía ese proyecto, y recuerdo ver una publicación en las redes, antes del verano de 2017, en la que narraban su primera grabación en los estudios El Lado Izquierdo con Dany Richter y Manuel Cabezalí a los mandos (éste último, encargándose de las partes de bajo), para terminarla posteriormente en otoño. Mucho ha llovido desde entonces, hasta el punto de completarse la formación posteriormente, anunciándose los dos componentes restantes. Conozco a Teresa (voz, guitarra) desde hace años, y guardo muy buenos recuerdos de lo que hizo con ZELANDA (un EP, ‘Maquina de Estados Infinitos), pero todavía más a Tweety (uno de los mejores y más completos baterístas que he visto nunca) y Manu (guitarra) de aquellos tiempos años con AVENUES & SILHOUETTES (después se les ha podido ver en otras bandas, y al primero, más recientemente, en CABOVERDE); y verles juntos, en el fondo, me produce alegría por encima de todo. Como bajista encontramos a Alain Martínez, conocido por su labor en DINERO, pero también presente en QVERNO o DIRTY PINK LADIES. Pero ¿a qué suenan PAN? Mucho tuvimos que esperar para averiguarlo.

En junio llegó ‘Estamos en Guerra y Nadie lo Sabe’, primer adelanto, y las referencias quedaban más que claras: benditos 90. Ceñir su música a rock alternativo, por típico que suene, quedaría demasiado limitado, pero en su sonido bebe de aquella década tan rica en cuanto a estilos y géneros. Un tema dinámico, rockero, pegadizo, en la que la voz es el mayor gancho (bien acompañada en algunos coros) y en definitiva, en una producción delicada y cuidadosa. Esa delicadeza era todavía más palpable en una íntima ‘Norte y Sal’ (estrenada en Binaural), que vio la luz pocos días antes de la salida del álbum, en la que desnudaban su sonido y mostraban su faceta más personal y sentimental en un bonito medio tiempo de seis minutos de duración. Y es que se mueven con soltura en esos minutajes prolongados sin hacerse repetitivos ni aburridos. En ese aspecto, ‘Pupila’ se lleva la palma, con dos mitades de lo más diferenciadas y un crescendo en su segundo tramo que bien podría recordar a los Smashing ruidosos (hasta cierto punto). Pero también están ‘Pareja Caucásica Sonriendo’, con una estructura muy a lo FOO FIGHTERS (con partes muy enérgicas), y en el otro lado de la balanza, la balada con poco más que el piano y algunos arreglos de ‘Camino a Sirio’, que cierra el disco. Pero antes tenemos mucho más por descubrir.

No existe un ‘Mundo Perfecto’, pero las canciones están para buscarlo e idealizarlo; y no podía ser de otra manera, con un medio tiempo como éste. Muy pegadizos, en una onda cercana a los primeros RADIOHEAD, tenemos ‘Eclipse Sónico’, para volver a arremeter con fuerza con ‘Falso Emperador’, en la que experimentan y juegan con la distorsión; a ambas les precede el momento acústico, titulado ‘Nik Ere Bai’, con una melancolía cercana a la de Iván Ferreiro en su época en LOS PIRATAS. Incluso en la reflexión de ‘La Nada’ de la era digital, no pierden ese gancho y melodía que caracteriza a todas las composiciones. No, no todo tiempo pasado fue mejor, pero el que aquí escribe sigue teniendo mucho cariño a la década mencionada más arriba, y siempre es de celebrar ver influencias, guiños y homenajes a aquellos maravillosos años. Más cuando lo retro está tan de moda, incluso con los 70’ y 80’ en muchos ámbitos. Según ellos mismos, es un trabajo dedicado a “… todos aquellos que no quieren conformarse con lo establecido. A todos los que les dijeron que no valían. A todos los que alguna vez hayan sentido que no encajaban”. Bonitas palabras para un disco igual de bonito. No quiero dejar de nombrar el trabajo de David Kohlver para una portada de esas que te da que pensar, y que encierra buena parte de las cosas que encontramos en las letras, dando que pensar. Ya que tienen las instrucciones claras, ahora toca volar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.