PAPA ROACH tienen un instinto de supervivencia del que no todos los grupos que pegaron el pelotazo a principios del siglo XXI pueden presumir. De la noche a la mañana hubo multitud de bandas que consiguieron un instinto casi instantáneo, muchos de ellos llegando a alcanzar altas cotas de venta de sus trabajos, amparados en la Mtv, el Ozzfest, la expansión de internet (y Napster) para conocer bandas al momento (con las lógicas diferencias hoy en día, quince años después), y la moda de esa etiqueta tan mal usada, numetal, de la que todos han terminado renegando… Por algo será.

La fórmula de ‘Infest’ les duró un par de discos antes de pasar a terrenos más cercanos al hard rock en ‘The Paramour Sessions’ (aunque ya habían dado pistas en el pasado de su gusto por ese sonido). Ahondaron en esa faceta en ‘Metamorphosis’, ‘Time for Annihilation’ (al menos en los temas de estudio, disco compartido con cortes en directo) y ‘The Connection’. Sólo que poco a poco, a pesar de intentar resistir, tanto su popularidad como (sobre todo) su calidad fueron decayendo. Y lo que nos encontramos en ‘F.E.A.R’ no se sabe muy bien en qué terreno de todos los visitados está.

‘Warriors’, con la colaboración de Royce da 5’9″, no fue un adelanto para echar cohetes. Sí, era corto y directo, recuperando esa conexión instantánea de sus primeros álbumes, con un riff sencillo y algo repetitivo, pero muy efectivo… pero la electrónica de fondo terminaba chirriando y sobrando para un tema así. La sensación fue exactamente la misma con el tema que daba título al álbum y lo abría. Los adornos en forma de arreglos de ‘Face Everything And Rise’ no hacían más que camuflar un riff todavía más simple, y lo que es peor, machacado hasta la saciedad. Dicho de otra manera: no hay riesgo en su propuesta (como lo hubo relativamente a mediados de la pasada década), y puestos a recuperar algo de su sonido pasado, no mejoran nada hecho con anterioridad. Las guitarras de ‘Falling Apart’ o‘Broken As Me’ pueden evocar tiempos pasados, pero se quedan a medias (especialmente la primera, con una segunda mitad de relleno). ‘Love Me Till It Hurts’ y ‘Never Have To Say Goodbye’ son medios tiempos que frenan por completo el álbum, y llegados a ‘Gravity’ encontramos la colaboración de Maria Brink de IN THIS MOMENT, a dúo con Jaboby recuperando en cierto modo sus rapeos; las voces ocupando el mismo plano lucen, pero una vez le toca a ella por separado, parece estar sufriendo más que cantando. Digamos que… si intenta dar dramatismo a su registro, a veces se pasa. Una voz como la suya seguro que hubiera quedado mucho mejor en ‘Skeletons’, al principio del disco, y que sí nos muestra un grupo más vivo y no tan difuminado y disperso. Para el final, intentan recuperar esa chispa en ‘War Over Me’, pero de nuevo pecan de templanza tanto en su tramo centran como sobre todo en ‘Devil’ a continuación. Si se les agotan las ideas, va siendo hora de (volver a) cambiar.

Papa Roach - F.E.A.R.
5.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votos)
0.0

Sobre El Autor

Varo

Tras más de una década escribiendo, después de estar en los inicios de Metal4all en 2003, y pasar siete años en TheMetalCircus, me aventuro en septiembre de 2014 en mi propia MiradAlternativa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.