Originalmente, este consultorio cruzado iba a formar parte de la nueva sección en esta web de BONES OF MINERVA. Estrenamos Hasta El Tuétano con un vídeo de la banda en su primera incursión inglesa a finales del pasado mes de octubre. Unos días después, cerraron un año cargado de directos en Madrid junto a NOAH HISTERIA, que venían presentando ‘Hautefaye’. Las circunstancias del directo mandan, y no se pudo grabar el vídeo de ambas partes para ver el contraste de unas preguntas y otras, pero hemos decidido publicarlo en formato escrito. Unas, se toman un merecido descanso para dar forma su segundo trabajo; los otros, terminan 2018 tocando a mediados de diciembre en Santander y retomarán la gira en enero (aquí más detalles).

Antes de sus respuestas, tenéis las redes de las bandas, así como enlaces a vídeos y Spotify.

insttwit web-logo-mdbandcicnoFacebook_-_iconoyoutube

insttwit web-logo-mdFacebook_-_iconoyoutube

 

¿Qué veníais escuchando en el coche camino de la sala, y cuál es el grupo/disco al que más os habéis enganchado últimamente?

Blue: Veníamos escuchando Meltdown, nos flipan mucho a las cuatro (ndr: aquí tenéis un top10 que nos hice Mikel con sus discos favoritos de 2016). Un disco al que le esté dando… ‘Kid A‘ de Radiohead, es un grupo que siempre me ha gustado pero nunca me he empollado en condiciones y eso no puede ser. Así que en realidad le estoy dando a la discografía en general, pero el último que escuché fue ese, es lo que hago cuando no sé qué escuchar, pienso en discos que se me hayan quedado en el tintero, y son unos cuantos (risas).

Chloé: Yo estoy un poco en la mezcla de estilos; estoy dándole mucho a Rimsky-Kórsakov, la Gran Pascua Rusa por ejemplo me flipa; y a Rachmaninoff, los conciertos para piano y las danzas sinfónicas me parecen alucinantes. En el metal, estoy recuperando ‘The Blackening‘ de Machine Head, que me parece un discazo y tenía ganas de volver a disfrutar de este grupo.

Juan: No somos mucho de ponernos música en ruta, para lo poco que nos vemos, preferimos hablar, hablar y dar la chapa bien dada. En mi caso, el de Vola, que mira que suena mal pero qué buenas son las canciones. Álex está ahora con el de Leprous del año pasado bastante a piñón y Javi bastante fuerte con el de Haken.

¿Qué es lo que más os llama la atención de vuestro compañero de concierto hoy?

Juan: La voz de Blue, el registro, la forma de encarar su técnica hacia los melismas, su variedad de registro. Es muy técnica, muy versátil y muy propia. La banda al completo es genial, pero la voz de Blue es el elemento diferencial para mí, su sello.

Blue: Que trabajan su disco de una manera conceptual, está muy bien ligado, desde las letras hasta las armonías. Otra cosa que me llama es la manera en la que incluyen los teclados en sus temas, creo que forman una parte importante en la identidad del grupo. Al final el disco entero te lleva por donde quiere, es un viaje.

Y si os piden elegir un tema para introducírselo a un amigo, sería…

Ruth: ¡Qué difícil! Cuando me puse con ellos la que me entró más rápido fue ‘43 Días I‘, así que creo que es buen candidato. Si es alguien a quien le gusten grupos como Tesseract por ejemplo, le recomendaría ‘Djemil’, que combina esos riffs pesados con pasajes más atmosféricos. Pero si es alguien un poco escéptico creo que tiraría por ‘Coloso’, el riff principal me flipa y creo que resume muy bien el disco, aparte que de pronto entra ese interludio de piano que descoloca totalmente y que a un oyente primerizo creo que le llamaría mucho la atención.

Juan: Iba a decir ‘Overcoming‘, pero tras escucharlas por primera vez en directo, voy a quedarme con ‘Whales’. Creo que es la que mejor representa la esencia y las múltiples aristas de Bones. Esta banda tiene algo especial y la gente lo percibe. Yo lo sentí en ‘Whales’ viéndolas al ladito del escenario.

¿Cuál es la pregunta que no soportáis contestar en una entrevista?

Juan: Bueno, soportar se soporta, pero explicar una y otra vez el origen del nombre (risas). Al final es un texto que recito de carrerilla. Pero vamos, se explica las veces que haga falta, pero agradezco que cuando me hacen preguntas pues se empapen un poquito de la banda y esa información será lo primero que les salga si rascan mínimamente.

Chloé: Últimamente nos están preguntando por el “mejor y peor discos del año” y odio responder a esa pregunta. ¿Quién soy yo para juzgar cuál es el peor disco del año? Puedo dar mi opinión, ¡pero una pregunta con una respuesta tan tajante no me gusta nada!

Ruth: Mi favorita es: “¿Por qué pensáis que vuestro grupo es especial?” Entiendo que si no lo defiendes tú ¿quien lo va a defender? Pero es ir un poco a mala hostia, y creo que es difícil contestar sin parecer creída.

¿Qué es lo que más rabia te da dejarte en casa cuando sales de gira/concierto?

Blue: El micro, mi jengibre y mis cascos. Sólo tengo una cosa de “equipo” de la que acordarme y se me olvida, es estúpido.

Ruth: Jabón, en bastantes sitios no tienen ni para lavarte las manos.

Nerea: Yo creo que mis tapones. En un festi se me olvidaron y acabé con la cabeza destrozada (risas).

Juan: El in-ear, sin in-ear ya no canto, me niego. Nunca me escucho bien por monitores, los odio. Necesito tener sensaciones, notar mis graves y medios vibrar, jugar con las dinámicas, con las distancias al micro. Sin in-ear estoy vendido, no escucho, intuyo y sólo puedo ser preciso en agudos, tengo que gritar, no cantar, y me dura la voz 2 canciones. No soy un cantante formado, en realidad, no tengo ni idea de cantar pero, ya que me he puesto a ello, quiero hacerlo lo mejor que pueda, y para llegar a ese nivel necesito tener una escucha limpia y clara para evitar gritar. Odio cómo suena mi voz forzada. Por suerte, nunca me lo he dejado.

¿Qué es lo que más os gusta y lo que menos de estar en una banda?

Juan: Lo que más es haber hecho algo como ‘Hautefaye’, disco del que me siento y nos sentimos increíblemente orgullosos. Lo mejor en mi caso es el privilegio de poder estar rodeado de gente tan talentosa y poder formar parte de algo que jamás hubiera soñado poder hacer. Tengo la sensación de que con ellos se pueden hacer cosas maravillosas y de que lo que está por venir va a tener valor. Lo peor, sin duda, son las redes sociales, la “promosió”. Quizás no lo parezca porque soy muy activo en Facebook, pero no es algo que me guste especialmente, sobre todo el Instagram, que es una red que no entiendo, que vende imagen y no valor creativo, no veo verdad, o igual es cosa mía. Hace unos años yo era el pesado del grupo que siempre decía que había que hacerse una foto para subirla y tal, en vez de estar con la cabeza disfrutando de la experiencia estaba pendiente de la pantallita porque pensaba que era lo que había que hacer. Sigo pensando que para crecer como banda es lo que hay que hacer, pero me niego. Tengo una banda para disfrutar cuando salgo a tocar y disfrutar es vivirlo con los ojos bien abiertos y no a través de una pantalla. O al menos es lo que yo pienso.

Chloé: La verdad es que, igual suena un poco ñoño, pero me gusta todo de estar en una banda; me gusta mucho crear música con otras 3 personas, el compañerismo que se crea dentro de la banda y que descubres con otras banda, el salir a tocar a otras ciudades o países con el grupo… Es cierto que requiere muchos sacrificios, que es bastante estresante y trabajas mucho para al final tocar un concierto de 50 minutos, pero no lo cambiaría por nada del mundo.

¿Por qué pensáis que se tiende tanto a diferencia la música y los grupos, sea por estilo, género o nacionalidad?

Chloé: Yo creo que hay una necesidad de meterte en un cajoncito con una etiqueta puesta, la gente tiene su estructura hecha y necesita poder encasillarte dentro de esa estructura, si no, no saben qué hacer contigo. Al mismo tiempo, creo que esta diferenciación no es sólo en la música, en todo el conjunto de la sociedad te encuentras con esta necesidad de meterte en un sitio y no puedes salirte de ese molde; puede ser por nivel adquisitivo, por cómo vistes, de qué género seas, tu sexualidad, tu raza… Y esto afecta a todo, incluida la música.

Juan: Bueno, porque hay mucha música, muchísima, y hay que cribar, no puedes darle la oportunidad a todo, no hay tiempo material. Hay cosas increíblemente buenas, millones, que jamás pasarán por mis oídos. Y tampoco quiero hacer una maratón de bandas y bandas, soy de escuchar poquitas y reventar el disco cuando subo al coche 3 o 4 veces por semana, no más. Cada vez escucho menos música, la verdad. Antes me creaba ansiedad tener que escuchar todo lo que te decían que tenías que escuchar. Las etiquetas sirven, son muchas veces injustas porque no atienden a matices, pero te orientan y, si estás un poquito avispado y tienes unos ciertos añitos, navegando por aquí y por allá acabas enterándote de cosas que te acaban flipando.

¿Qué no falta en vuestro grupo antes de salir al escenario?

Juan: Ninguna manía ni ritual, cada concierto es un mundo, nada especial. Antes nos chocábamos los puños para hacernos los guays, pero hace tiempo que no lo hacemos. Hay que calentar, eso sí, yo necesito mínimo 20 minutos de estar tranquilo y solo a poder ser. También he aprendido que tengo que calentar muscularmente la zona de la espalda y el cuello porque he tenido ya muchos problemas. El resto no lo hacen y acaban como acaban. Sin embargo, hoy al primer cabezazo he notado un latigazo del cogote al lumbago y ya no he podido cabecear en vertical. Así que me he limitado a no hacer demasiado el burro, estar todo lo estático posible.

Blue: Vocalizar y mear o lo que se tercie al menos 2 veces, depende de los nervios normalmente.

Chloé: Yo la verdad es que no tengo ningún ritual ni ninguna manía, pero me gusta que normalmente antes de empezar un bolo hacemos un saludo entre nosotras para motivarnos.

Ruth: Ahora estiro un poco, me ayuda a estar más a gusto en el escenario y me quita agujetas al día siguiente.

¿Qué aspecto pensáis que la gente no llega a ver de ser músico y estar en una banda?

Blue: La gente se cree que pones excusas o que ya será para menos, no es que nos estemos quejando todo el rato, estamos encantadas de cómo va el grupo, pero te quita prácticamente todo el tiempo libre, vendes tu alma cuando te comprometes, y no queremos una medalla, pero a la gente le cuesta entenderlo. Además emocionalmente es también muy intenso, puede ser agotador, y eso nunca se cuenta.

Juan: Bufff, qué pregunta (risas). En nuestro caso, la mayoría de la gente que nos sigue tiene o ha tenido bandas y ya sabe cómo va un poco esto. Sabe lo importante que es comprar merchan y dar feedback a las bandas. Tener una banda es un hobby que exige mucha dedicación mental. Es un hobby que en realidad es tu vida, aunque la mayoría del tiempo lo estés desperdiciando en hacer cosas que no van en la dirección de lo que realmente amas. Pero así somos algunos, nos dedicamos a perder el tiempo remando sin rumbo fijo, estando por estar y ya está. Eso a mí personalmente me hunde día a día, pero bueno, ando entretenido en varias cosas y se me olvida que mi vida profesional tendría que ser esto de la música y Noah y todavía me da para levantarme por las mañanas. En fin, para responder a tu pregunta, cuando yo veo a una banda, lo primero que me pregunto es si sus miembros realmente aman y creen en lo que hacen y si ganan más que pierden. Supongo que la gente desde fuera verá que la banda toca y se mueve y, a veces, hasta mola. Pero en el interior de las bandas la pregunta es si cuando voy a ensayar, si cuando voy a tocar me siento bien y quiero seguir haciéndolo.

De todo lo que han dicho de vuestros grupos desde que sacasteis vuestros respectivos discos, las palabras que se os han quedado grabadas han sido…

La gente es muy muy entregada con nosotros, al menos la gente que lo verbaliza. Me gustaría que la gente que no simpatiza con lo que hacemos o piensa que no lo hacemos bien también lo verbalizara, porque yo sé que el techo de Noah no es ‘Hautefaye’, sé que podemos hacer algo que tenga más valor. Hay una cosa que me gusta mucho, cuando nos dicen que ha habido momentos en el concierto en el que nuestra música les ha transportado. Eso sí, más ilusión me haría que alguna vez nos dijeran “guapos”, así como novedad (risas).

Chloé: Para mí que la mayoría de la gente ve que no queremos sonar como otras bandas, y que hayan captado nuestra esencia.

Hablad del mejor consejo que os han dado para salir adelante

Nerea: Pensar que es un proceso lento y que para conseguir algo hay que trabajar día a día. Aunque a veces parezca que no se avanza, en realidad, si te esfuerzas a diario siempre hay una mejoría, por pequeña que sea.

Blue: Creer en mí.

La valoración que hacéis de 2018 es…

Chloé: Ha sido un año muy intenso, la verdad; hemos aprendido mucho, hemos crecido mucho como banda y como personas. Ha pasado de todo; cambiamos de batería, sacamos el vinilo, tuvimos una gira que nos ha llevado por muchos sitios de España y por Inglaterra, hemos reeditado el disco… No sé, ha sido agotador pero una pasada.

Juan: Es lo de siempre, sé que podía haber sido mucho mucho mejor si hubiéramos hecho lo que sabemos que hay que hacer, pero no estamos en esto para volcarnos en redes, posts promocionados, contactos, mails y demás, estamos en esto para tocar. Y poder tocar es lo mejor que nos pasa como banda. Tenemos muchos problemas para poder tocar debido a los trabajos de cada uno, así que cada vez que podemos estar los 5 sobre el escenario para mí es un pequeño milagro. Habrá conciertos ya cerrados en los que no podremos estar los 5, lo cual es lamentable, pero no podemos hacer otra cosa que jugar a la lotería con las fechas y tirar de sustituto o, a veces, del amigo Toshi(ba). En definitiva, un año en el que hemos crecido, sí, pero para mí muy por debajo del potencial que yo veo en la banda. Las Bones están creciendo mucho más porque tienen más foco, saben lo que hay que hacer y lo hacen. Bravo por ellas, me alegro un montón.

Y para terminar, una doble. ¿Qué os impulsa a seguir en esto, y qué objetivo os marcáis a corto plazo?

Juan: No puedo hablar por el resto. A mí me impulsa el estar convencido de que tenemos más cosas que decir y más valor que aportar. Creo que podemos hacer algo bueno, diferente a lo que hemos ofrecido hasta ahora. Yo estoy aquí para hacer la mejor música que pueda salir de nuestras cabezas, sacarles todo el jugo, estar a la altura de nuestras referencias, hacer algo que siga teniendo valor con el paso de los años. A corto plazo, sacar tiempo para componer entre tanto concierto de la gira. Va a ser difícil, pero necesito que nos pongamos otra vez, (risas), no sé cuánto voy a poder esperar a tener una nueva canción más o menos cerrada y que camine sola. Eso sí, como banda, tocar y darnos el homenaje con el ‘Hautefaye’ a cuestas, que para eso se hizo, para enseñarlo en directo.

Blue: Que no sirvo para otra cosa, que desde pequeña mi vida ha girado en torno a éste proyecto y que estamos recibiendo muchísimo apoyo y vamos consiguiendo todos los objetivos que nos vamos marcando, pensamos que eso querrá decir que algo estaremos haciendo bien.

Nerea: Nuestro objetivo a corto plazo ahora mismo es intentar componer cosas nuevas. Hemos decidido parar un tiempo para meternos en el local a ver si conseguimos hacer nuevos temas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.