inflamescolony_resize21/5/99

El cambio, la inquietud por evolucionar o el simple hecho de que no te llene hacer lo mismo de siempre son algo habitual entre muchísimos grupos. Igual que se critica a estos, se hace lo mismo con los que disco tras discos, año tras año, repiten la fórmula y sonido una y otra vez. Ya se sabe que nunca se puede agradar a todo el mundo. De todas maneras, parece mentira que quince años después, IN FLAMES vaya a sacar un disco tan (pero tan) distinto a ‘Colony’.

El sonido primitivo de sus primeros trabajos fue la base sobre la que componer ‘The Jester Race’ y ‘Whoracle’, dos de las piezas claves del death metal melódico. AT THE GATES y CARCASS habían sido la piedra angular años antes, y entonces llegaron tanto nuestros protagonistas como DARK TRANQUILLITY, además de buena parte de grupos nórdicos (de ahí el sonido Goteborg) que moviéndose en terrenos similares, combinaban elementos de otros géneros. Ese mismo año 99, los de Mikael Stanne dieron pistas de los terrenos más experimentales sobre los que se moverían algunos de ellos con ‘Projector’, veríamos el debut de ARCH ENEMY (con Johan Liiva), ‘Black Earth’, o el ascenso vertiginoso de CHILDREN OF BODOM con ‘Hatebreeder’. Pero IN FLAMES mandaban.

‘Embody the Invisible’ debería entrar en los cánones de cómo empezar un disco. Las guitarras de Jesper Strömblad y Björn Gelotte ejecutando riffs y con punteos de esos que tan de moda se ha puesto corear en directo. Su rapidez, al igual que en ‘Scorn’ era muy pegadiza; algo menos en ‘Coerced Coexistance’, donde también nos mostraban un lado más denso… porque aquí empezaba a primar otra cosa frente a la velocidad. ‘Ordinary Story’ es uno de los temas más famosos de aquella época, y en él se aprecia ese espacio más ambiental sobre el que cargar unos tempos más pesados y machacones. Aunque la perfección era la propia ‘Colony’ o ‘Inspid 2000’, con Friden ya jugueteando con su registro limpio. Aprovecharon para revisar ‘Behind Space’ de ‘Lunar Strain’, menos salvaje pero con una producción más acorde a lo que merecía. Lo que no se entendió fue que se cepillaran la outro acústica.

Volviendo al primer párrafo, lo repito: cuesta creer que sean el mismo grupo que podemos escuchar en ‘Rusted Nail’. Y ya ni hablar de ‘Through Oblivion’. Se puede cambiar, adentrarse en otros estilos y hacerlo con clase. Aquí parecían desganados, sin inspiración… pero escuchando ‘Siren Charms’ en su totalidad no era tan malo como pintaba. Podéis leer su reseña en este enlace. También habrá que ver como lidian con canciones así en los directos que podremos ver el próximo otoño (más información aquí).

 

Quince años de 'Colony' de In Flames
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
9.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.