whiteponyDentro del estilo que practicaban, y siempre a su manera, DEFTONES ya habían dado señas de su gusto por la melodía, la experimentación y por pasajes más ambientales. Ahí estaban ‘Be Quiet and Drive’, ‘MX’ o ‘Dai The Flu’ de ‘Around the Fur’ o ‘Firereal’ de su debut. Pero esas pequeñas muestras las llevaron a otro nivel en ‘White Pony’. Y no era tarea fácil, más con la cantidad de bandas que fueron surgiendo a finales de los 90 que ganaban más y más terreno… haciendo en algunos casos complicados distinguir unos de otros.

DEFTONES tenían a su favor que supieron desmarcarse del resto a tiempo, y una voz inconfundible. Sin desmerecer a sus compañeros, que buena labor hacían y siguen haciendo, es media frase suya la que nos dice que una canción es del grupo. ‘Feiticeira’ arrancaba fuerte y suave a la vez (anda que no mola el vídeo en directo del Bizarre con ese “Enter the White Pony, please”; en este otro enlace, el concierto completo), un contraste de voz con la contundencia de sus compañeros en la parte instrumental. Esa fragilidad musical se extendía en ‘Digital Bath’ y ‘Change (In The House of Flies)’, dos de los singles con mayor peso tanto en este álbum como en toda su discografía; y con Chino a la guitarra (al igual que en ‘Rx Queen’) la dosis melódica era todavía mayor, aumentando todavía más en una ambiental ‘Teenager’, predecesora de lo que podríamos escuchar más adelante en TEAM SLEEP.

Pero caña, lo que se dice caña, había también para parar un tren. Quizá la que más tenía era ‘Elite’, con Moreno desatado en sus gritos, seguida muy de cerca por ‘Korea’. Brutalidad y melodía se daban la mano en ‘Street Carp’, mientras que con ‘Knife Prty’ facturaban el tema más pegadizo y con mejor estribillo de todo el trabajo. Menciones destacadas merecen dos cortes situados al final. Por un lado, ‘Pink Maggit’, haciendo gala de nuevo de su lado atmosférico; cogerían parte de ella para transformarla en otro single (de éxito),  ‘Back To School’, que vio la luz tanto como sencillo como en una reedición (muy prematura) de ‘White Pony’. Por otro, esa maravilla en colaboración con Maynard James Keenan de TOOL titulada ‘Passenger’. Oscura, cruda, rabiosa, melancólica… lo tiene todo. Lo único que tiene en contra es que nadie que la ha interpretado en directo ha llegado a las cotas originales. Ni Hayley Williams de PARAMORE, ni Greg Puciato de THE DILLINGER ESCAPE PLAN, ni Spencer Sotelo de PERIPHERY… ni el más reciente, Tim McIlrath de RISE AGAINST en pleno 2015 se han acercado a lo que transmitía el también vocalista de A PERFECT CIRCLE.

Antes hacía referencia al concierto del Bizarre, pero hay más ejemplos de su buen hacer de aquella época. Hultsfred, HFStival, en The Arcadia… y sobre todo, la del Rock In Rio unos meses después, a principios de 2001 y compartiendo cartel con pesos pesados del rock. Con ‘Deftones’ no llegarían al nivel de ‘White Pony’, aunque sí profundizarían en su estructura, especialmente en la parte melódica. Ese lado lo llevaron más allá en un experimental “Saturday Night Wrist’ hasta que la tragedia se cruzó en su camino. El 4 de noviembre del 2008, en plena grabación de un nuevo trabajo titulado ‘Eros’, Chi Cheng sufría un accidente de coche que lo dejaría cuatro años en coma durante cuatro años y medio, muriendo finalmente por un fallo en el corazón. Sus compañeros echarían marcha atrás sobre ese disco, creando uno nuevo, ‘Diamond Eyes’, reclutando al bajista de QUICKSAND Sergio Vega. En septiembre de este 2015 verá la luz la continuación de ‘Koi No Yokan’.

Quince años de 'White Pony' de Deftones
8.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (8 Votos)
8.8

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.